La Nación
Jornada de protestas marcada por marchas y disturbios 1 24 junio, 2021
ACTUALIDAD

Jornada de protestas marcada por marchas y disturbios

Colombia vivió ayer una nueva jornada de movilización a 43 días del inicio del paro nacional. Las marchas pacíficas y hechos de violencia marcaron este nuevo día de protestas.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

A 43 días del inicio del paro nacional Colombia vivió una nueva jornada de protestas en un contexto de incertidumbre tras la ruptura de los diálogos entre los voceros de la movilización y el Gobierno, y en medio de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Según informaron las autoridades, en el país se registraron 90 manifestaciones, incluidas 58 concentraciones, 24 marchas y 8 movilizaciones. Además, 25 bloqueos en vías del territorio nacional, de los cuales 21 se efectuaron en corredores principales.

En diferentes ciudades del país se convocaron manifestaciones en la jornada denominada “Toma de capitales”.

En Neiva se registró una marcha poco nutrida convocada por la Central Unitaria de Trabajadores la cual transcurrió de manera pacífica. Igualmente, en Pitalito se desarrolló una manifestación que contó con el apoyo especialmente de jóvenes estudiantes.

Ya al caer la tarde, en la capital huilense un grupo de manifestantes bloqueó la carrera Primera en el barrio Santa Inés, por lo cual se generó caos vehicular sobre este sector, donde posteriormente intervino el Esmad quien con gases lacrimógenos y chorros de agua dispersó a la multitud.

Los jóvenes se replegaron hasta inmediaciones de la Universidad Surcolombiana donde continuaron los disturbios con la presencia de cerca de 30 uniformados; sobre las 9 de la noche la mayoría de manifestantes se resguardaron en el interior del centro de estudios.

Al cierre de esta edición el personero de Neiva, Kleiver Oviedo Farfán, entregó un reporte preliminar de la situación: “Son las 10:55 de la noche, aún persisten las confrontaciones, nosotros hemos insistido en un cordón humanitario para parar estas expresiones y evitar que existan violaciones a los derechos humanos de los habitantes de Santa Inés por el uso de los gases lacrimógenos, sobre todo de las familias que tienen niños y ancianos. Además, estamos preocupados por la integridad de las dos partes. Ojalá las cosas no pasen a mayores y mañana no tengamos que dar reportes de pérdidas de vidas o alteraciones graves a la salud o integridad de cualquier persona”, dijo.

Se conoció preliminarmente el reporte de un joven periodista herido en medio de las confrontaciones, igualmente, el caso de un policía lesionado quien fue trasladado a la Policlínica. Finalmente, anoche la comunidad de ese sector de la ciudad, denunció a través de redes sociales que algunos jóvenes estaban vandalizando las instalaciones del Club del Norte.

En Bogotá

En la capital del país se vivió una jornada de contrastes en la manifestación denominada “Toma de Bogotá”, manifestación que concentró la atención desde muy temprano cuando un grupo de indígenas Misak que protagonizaba una marcha intentó derribar el monumento de Cristóbal Colón. Posteriormente intervino el Esmad y más de 10 manifestantes resultaron heridos.

Paralelamente a diversas manifestaciones pacíficas, Transmilenio informó que varias estaciones de sus estaciones no operaron debido a bloqueos en las vías.  Otro hecho que marcó la jornada de ayer en Bogotá, fue los enfrentamientos que se registraron entre los manifestantes y la fuerza pública a las afueras del Hotel Tequendama, gran punto de concentración de las movilizaciones donde se encontraba la CIDH.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, aseguró que “en el día 43 del Paro Nacional se han movilizado 2900 personas, lamentablemente con varios casos de violencia y respuesta de la Policía para restablecer el orden”.

En otras ciudades

En la ciudad de Cali desde muy temprano las autoridades reportaron la presencia de manifestantes o de barricadas en varios puntos. Durante el día se realizaron varias marchas pacíficas, pero al caer la noche se registraron fuertes enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad.

Mientras en Medellín en la jornada anterior se desarrollaron protestas pacíficas y según el balance de las autoridades, no se presentaron disturbios.

De otro lado, en Pasto fue atacada la sede principal de la Electrificadora de Nariño. Igualmente, manifestantes atacaron la Secretaría de Tránsito y Transporte de Pasto, mientras las unidades de bomberos atendieron la emergencia. Simultáneamente se presentaron enfrentamientos.

En Popayán, también se registraron choques entre manifestantes y miembros de la Fuerza Pública. Dos periodistas denunciaron que fueron agredidos cuando registraban un procedimiento policial.