La Nación
Incertidumbre en la Usco por suspensión de programas académicos 1 16 agosto, 2022
TEMA DEL DÍA

Incertidumbre en la Usco por suspensión de programas académicos

Nueve programas de pregrado no se impartirán en la Universidad Surcolombiana durante el segundo periodo académico de 2021, porque no hubo suficientes inscritos. Mientras representantes estudiantiles manifestaron su preocupación por los impactos de esta determinación, directivos de la casa de estudios aclararon que estas carreras siguen siendo parte de su oferta institucional.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

Gran incertidumbre ha causado en órganos y representantes estudiantiles de la Universidad Surcolombiana la reciente decisión del alma máter, de no ofertar nueve programas de pregrado durante el segundo periodo académico de 2021. Los líderes universitarios manifestaron su preocupación por los impactos de dicha determinación, mientras directivos de la casa de estudios aclararon que estas carreras siguen siendo parte de su oferta institucional.

Mediante un comunicado la Usco dio a conocer que esta decisión se tomó ante la baja demanda de aspirantes.  “Por no cumplir con los porcentajes mínimos requeridos en el número de estudiantes inscritos para el segundo semestre académico de 2021, nueve programas de pregrado de la Universidad Surcolombiana -siete en Neiva y dos en las sedes- no serán ofrecidos durante este mismo periodo”, anunció la Usco.

Ante las preocupaciones manifestadas por órganos estudiantiles, el vicerrector académico del alma máter, Benjamín Alarcón Yustres, aclaró que los programas no han sido cerrados ni eliminados de la oferta académica de esta casa de estudios como se ha difundido de manera errónea.

“La Universidad no ha cerrado ningún programa. En la oferta académica para la nueva cohorte, segundo periodo académico de 2021, se ofertaron todos los programas que tradicionalmente se han ofrecido, porque tienen registro calificado vigente; y se ofrecieron porque así lo aprobaron los decanos y los consejos de facultades. Eso debe quedar absolutamente claro”, enfatizó el directivo.

Pese a ello, explicó que, en varios de estos el número de inscritos estuvo por debajo del 70% de los cupos ofertados en Neiva y en algunas sedes por debajo del 50%.

Solo en Neiva hubo siete programas que no alcanzaron el 70% mínimo de inscritos, “por eso, decidimos no ofrecerlos; y en Garzón y Pitalito, en concreto, hubo, respectivamente, uno y uno que no cumplió el requisito de mínimo un 50% del total de cupos ofrecidos”, detalló Alarcón Yustres.

En este sentido enfatizó que esos programas, “definitivamente no se abren. Los otros que sí tuvieron como mínimo un 70% de inscritos en Neiva y 50% en las sedes, sí se van a ofrecer y se están ofertando”.

No obstante, advirtió que se espera que los estudiantes admitidos en los programas académicos que sí se van a ofrecer se matriculen; pero “en el evento en que no formalicen sus matrículas financiera y académica, ese 70% en Neiva y ese 50% en las sedes, esos otros programas, fuera de los 9 iniciales, tampoco se ofrecerían por razones financieras”.

Rechazo a la decisión

Ante esta decisión órganos estudiantiles y jóvenes universitarios afectados plantearon su descontento, al señalar que se van a dejar de percibir recursos de parte del Gobierno Nacional debido a la disminución de matriculados. Indicaron además que la Usco les está cerrando las puertas a 132 jóvenes de la región inscritos para diferentes programas académicos.

“En una situación de crisis económica, profundizada por la pandemia, la única universidad pública del departamento no le puede cerrar las puertas a sus jóvenes sin una justificación que realmente amerite la decisión. En 2020 varios estudiantes se jugaron la vida en una huelga de hambre por la matrícula cero, y este año la juventud exigía educación en el marco del paro nacional; frente a esto es indigno que la Universidad Surcolombiana le dé la espalda a la sociedad”, expresaron varios jóvenes afectados con esta decisión, mediante un comunicado.

Sergio Andrés Tamayo, es uno de ellos; el joven aspirante al programa de Ciencias Políticas de la Usco lamentó esta decisión. “La noticia fue una sorpresa porque yo tenía la ilusión de poder ingresar pronto a esta institución de educación superior, es como si estuvieran negando la educación, me siento bastante triste. Yo soy una persona de escasos recursos y la universidad pública es mi única puerta para ser un profesional”, dijo.

“Yo pagué el PIN para poder aspirar, estaba bastante costoso pese a que esta es una universidad pública… soy una persona desplazada por la violencia y pregunté si por mi condición éste tenía algún descuento… finalmente hice el pago”, contó el joven sobre el proceso que desarrolló para aspirar a un programa que finalmente no se aperturó.

Entre tanto, Humberto Perdomo, representante de los Estudiantes ante el Consejo Superior de la Universidad Surcolombiana, explicó las afectaciones que genera en más de 100 estudiantes inscritos esta determinación. “Es una preocupación muy grande para los estudiantes de Ciencias Políticas, Ingeniería Agrícola, Licenciatura en Ciencias Naturales, Matemáticas Aplicadas, entre otros”, expresó.

El líder estudiantil dijo que esta determinación va en detrimento de la universidad pública, “una de las razones que se plantea es que se tomó esta decisión porque no hay presupuesto para poder asumir el costo de un bajo número de estudiantes que ingresarían a estos programas. Lo preocupante es que se pone en riesgo a un poco más de 130 estudiantes que entrarían a esas carreras” afirmó.

Por su parte, Olga Patricia Sánchez Rubio, directora de la Red de Instituciones de Educación Superior del Huila, dio a conocer cuál es el panorama actual de las diferentes universidades del departamento.

“Por la pandemia el panorama continuaba siendo una incertidumbre en el primer semestre del año. Sin embargo, los estudiantes tuvieron la oportunidad de continuar sus estudios de manera remota. Para el segundo semestre, las universidades abrieron todos sus programas en la modalidad combinada y/o en alternancia con apoyo de plataformas tecnológicas y los jóvenes están llegando a sus clases”, afirmó.

La directiva enfatizó que “las instituciones están apoyadas de las plataformas tecnológicas para responder a las modalidades que los estudiantes escojan, así como teniendo en cuenta los elementos de bioseguridad para ofrecerles las garantías de que puedan desarrollar sus estudios de manera presencial. Los estudiantes están regresando paulatinamente a la presencialidad en algunas instituciones y en otras lo hacen ya al 100%”, concluyó.

Impactos de la pandemia

Pese a que la ley de Reforma Tributaria proyecta beneficiar a 695 mil estudiantes del país con el programa Matrícula Cero, y además se prometen medidas de alivio para quienes adquieran créditos con el Icetex, la pandemia ha impactado drásticamente las inscripciones de estudiantes a las instituciones de educación superior.

Es de recordar que la cantidad de estudiantes que dejaron de matricularse en las universidades del país habría aumentado drásticamente en el 2020 por causa de la pandemia. Así lo dio a conocer este año la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) en un reciente estudio en el cual analiza el impacto de la emergencia sanitaria en la educación superior.

Según las cifras de la organización, la caída de matrículas durante el segundo semestre de 2020 en las universidades que la conforman fue del 11,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.

Este dato se desprende de una encuesta aplicada a 87 instituciones de educación superior pertenecientes a la asociación, las cuales acogen a 1,3 millones de estudiantes, es decir, el 56 por ciento de la población universitaria.

Si bien estas cifras no son las oficiales (pues siempre las emite el Ministerio de Educación en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (Snies)), sí muestran un panorama alarmante en cuanto a la reducción de estudiantes que acceden a la universidad tras la llegada de la pandemia COVID-19.