La Nación
Entrevista

“La JEP es una vergüenza”

“La JEP es una vergüenza” 1 30 marzo, 2020

El congresista huilense, Jaime Felipe Lozada, arrecia sus críticas contra la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP. Dice que el tribunal está “lavando” los crímenes de los exguerrilleros. El político también habla de la visita del presidente Iván Duque.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

El 15 de marzo de 2018, entró a funcionar en el país la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, acordada en el marco del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno Nacional y las Farc para juzgar los delitos de los actores del conflicto armado. Dos años después, esa justicia sigue despertando polémicas.

Uno de los más duros contradictores de la JEP es el congresista huilense, Jaime Felipe Lozada, quien en el pasado estuvo secuestrado por las Farc junto a su hermano y su señora madre. Además, su padre, el exgobernador Jaime Lozada, fue asesinado por orden de ‘El Paisa’.

En este diálogo con LA NACIÓN, el dirigente político conservador hace su propio balance de la JEP y se refiere a las recientes polémicas de esta jurisdicción por sus pronunciamientos y decisiones.

 

Dos años después, ¿Qué balance tiene del funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP?

La Justicia Especial para la Paz es una vergüenza. Es un tribunal creado para lavar los crímenes de la guerrilla de las Farc. Así lo manifestamos desde antes de su creación y con los fallos que hemos venido conociendo de dicho tribunal, nos ratificamos en nuestras aseveraciones y en nuestras posiciones. Es inconcebible que la JEP haya otorgado la amnistía a una terrorista que puso una bomba en la Escuela Superior de Guerra y que dicho tribunal haya considerado que ese atentado estaba enmarcado dentro del Derecho Internacional Humanitario. Recordemos que la JEP le daba plazos para que ‘El Paisa’, ‘Jesús Santrich’ e ‘Iván Márquez’ no se presentaran ante dicho tribunal, burlando de manera flagrante y descarada, el derecho de las víctimas de conocer la verdad. La JEP se reforma o se deroga, o la JEP va, con su actuar, a invertir los roles en el país y tendremos nosotros, las víctimas, que pasar a pedirles perdón a nuestros victimarios. La JEP es una vergüenza que se deslegitima con su actuar.

 

¿Le han sorprendido los términos de la JEP a la hora de referirse a los secuestros cometidos por las Farc?

Son tan descarados que en la JEP no son capaces de catalogar el secuestro como lo que realmente es: un secuestro. Dicho tribunal adopta el lenguaje criminal de las Farc y llaman retenciones a los secuestros. Recordemos que las Farc, desde su creación y desde que incurrieron en ese abominable delito como el secuestro, han llamado el secuestro una retención. Y ahora, la JEP, tribunal creado por Enrique Santiago, un español de izquierda radical, asesor de las Farc, quien además tuvo la potestad de escoger los magistrados que iban a integrar ese tribunal, llama el secuestro como retención. Partamos desde ahí, partamos desde que la JEP adopta el lenguaje de los criminales. Y a partir de adoptar ese lenguaje de los victimarios, están profiriendo sus fallos. Es inconcebible que varios magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz hayan sido abogados de guerrilleros de las Farc. Eso es inconcebible y eso fue lo que en un principio, manifestamos en el Congreso de la República: que ese tribunal –y hoy lo estamos constatando con los fallos y pronunciamientos—iba a lavar la culpa y los crímenes de los guerrilleros de las Farc.

 

Usted escribió por redes sociales: “¿Será que debo ir a buscar ‘El Paisa’ y pedirle perdón por el secuestro de mi mamá, el de mi hermano, el mío y el asesinato de mi papá? Es que estoy leyendo los fallos de la JEP”, ¿Cuál es el alcance de ese comentario?

Debido a los fallos y al actuar de la JEP, las víctimas estamos pasando a ser los victimarios, y los victimarios a ser las víctimas. Se están cambiando los roles en este país y vemos como, desafortunadamente, muchos militares no son incluidos en dicha jurisdicción, pero los criminales, no sólo son incluidos, sino que tienen todas las prerrogativas para seguir burlándose de las víctimas, para no reconocerlas, para no tener la disposición de pedirles perdón. Por eso, nos duele profundamente, como víctimas, que dicho tribunal, no sólo haya sido creado sino que sea un tribunal ideologizado y que lo único que quiera es tener preponderancia por los victimarios. Los últimos pronunciamientos de la JEP son lamentables, vergonzosos y rayan con la criminalidad. Insistiremos desde el Congreso de la República que se modifique dicho tribunal o en su defecto, que se derogue, porque el pueblo colombiano no puede seguir permitiendo que la JEP, que le cuesta al país casi $100 mil millones al año, siga consintiendo a los terroristas por encima de las víctimas.

 

¿Qué opinión le merecen las versiones que están entregando los exguerrilleros de las Farc a la JEP?

Las versiones que he conocido son versiones amañadas, acomodadas y que faltan a la verdad. Son versiones que tienen como único propósito tan sólo asistir a dicho tribunal, más no reconocer a las víctimas, ni mucho menos pedir perdón ni entregar información relevante sobre secuestros, asesinatos, masacres o tomas guerrilleras. Eso es mero formalismo que están cumpliendo los exguerrilleros para poder seguir contando con los beneficios que el Estado, pactados en el Gobierno anterior, les está dando. Yo le debo confesar que he sido llamado a comparecer ante la JEP y no he asistido, en mi condición de víctima, porque no puedo ir a contar los hechos de mi secuestro y los vejámenes de los terroristas ante un tribunal en el que no creo. Considero, como lo he dicho en repetidas ocasiones tanto en público como en privado, que la JEP es un tribunal conformado por personas que simpatizan, en su gran mayoría, con la guerrilla de las Farc y porque es un tribunal creado para no sanar las heridas del conflicto sino para lavar las culpas de dicho grupo criminal y terrorista. Dichas comparecencias de los exguerrilleros no son más que formalismos, que atentan contra la dignidad de las víctimas.

 

¿Qué sigue pensando sobre su secuestro y las condiciones en que fue mantenido?

No sólo sobre mi secuestro sino sobre el secuestro de todos los huilenses y de los colombianos que en algún momento fuimos secuestrados por la guerrilla de las Farc. Ellos podrán decir hoy ante la JEP lo que quieran y podrán tratar de pontificar ante los medios de comunicación, como si la historia se borrara de la noche a la mañana, lo cierto es que el secuestro es el más abominable de todos los crímenes, en donde no sólo sufre el secuestrado sino su familia, en donde la incertidumbre de no saber las condiciones en las que sus seres queridos están en la manigua carcome el tejido familiar. Por eso, las condiciones a las que éramos sometidos todos los secuestrados, algunos encadenados, enjaulados, otros sufriendo vejámenes físicos y sicológicos, es que nosotros reclamamos que hoy después de un acuerdo de paz imperfecto, se haga justicia con aquellos criminales que tuvieron el secuestro como método de guerra inhumano, violando el Derecho Internacional Humanitario. No sólo fueron las condiciones de mi secuestro, el de mi hermano o el de mi mamá, sino el secuestro de los policías y militares y de huilenses y caqueteños que murieron en cautiverio y de los cuales, sus familias, hoy en día, después de muchos años, no tienen noticia alguna. Eso es lo que nosotros reclamamos y por reclamar eso, nos tildan de enemigos de la paz. Lo que nosotros reclamamos es verdad y justicia, y si seguir reclamando verdad y justicia, es ser enemigos de la paz, reconozco que lo soy, pero no voy a callar ante las atrocidades que cometieron estos bandidos.

“La JEP es una vergüenza” 2 30 marzo, 2020
El congresista Jaime Felipe Lozada en la entrevista con el editor general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

Otro hecho controvertido por estos días de la JEP fue declarar “válido” el carro-bomba de 2006 contra la Escuela Superior de Guerra en Bogotá, ¿cómo reaccionó?

Ratifiqué lo que he pensado. Los fallos y las actuaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz invierten los roles en el país: los victimarios son ahora las víctimas. Esa decisión de la JEP es lamentable, la rechazamos de manera categórica y por eso, he insistido en que se deben hacer reformas sustanciales o derogar dicha jurisdicción, que lo único que hace es seguir abriendo las heridas del conflicto y seguir privilegiando a los victimarios.

 

Francamente hablando, ¿Hay ambiente en el país para que la JEP se reforme?

La JEP no tiene ninguna voluntad de reformarse. La JEP lo único que hace, además de proferir estos fallos lamentables, es seguir pidiéndole al Gobierno Nacional presupuesto para seguir creando la burocracia encargada de que estas decisiones lastimen a las víctimas y preponderen a los victimarios. Aquí lo que debemos hacer son reformas sustanciales. Hay que obligarlos a reformarse desde el Congreso de la República, sabiendo y entendiendo que es una batalla política para nada fácil, pero no por eso, no podemos dejar de darla. Fue por eso que apoyamos las modificaciones la JEP y a los acuerdos de paz que presentó el Presidente de la República porque allí considerábamos que la JEP debía tener unos cambios sustanciales para que esto que está ocurriendo no sucediera. Son batallas difíciles, políticamente hablando, pero las vamos a seguir dando en el seno de la democracia como lo es el Congreso de la República.

 

Dejo el tema de la JEP a un lado y aprovecho este diálogo con LA NACIÓN para hacerle una pregunta final relacionada con la visita que se está anunciando del presidente Iván Duque para finales de este mes en el municipio de Pitalito, ¿Qué le deben pedir los laboyanos al jefe de Estado?

Los laboyanos deben hacer un especial énfasis en el tema de seguridad. Nosotros en días pasados llevamos al señor ministro de Defensa y a la cúpula militar a Pitalito en nuestra calidad de presidente de la comisión Segunda de la Cámara de Representantes. Pedirle al señor Presidente mayor pie de fuerza, en un comando especial de inteligencia, en más presencia del Gaula en Pitalito y los municipios del sur del departamento. Otro tema: la reactivación del sector agropecuario; mayor presupuesto para el Fondo de Estabilización de Precios del Café, que ya aprobamos en el Congreso de la República. Hay que insistirle al señor Presidente los recursos para terminar la vía Isnos-Paletará-Popayán; el arreglo de la mala vial del sur del Huila. También solicitarle agilizar el inicio de las obras para superar el difícil tránsito por Pericongo con la construcción del viaducto, así como la reactivación del aeropuerto ‘Contador’. Son muchas las obras que se requieren, pero yo creo que con esas nos daríamos por bien servidos en el sur del Huila.

 

4 Comentarios

jamir 8 marzo, 2020 at 1:11 pm

SI COLOMBIA Y LOS COLOMBIANOS ESCUCHARAMOS A LA SENADORA MARIA FERNANDA CABAL, QUIEN SABE Y AFIRMA DESDE EL MISMO ANTRO, MAL LLAMADO CONGRESO, QUIÉNES SON LOS TERRORISTAS “MAGISTRADOS” QUE COMPONEN LA DESGRACIA MAL LLAMADA “J. E. P.”
PARA QUE SE ENTERE COLOMBIA Y EL MUNDO, COMO LO DICE EL CONGRECISTA LOZADA, QUE ÉSTE OTRO ANTRO, NO DEBE DEROGARSE, NI CAMBIARSE, SINÓ QUE T I E N E QUE ACABARSE. ESTA SEÑORA SENADORA MUY VALIENTEMENTE, DESENMASCARA A ESTA OTRA CLASE DE TERRORISMO QUE NOS IMPUSO EL PRESIDENTE QUE FUÉ ELECTO POR EDEBRECH
(LA VERGUENZA DE J.M. SANTOS)
I N V I T O A TODOS LOS COLOMBIANOS PARA QUE POR INTERMEDIO DE YOUTUBE, VEAN Y ESCUCHEN A DICHA SENADORA DICIENDO, QUIENES SON Y DE DONDE VIENEN ESTOS “HONORABLES MAGISTRADOS”

Respuesta
Alberto Martinez 8 marzo, 2020 at 6:34 pm

Y no faltaran los imbéciles que salgan a defender esa paz de mierda que nos dejó el cafre de Santos…

Respuesta
Fernando Spitia 9 marzo, 2020 at 10:00 am

Un burro hablando de OREJAS GRANDES… sinvergüenza que no asiste a las cesiones y se las viene a dar de congresista “HONORABLE”… cumpla con su trabajo y deje de robar al pueblo,…

Respuesta
Fernando Spitia 9 marzo, 2020 at 10:04 am

Un burro hablando de OREJAS GRANDES… Este es mucho SINVERGÜENZA… siga fallando a las cesiones y presente excusas chimbas….. Pícaro.

Respuesta

Comenta!