La Nación
La ‘Dagoberto Ramos’ 1 28 noviembre, 2022
EDITORIAL

La ‘Dagoberto Ramos’

Han quedado más que advertidas las autoridades huilenses sobre la amenaza en que se ha convertido la autodenominada ‘Columna móvil Dagoberto Ramos’, integrada por antiguos guerrilleros de las Farc, para los habitantes de los municipios de La Plata y Nátaga, en el occidente del Huila.

La alerta temprana 025 de 2022 emitida por la Defensoría del Pueblo y socializada por esta misma entidad el jueves pasado en el municipio de Paicol es clara: “Hay un interés expansivo de la Columna Móvil Dagoberto Ramos. Para este fin, ha desplegado diferentes acciones violentas orientadas al control de la población civil, sin expresarse de momento alguna intención bélica concreta en contra de la Fuerza Pública. Esta situación ha tenido un correlato en la ocurrencia de diversos hechos victimizantes ocurridos en zona rural, de manera progresiva y sin atraer la atención, manteniendo de esta manera un perfil que se centra en el monopolio de rentas económicas”

Los hechos victimizantes a los que se refiere la Defensoría del Pueblo es que entre 2021 y 2022, se han presentado homicidios, casos de extorsión, amenazas y hasta de reclutamiento forzado, entre otros hechos de violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.

¿Por qué tanto interés de la ‘Dagoberto Ramos’ en acentuarse en La Plata y Nátaga? Todos ya sabemos la respuesta: el narcotráfico. La Defensoría del Pueblo describe que “la amplia red vial presente en ambos municipios con bajos niveles de vigilancia oficial, ha sido aprovechada para la explotación de economías ilegales basadas principalmente en la comercialización y movimiento de cultivos ilícitos, en especial marihuana”.

La presencia de un grupo ilegalmente armado en una región representa asesinatos, extorsiones, desplazamientos forzados, entre otros vejámenes. Por eso, las autoridades del Huila no deben quedarse de ‘brazos cruzados’ mientras la ‘Dagoberto Ramos’ hace de las suyas en el departamento.

El gobernador Luis Enrique Dussán, los Alcaldes, la dirigencia empresarial y la sociedad civil en general deben unirse y exigirle a la Fuerza Pública que reaccione con contundencia frente a semejante amenaza. Frente a estas circunstancias, los gobernantes deben demostrar su liderazgo.