La Nación
HUILA

A la cárcel esposa del dueño de Surtifruver

A la cárcel esposa del dueño de Surtifruver 1 15 agosto, 2020

LA NACIÓN

corresponsales@lanacion.com.co

A la cárcel El Buen Pastor fue enviada la exesposa de Jhonny Alonso Orjuela, fundador de la cadena Surtifruver de la Sabana. Una investigación de la Fiscalía la vincula con el asesinato de su exesposo, ocurrido el pasado 20 de octubre de 2016.

El comerciante fue asesinado de tres impactos de bala en el norte de Bogotá cuando llegaba a cumplir una cita, pero al parecer todo era una trampa que le había tendido su esposa en complicidad con su socio Mauricio Parra Rodríguez.

La decisión de enviarla a la cárcel la tomó el juez del caso luego de acoger la solicitud que hizo la Fiscalía, de que Bertha Cecilia Rueda Bossa representaba un peligro para la sociedad y para el mismo proceso.

El abogado defensor de Bertha Cecilia Rueda apeló la decisión y, durante la audiencia hizo la solicitud de la detención domiciliaria, el apoderado presentó certificados médicos que daban cuenta de que la mujer padece un problema cardíaco, sin embargo, el juez no atendió tal solicitud, e hizo una recapitulación de los argumentos de la Fiscalía, en los que señala a Rueda como una de las autoras intelectuales del asesinato.

Por el asesinato de Orjuela está capturado también Mauricio Parra Rodríguez, apodado  ‘El Quesero’, quien habría sido el encargado de conseguir a las personas que dispararon contra Jhonny Alonso Orjuela, en cumplimiento de lo que habían pactado con la esposa del comerciante.

La vinculación de Rueda Bossa con el homicidio de su esposo se dio porque ‘El Quesero’ luego de ser capturado y enviado a la cárcel, en una declaración juramentada afirmó que “la orden de asesinar a Jhonny Alonso la dio su propia esposa, Bertha Cecilia Rueda Bossa”, afirmó el fiscal del caso en la audiencia de imputación de cargos.

En el argumento de la Fiscalía para solicitar la medida de aseguramiento en contra de Rueda Bossa, fue tenido en cuenta como prueba un revolver que era de propiedad de la víctima y que dos meses antes del crimen se desapareció de su casa. El fiscal del caso aseguró que el arma fue la que se empleó para acabar con la vida de Orjuela.