La Nación
La Arcadia, Algeciras 1 1 diciembre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

La Arcadia, Algeciras

Ventana médica

 

Jorge Luis Salcedo Restrepo

Algeciras, es uno de los municipios más lindos que tiene el Huila. Es rico en paisajes, productor de agua, café, frutas y verduras. Aún tiene muchas zonas boscosas las cuales se han ido destruyendo para sembrar más.

Hace 23 años yo iba a su galería invitado por una de mis secretarias, que tenía la familia allá, sus padres el señor Cleves y su esposa eran personas muy amables y no me dejaban ir a hacer el mercado sin antes comerme un desayuno “trancado”.

Yo siempre iba con mi empleada, Diocelina. Allá nos entendíamos por señas, pues me parecía que si las señoras del mercado sabían que yo era médico me iban a cobrar más duro; esto lo disfruté hasta cuando mi empleada se casó y se fue de mi casa. Hoy en día esa tarea se la delegué a mi segunda esposa, quien con su amor pacientemente me aguanta.

El sábado nos fuimos para la finca de mi hijastro, que queda en la inspección de La Arcadia; ¡qué tristeza que me dio! ver el abandono en que el Departamento tiene a Algeciras, pues esa no debería ser la vía para un municipio que es despensa agrícola. La vía a la Arcadia es toda destapada, pero normal, aún cuando hay partes peores que otras, no aptas para carros que no sean 4×4. Pasando la Arcadia nos dirigimos a la finca que queda a 10 minutos por unas vías que suben y bajan un poco peligrosas; como también tuvimos que pasar el puente, recientemente inaugurado, fabricado por la comunidad con recursos propios; pues ni la alcaldía, ni la gobernación, ni ningún ente territorial les puso cuidado.

Luego de quedar incomunicados, hace más de dos años, después de una creciente del Rio Blanco una gran zona quedo sin acceso directo, por ello, hoy en día, los campesinos que hicieron su puente en madera, cemento y piedra, piden no sólo el auxilio económico sino también la ayuda en asesoría para reforzar su trabajo, y que no se vaya a destruir con una nueva creciente.

La Iglesia Alianza Cristiana fue quien convocó a la comunidad para que donaran trabajo y los materiales del cual está hecho el puente. Esto demuestra que las comunidades no tienen que salir a hacer marchas y paros a la Plaza de Bolívar en Bogotá. La gente tiene manos y la naturaleza le da el resto. Cosa que no hacen los indígenas, profesores y otros que no hacen sino pedir.

La Arcadia está conformada de gente buena, honesta y capaz de unirse para sacar un proyecto adelante para el beneficio de toda la comunidad.

¡Ayudémosle! Y muchas felicidades por tan buena labor.

Aruz2050@yahoo.com.co

 

es_COEspañol de Colombia