La Nación
Juan Carlos González Mejía, el “Caballo” de la contratación 1 5 julio, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Juan Carlos González Mejía, el “Caballo” de la contratación

Yilber Leandro Saavedra

 

El protagonismo que no había tenido en dos años y medio el gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva, Juan Carlos González, se lo ha dado en el último mes la Fiscalía General de la Nación con los audios de las interceptaciones telefónicas en las que aparece como enlace, entre el ‘zar de la contratación de Nariño’, Haiden Otoniel Vergara y el alcalde Gorky Muñoz.

González, quien atiende al remoquete de “Caballo”, no solo era quien pedía a Otoniel plata en tiempos de campaña (dineros que no están reportados en el aplicativo Cuentas Claras, generando presunta falsedad en documento público ante Consejo Nacional Electoral), sino que además calmaba las rabietas del inversionista – financiador prometiéndole que “venían varias cosas más adelante”.

Los tres contratos entregados a dedo en plena pandemia costaron más de 8.500 millones de pesos para el suministro de mercados y raciones del programa de alimentación escolar y adultos mayores, beneficiando a tres empresas de papel, relacionadas entre sí y manejadas al dedillo por Haiden Otoniel.

González desde hace rato viene cabalgando en el Gorkysmo, orientado especialmente a temas presupuestales y de gestión interna. Hoy es uno de los hombres de confianza del alcalde para lo que resulte, incluso apareciendo en una exótica y “sincronizada” lista del año 2015, junto a otras 82 personas más, como los “financiadores” de la primera campaña de Muñoz a la alcaldía; la mayoría hoy vinculados al municipio y en la que aparecen nombres como Camila Ortega, Noralba Gómez, Vidal Mariaca, entre otros cercanos al despacho.

 

En una sociedad seria esos audios ya hubieran generado la salida de González del SETP por simple decoro y respeto a los Neivanos, sin esperar hasta que sea llamado a cuentas por la justicia. Sin embargo, el alcalde interpretará que entregar la cabeza del Gerente del paquidérmico Sistema de Transporte, es un manjar que no está dispuesto a servirle a los contradictores, con lo que sigue aplazando la purga que requiere desde hace mucho rato esta administración.

Hoy algunos congresistas atizan desde Bogotá la hoguera para quemar vivo a Gorky, pero es la misma administración la que se ha bañado en combustible con sus malos manejos.  Los desacertados estrategas solo trabajan en cooptar la prensa y presentar al alcalde como el “caudillo o mártir” que enfrenta a la clase política tradicional; nada más característico de la politiquería corrupta que pagarle a los financiadores con la contratación de dineros sagrados destinados para la comida de niños y ancianos.