La Nación
La era digital llegó para quedarse 1 10 julio, 2020
Tecnología Tecnología

La era digital llegó para quedarse

Por cuenta del coronavirus, el comercio electrónico ha crecido. El experto en transformación digital y comercio electrónico, Ángel Antonio Cruz, analiza para LA NACIÓN las oportunidades que tienen los huilenses en materia digital.

 

La era digital llegó para quedarse 6 10 julio, 2020

Ángel Antonio Cruz Esquivel

Consultor Senior en Proyectos de transformación digital y Comercio Electrónico

 

La covid-19 nos ha traído muchos problemas, sin embargo, a partir de esta situación nos hemos visto obligados a hacer uso de la virtualidad a través de la tecnología para sortear la ausencia de espacios presenciales impuesta por la cuarentena, superando las limitaciones de las distancias con el uso de la virtualidad.

En ese orden de ideas, estamos frente a una reorganización mundial que le apuesta a cambiar nuestro chip y los paradigmas mentales de nuestra formación, siendo relevante tener en cuenta que reducir la brecha digital de por sí, implica disminuir las diferencias sociales y si no formamos y facilitamos la utilización de los recursos digitales en los más necesitados, los confinamos a vivir en la pobreza. Para esto, los invito a reflexionar y vislumbrar que en el presente y futuro inmediato los trabajos manuales tienden a desaparecer y los nuevos oficios demandarán un alto uso y apropiación de la tecnología.

Por otra parte, la transformación digital y las nuevas tecnologías están fortaleciendo los modelos de comercialización y venta por Internet, siendo importante destacar que el comercio electrónico en Colombia durante la era del coronavirus ha crecido en un 80% y a nivel de Latinoamérica se registra un aumento del 300%, lo cual representa una luz en el túnel de la ansiedad y del descenso económico traído por la pandemia.

Los otros retos

De la misma manera, es muy importante revisar lo que está pasando con el teletrabajo y la educación virtual. Este es el momento para que los sectores productivos y empresariales de nuestra región entiendan que el teletrabajo es un reto y es necesario adaptarlo para sacarle el mayor provecho, pues su uso reduce los costos operacionales y con su adopción estamos contribuyendo al bienestar de las familias y la salud del planeta. Por lo tanto, es necesario analizar todo lo que nos ha pasado a fin de ver en qué porcentaje se puede sostener el modelo de la virtualización para el beneficio de la ciudad, las empresas y los trabajadores.

En cuanto al ámbito académico también se requieren muchos cambios, tanto en los estudiantes como en los profesores, específicamente en el manejo de los contenidos programáticos y la pedagogía que se aplica para ofrecerla. Todos los componentes anteriores son vitales y se deben articular para que la educación virtual no vaya a fracasar. Los profesores tienen que entender que la era del tablero y la tiza ya murió y que hay que cambiar la forma de enseñar y de tratar a los estudiantes. Se deben propiciar ambientes de gamificación, que propendan por la participación de éstos en las discusiones y las clases virtuales analizando el entorno en el que nos desarrollamos, acercando la academia a la productividad y de esta manera, muy seguramente, seremos más competitivos a nivel nacional y podremos reducir los índices de desempleo y aumentar los de crecimiento económico.

Con base en lo anterior y para concluir podemos decir que la tecnología llegó para impactar nuestro ambiente social y económico; estamos en una nueva era empresarial y de entretenimiento, donde el desarrollo social se jalonará a partir de la digitalización y el uso de las nuevas tecnologías lideradas por la era de la Internet.

Todo cambió y ya es hora de replantearnos, reinventarnos y rebuscarnos; el rumbo de la vida es otro.