La Nación
“La apuesta política para 2022 no es contra personas” 1 12 abril, 2021
POLÍTICA ACTUALIDAD

“La apuesta política para 2022 no es contra personas”

El precandidato presidencial, Juan Manuel Galán, habla con LA NACIÓN sobre sus aspiraciones políticas de cara al 2022. Deja claro que la apuesta política no debe estar dirigida contra el proyecto que encarne la extrema derecha o la extrema izquierda.

 

El país se apresta a vivir meses intensos por cuenta de las elecciones de 2022. Los diversos grupos políticos ya empiezan a ‘cocinar’ acuerdos para escoger los candidatos que buscarán llegar a la Casa de Nariño.

El excongresista Juan Manuel Galán habla con LA NACIÓN sobre sus aspiraciones presidenciales.

 

De cara a las elecciones del 2022, ¿Cree que los colombianos están esperando algún cambio?

Yo creo que el cambio principal que los colombianos están aspirando, es la manera de hacer política. Creo que quieren una nueva política, una política que rompa definitivamente con el clientelismo y las prácticas clientelistas, la política entendida como intercambio de favores y no como garantía de derechos. Creo además que los colombianos quieren superar este nuevo ciclo de violencia que hemos sufrido  por la falta de implementación de los acuerdos de paz a fondo. Necesitamos, además, proteger la vida de líderes sociales de territorios y las comunidades porque tenemos que acabar la guerra contra las drogas, que es un gran lastre que carga desde hace 50 años. Si nosotros queremos una Colombia que pueda reorientarse y orientar su presupuesto de sus Fuerzas Militares y Policía a mejorar las condiciones de vida de esos territorios donde el Estado nunca ha existido, tenemos que proponernos convencer al mundo de acabar las drogas y de esa manera acabemos con la principal fuente de corrupción y violencia que tiene momentos nuestro país.

¿Que es el centro político?

Creo que el centro debe ser una postura ética, una apuesta ética, ética del cuidado, el cuidado de la dignidad humana y el cuidado del medio ambiente.  Eso es en primer lugar el centro. Pero, además, el centro debe demostrar que la manera de hacer política es posible en Colombia,  alejada del populismo, alejada de infundir miedo a la población, de infundir odio a la población, un centro capaz convocar a la nación, de presentar una propuesta de sentido de nación a los colombianos,  incluyente, donde la región no se sienta desconocida. Creo que el centro debe proyectar la descentralización en el país, construir Estado en aquellos territorios donde no hay soberanía, donde no hay servicios públicos básicos, de educación, de salud, de saneamiento básico,  carreteras terciarias.

¿Cómo articular todas las vertientes políticas en una alianza?

Antes de nosotros en Colombia pensar en alianzas mecánicas entre personas por importantes que ellas sean, debemos pensar en una alianza por una propuesta, por nuevas políticas que le den un nuevo rumbo al país, políticas que no dependen solamente de un gobierno, sino que dependan de todos los colombianos. Yo creo que la manera de encontrar un sentido de nación en nuestro país es que todos nos sintamos responsables como ciudadanos, sintamos que debemos aportar conformación del país, que debemos trabajar en equipo, solidarios, unidos, con un Estado que dé garantías, que dé oportunidades para todos, un gobierno que tenga una ética en el manejo de los recursos públicos. Hay que dejar esa práctica donde los mandatarios le hacen creer a la población que los dineros de las obras públicas vienen de su bolsillo, cuando es dinero que viene de los impuestos.

¿Haría usted coalición con Sergio Fajardo?

Creo que la apuesta del centro liberal tiene que ser una apuesta, no contra personas, ni contra la persona que encarna el proyecto de extrema derecha, ni contra la persona que puede encarnar el proyecto de extrema izquierda. Creo que esta alianza, esta coalición de diversas fuerzas, tiene que estar en sintonía con la gente, con la ciudadanía,  escuchar a los territorios,  a la ciudadanía y construir la propuesta. Pero, además, el objetivo fundamental es proponer nuevas políticas, proponer nuevos rumbos para el país, y también un plan a corto plazo para la recuperación de lo que perdimos en esta pandemia. Yo creo que la apuesta no es contra personas, la apuesta es por nuevas políticas.

¿El oficialismo liberal lo ha buscado?

No hemos tenido ningún acercamiento. Mi distanciamiento no fue por motivos personales. Fue por motivos políticos porque yo no estuve de acuerdo con que el partido liberal respaldara al candidato uribista de ese momento que era el actual presidente Iván Duque. Nosotros habíamos defendido en el liberalismo el proceso de paz, nos correspondió hacer el debate de los falsos positivos, el debate de Agro Ingreso Seguro, nos correspondieron batallas muy duras por defender la institucionalidad, la democracia, el control político y las garantías para el ejercicio de la oposición; todo eso fue lo que me llevó a mí a tomar la decisión de retirarme del partido Liberal. Pero, reconozco que en el partido hay personas valiosas y hay personas que no se sienten cómodas con la dirección que el partido Liberal ha tomado. En el nuevo liberalismo tendrían, por supuesto, una casa para defender esas ideas con integridad, con sinceridad, con honestidad porque Colombia necesita un proyecto con ese talante.

¿Personas como el exprocurador Fernando Carrillo caben en la coalición?

Creo que es una persona valiosa, es una persona que tuvo un papel muy importante en la Constitución de 1991, una persona que estuvo al lado de mi padre,  Luis Carlos Galán, y una persona formada en esos valores democráticos, en esos principios liberales, y creo que es una persona que sería muy valiosa y aportaría mucho para este proceso que estamos construyendo. Esperamos que sea la sumatoria de mucha gente buena,  mucha gente valiosa, capaz de aportar las ideas para la construcción de ese programa que necesita Colombia en este momento.