La Nación
Jambalaya, un arroz con raíces francocanadienses 1 24 octubre, 2021
Buena vida

Jambalaya, un arroz con raíces francocanadienses

Conocido como “la paella norteamericana”, el jambalaya es un arroz típico de la cocina sureña y humilde, originaria del estado de Luisiana.

 

Jambalaya es uno de los platos más representativos de la cocina criolla de Nueva Orleans en Estados Unidos. Consiste en un plato de arroz, con pollo, chorizos y langostinos muy especiado y con un toque picante muy propio de la cocina cajún (etnia proveniente de islas canadienses que antes pertenecían a Francia). Y es que esta gastronomía se caracteriza por el uso de especias variadas y el picante.

Para ser un plato de arroz, el jambalaya es un poco subido de picante, pero le da una gracia especial a la receta. Además, es un picante no muy excesivo que deja cierto regusto e invita a comer más.

Puede que parezca una receta compleja, sin embargo, este arroz es bastante fácil de preparar. Puede servirse como un almuerzo o cena entre familiares y amigos durante el fin de semana.

 

Receta

*Ingredientes:

500 g de langostinos frescos

1 pechuga de pollo cortadas en cubos

250 g de chorizo

200 g de tocineta cortada en trozos

4 tazas de arroz

4 tazas de caldo de pollo

3 tomates cortados en cubos

1 cebolla cabezona cortada en cubos

1 pimentón cortado en cubos

2 ramas de apio cortadas en cubos

1 cucharadita de pimienta de cayena

Comino

Ajo en polvo

Pimienta negra

Orégano en polvo

Tomillo seco

2 hojas de laurel

Sal

Aceite

 

*Preparación:

En una olla profunda ponemos a calentar una cantidad generosa de aceite. Allí doraremos las pechugas de pollo junto con el chorizo. Cuando ya estén casi en el punto deseado añadiremos la tocineta y continuaremos la cocción. Es importante cuidar que no se nos quemen los ingredientes. Una vez cocidos, incorporaremos la cebolla, el pimentón, las pimientas, el ajo molido y las demás especias, a excepción del laurel. Sofreímos todo esto por unos cinco minutos, removiendo ocasionalmente. Cuando esté listo el sofrito, añadiremos los tomates y las hojas de laurel. Lo sofreímos un poco más e incorporamos el caldo de pollo, cuando rompa hervor añadimos el arroz y dejamos cocinar a fuego bajo durante unos 20 minutos. En este punto, bajamos la llama a mínimo y tapamos. Lo cocinaremos por unos diez minutos, aproximadamente. Finalmente, agregamos los langostinos limpios; tapamos y dejamos cocinar por diez minutos o hasta que el arroz esté blando.

 

-Recomendación: Es importante ser un poco generoso con la pimienta para lograr el toque característico cajún. La idea es que el alimento tenga un picor ligero.

 

Aprendamos

Los cajunes son un grupo de personas que residen principalmente en el sur de Luisiana, una región rica en historia de varias culturas.

Son descendientes de los colonos francocanadienses que comenzaron a establecerse en Nueva Escocia, un área que llamaron l’Acadie, en 1605.

Después de 150 años de agricultura y pesca relativamente pacíficas en el borde de la Bahía de Fundy, fueron expulsados cuando Canadá cayó al dominio británico.

Los acadianos se dispersaron y muchos de ellos se reagruparon cuando fueron invitados en 1764 a establecerse en la entonces colonia española de Louisiana.

Su cocina surgió de la tradición francesa más rústica y provinciana adaptada por los acadianos a los ingredientes de la región. El sazonamiento de los alimentos es una característica fundamental, sus elementos básicos son “la santísima trinidad” que es una mezcla de cebolla, apio y pimentón que nunca falta en ningún guiso, salsa o sopa. En la cocina cajún se elaboran platos partiendo de los ingredientes locales, son comidas de una sola olla en la que todo se incorpora y siempre se añade arroz o algún cereal para estirar la comida.