La Nación
La colonización armada del Pato 1 26 septiembre, 2022
COLUMNISTAS

La colonización armada del Pato

Por: Eduardo Gutiérrez Arias

La Fundación Social Utrahuilca publicó recientemente el libro del miembro de la Academia Huilense de Historia Pablo Emilio Escobar Polanía,  con el título “La Colonización Armada del Pato”. Aunque sobre el tema, varios investigadores y estudiosos del fenómeno de la violencia en el sur de país, tienen publicaciones donde se aborda el asunto, el estudio historiográfico de Escobar Polanía profundiza sobre los principales acontecimientos sucedidos en esta región Sur, que abarca el norte del departamento del Huila, el oriente del Cauca, el Sur del Tolima y el sur occidente Cundinamarqués, zona en la que la violencia liberal conservadora de finales de los años 40 y comienzo de los 50 del siglo pasado fue especialmente aguda y en la que después de la amnistía decretada por la dictadura de Rojas Pinilla, guerrilleros comunistas y liberales, desconfiados con el régimen crearon las zonas de autodefensas agrarias de Rio Chiquito, Marquetalia, La Troja, Guayabero y El Pato. Se trató de suspender operaciones militares ofensivas, mantener las armas y alguna estructura militar defensiva para el caso de nuevas agresiones y refugiarse en zonas de colonización bastantes distantes de los centros urbanos. Allí crearon una economía agraria de subsistencia autogestionaria, siguiendo el Programa de Liberación Nacional aprobado en la llamada Conferencia de Boyacá de 1952.  Esas zonas fueron las que dirigentes conservadores y liberales en los comienzos de los años 60, comenzaron a denominar como “Repúblicas Independientes”, justificando de esta manera la agresión militar sobre las misma que se dio en los años 1964 y 1965, dando como resultado que estas autodefensas se transformaran en guerrillas móviles, las que en una conferencia nacional del año 1966 terminaron llamándose Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC.

Es un aporte muy significativo el que hace Pablo Emilio al esclarecimiento de la verdad histórica, de cuanto sucedió, hoy cuando los acuerdos de paz firmados por esta guerrilla con el Estado colombiano, plantean como tareas fundamentales trabajar por la verdad, la justicia, la reparación de la víctimas y la no repetición, como elementos esenciales para alcanzar una paz real y estable en el país. Se trata de un texto de obligatoria lectura para funcionarios, políticos y demócratas en nuestra región y el país que quieran hacer bien su tarea. Un libro ameno de leer, con buenas fuentes documentales y con la suficiente objetividad para llegar a desentrañar los complejos problema políticos y sociales que se vivieron en ese momento. Al recomendar su lectura no dudo que quienes la aborden saldan enriquecidos culturalmente con la misma.