La Nación
Juicio fiscal por deterioro prematuro de la vía Garzón-Caguancito 4 1 diciembre, 2020
INVESTIGACIÓN

Juicio fiscal por deterioro prematuro de la vía Garzón-Caguancito

La pavimentación entregada en junio de 2017 registra un avanzado deterioro, lo que configuraría un detrimento patrimonial, determinó la Contraloría General de la República al abrir un proceso de responsabilidad fiscal para que reparen los daños.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

 

Tres años después de haber sido entregada la pavimentación, la vía Garzón-Caguancito registra un deterioro prematuro, al parecer por la mala calidad de la mezcla asfáltica.  Pero además, por falta de mantenimiento rutinario, poniendo en riesgo la inversión ejecutada y la estabilidad de la obra.

El avanzado deterioro, según la Contraloría General de la República, constituye una falla en la planeación de la etapa precontractual del proyecto.

La obra, financiada con recursos de regalías petroleras tuvo un costo global de 7.945 millones de pesos, hacía parte de un proyecto de recuperación de las vías secundarias en Gigante y Garzón con una inversión superior a los 12.735 millones de pesos.

Aunque se entregó después de varias suspensiones, la obra registra problemas en varios tramos, lo que, en opinión de la agencia fiscalizadora puede representar un detrimento patrimonial.

 

La contratación

El contrato  de obra No.530 fue celebrado el 10 de junio de 2014 entre la Gobernación del Huila, la  Secretaría de Vías e Infraestructura y el Grupo Empresarial Carvajal y Valderrama.

El objeto: Pavimentación de la vía Garzón – Caguancito con una longitud de 5 kilómetros.

El acta de inicio fue firmada el 19 de diciembre de 2014, y, como siempre ocurre, al día siguiente fue suspendida mediante acta No.1 de fecha 20 de diciembre de 2014.

Valor inicial de $5.355. Sin embargo, como también suele pasar, el presupuesto tuvo otro adicional de 2.590 millones de pesos. Valor total: $7.944.984.126. Con un plazo de ejecución inicial de seis meses contados a partir de la firma de acta de inicio.

Sin embargo tuvo cuatro 4 adiciones en tiempo y en presupuesto. La primera fue por 28 días, la segunda por dos meses, luego se extendió otros dos meses y finamente 38 días para un total de 12 meses y 6 días. Con acta de liquidación fue firmada el 30 de marzo de 2017. Pero no duró mucho.

Los hallazgos

El proyecto fue formulado en el año 2013, su ejecución inició en el año 2014, actualmente se encuentra liquidado.

“La obra está totalmente ejecutada y en funcionamiento, no obstante, se han encontrado falencias a lo largo de su construcción mostrando afectaciones técnicas especialmente en la capa de rodadura, como fisuras, ondulamiento y desgaste acelerado”, reportó una comisión de la Contraloría General de la República al realizar una auditoría de las inversiones ejecutadas con regalías petroleras.

“Durante el recorrido de la obra se pudo observar a lo largo de la primera mitad del tramo intervenido un desgaste acelerado del pavimento en una distancia de 600 metros por el ancho de la calzada de 6 metros”, reseñó el informe técnico.

“Además, se encontraron otros detalles a lo largo de la vía: situación que se observa progresiva, generada por la calidad de la mezcla asfáltica o por la misma conformación de la estructura del pavimento (base y sub-base)”, precisa el documento.

En conclusión: La carpeta asfáltica registra afectaciones en un área total de 3.835,90 m2, correspondiendo a un volumen de 383.59 metros cúbicos.

Juicio fiscal por deterioro prematuro de la vía Garzón-Caguancito 10 1 diciembre, 2020

En alto riesgo

En la vereda Bajo Potrerillos, se reportó un deslizamiento afectando el muro de contención existente, ocasionando un desprendimiento de parte de la banca.

“Esta situación coloca en riesgo la vía y el mismo muro existente. Por lo tanto se hace necesario la intervención teniendo una altura libre de 4,50 metros y un largo de 7 metros de la zona afectada”.

Según la Contraloría General de la República, el proyecto ejecutado no ha cumplido a cabalidad  con los fines y objetivos, para el cual fue elaborado.

“Nos encontramos ante una vía que ha mostrado un deterioro prematuro y avanzado, encontrándose afectaciones técnicas especialmente en la capa de rodadura, como fisuras, ondulamiento, desgaste acelerado, situación que se observa progresivamente, generada por la calidad de la mezcla asfáltica, por la misma conformación de la estructura del pavimento (base y sub-base), sumado a la falta de mantenimiento, lo que ocasiona un amplio deterioro de la vía”.

“Por ende, afecta el tránsito de esta, perjudicando a toda la población que se beneficia de la  vía e impacta negativamente la sostenibilidad de la obra”.

En principio, la Contraloría configuró un hallazgo administrativo con incidencia fiscal por valor de $255.191.878.

¿Mala calidad?

Después de la ejecución del contrato, terminación de la obra, recibo final de la misma y la liquidación del contrato, al realizar la revisión de la vía construida encontramos que la existencia del daño patrimonial se encuentra en la presencia de fallas a lo largo de la construcción de la vía.

La Secretaría de Vías e Infraestructura, encargada de la supervisión,  reveló que ante los daños requirió al contratista y a la aseguradora la reparación y arreglo de los daños de la carpeta asfáltica, teniendo en cuenta que aún se encuentra vigente la garantía de estabilidad. Sin embargo, no lo han hecho.

Según el manual de inspección visual de pavimentos flexibles del Instituto Nacional de Vías (Invías),  estas patologías  se presentan en este tipo de estructuras,  probablemente por la pérdida de agregados, descascaramientos y aumento de la permeabilidad de la estructura.

Estas patologías se producen principalmente por aplicación irregular del ligante en tratamientos superficiales, problemas de adherencia entre agregado y asfalto, lluvia durante la aplicación o el fraguado del ligaste asfaltico, deficiencia de compactación de la carpeta asfáltica, contaminación de la capa de rodadura con aceite, gasolina y otros.

Además, según el organismo de control, la “carencia absoluta de mantenimiento periódico y rutinario de la vía, relacionada con limpieza de alcantarillas, cunetas y rocería, hace que las obras de drenaje construidas como cunetas, filtros laterales y alcantarillas no estén funcionando y por ende colocando en riesgo la estructura construida como muros en concreto y en gaviones, y de hecho la misma estabilidad de la vía”.

 

Falta de gestión

Se encontró una vía con falta de mantenimiento en cuanto a limpieza de alcantarillas, cunetas y rocería, generando represamiento de las aguas lluvias, como quiera que las cunetas no están en funcionamiento, se constata Ineficiente gestión fiscal, denotando una ausencia de gestión y seguimiento pos-contractual por parte del Departamento del Huila ante la ausencia total de labores de mantenimiento rutinario necesarios para el normal funcionamiento y conservación de la vía, vulnerando.

Las obras ejecutadas en la vía como muros en concreto, gaviones y la misma estabilidad de la banca de vía, se encuentran en riesgo debido a la carencia absoluta de mantenimiento periódico y rutinario de la vía, relacionada con limpieza de alcantarillas, cunetas y rocería, generando represamiento de las aguas lluvias, como quiera que las cunetas no están en funcionamiento.

“Se evidencia la ausencia de la administración Departamental del Huila, para adelantar las acciones que garanticen la sostenibilidad del proyecto y su mantenimiento para el goce y disfrute de la comunidad beneficiada” explicó el perito encargado de la revisión de la obra.

La otra cara

“La administración departamental realizaba el mantenimiento rutinario de las vías a su cargo en promedio cuatro meses cada año”, explicaron técnicos de la Secretaría de  Vías.  Sin embargo, durante algún periodo hubo inconvenientes presupuestales motivo por el cual no se realizó la respectiva contratación.

“En el periodo comprendido entre abril y mayo de 2019 se realizó mantenimiento rutinario a estos tramos viales, según Contrato 715 de 2019”.

“En visita realizada por la supervisión en febrero del año 2018, se pudo constatar estabilidad en la totalidad de la obra excepto en algunos taludes de la zona que siempre han tenido inestabilidad”, alegó la entidad.

Adicionalmente informó que  se comisionó a la geóloga Andrea Danitza Ramos para la evaluación de las zonas afectada, teniendo en cuenta el tipo de falla de la carpeta asfáltica y algunos deslizamientos en las zonas de talud superior e inferior, además de inclinación en algunos cercos y vegetación de la zona, sin que hasta el momento se conozcan los resultados.

De otra parte, advirtieron que el tránsito de maquinaria pesada por la rehabilitación de otros tramos también afectó la estructura de pavimento.

No obstante, la Contraloría no validó esta justificación para no haber realizado, durante la anterior administración las actividades de mantenimiento.

“Estas situaciones son ocasionadas por la ineficiencia de la administración Departamental del Huila, para adelantar las acciones que garanticen la sostenibilidad del proyecto y su mantenimiento para el goce y disfrute de la comunidad beneficiada”, precisó el organismo de control.

 

A responder

“Esta situación genera una lesión al patrimonio público representada en el detrimento de los recursos públicos de regalías invertidos por el Departamento del Huila, ya que no se está cumpliendo con las fines esenciales del Estado, por lo tanto se configura una observación administrativa con presunta incidencia disciplinaria y connotación fiscal por valor de  1.223 millones de pesos” concluyó la Contraloría.

Este valor corresponde a la valoración por mantenimiento de la vía, según los precios unitarios y unidades de medida establecidas en el contrato.

Con estos soportes, la gerencia departamental de la Contraloría, abrió el proceso de responsabilidad fiscal (Auto No. 313 de 2020).

En principio llamó a responder al contratista

Grupo empresarial Carvajal y Valderrama;  al consorcio GVR,  encargado de la interventoría y a las  compañías aseguradoras Liberty Seguros y Aseguradora La Confianza.

Juicio fiscal por deterioro prematuro de la vía Garzón-Caguancito 11 1 diciembre, 2020

Juicio fiscal por deterioro prematuro de la vía Garzón-Caguancito 12 1 diciembre, 2020

es_COEspañol de Colombia