La Nación
EDITORIAL

La deuda con Algeciras

La deuda con Algeciras 1 28 mayo, 2020

Como era de esperarse, los habitantes de Algeciras están sumidos en el miedo por cuenta de la ola de crímenes que sacude a este municipio del oriente del Huila.

Los asesinatos de los líderes sociales, Mireya Hernández y Jhon Freddy Álvarez, ocurridos en menos de una semana, han sembrado la zozobra en los pobladores. Ambos crímenes tienen similitudes, que las autoridades están en la obligación de investigar. Doña Mireya y el señor Álvarez fueron atacados a bala en sus hogares. En ambos episodios, los victimarios se desplazaban en motocicleta.

Todo parece indicar que los asesinos andan como ‘Pedro por su casa’ en Algeciras porque en el asesinato del sábado pasado, irrumpieron a plena luz del día. Y en ambos casos, la reacción de la Policía y el Ejército ha sido nula. Tras los crímenes, los victimarios huyeron con rumbo desconocido.

El gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán, estuvo el domingo pasado en Algeciras y presidió un consejo de seguridad. Entre otras cosas, el mandatario anunció una recompensa de $20 millones para motivar a que la ciudadanía algecireña denuncie. También se anunció la presencia de más uniformados para patrullar las calles del pueblo.

Sin embargo, Algeciras, el pueblo más golpeado por la violencia de la entonces Farc, requiere de una atención integral. Por todos es bien sabido la deuda social histórica con este municipio. Los tan anunciados dineros del posconflicto nunca llegaron y Algeciras sigue sumido en inmensas necesidades sociales.
Los habitantes se quejan, por ejemplo, de que las vías están abandonadas y los puentes dañados por las olas invernales de los últimos años, jamás fueron arreglados.

Hacia allá debe apuntarle la nueva Administración Departamental. Algeciras, la denominada ‘despensa agrícola del Huila’, urge de una atención completa por parte del Estado.

“Los tan anunciados dineros del posconflicto nunca llegaron y Algeciras sigue sumido en inmensas necesidades sociales”

Comenta!