La Nación
La justicia se reactiva con tapabocas, con pico y toga 1 10 julio, 2020
INVESTIGACIÓN

La justicia se reactiva con tapabocas, con pico y toga

En medio de una nueva polémica los despachos judiciales reabrirán sus puertas, con restricciones, generalmente sin público, y con severas limitaciones para implementar los expedientes virtuales. Así operarán los despachos judiciales del Huila. La prensa, la sacrificada.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

A partir del próximo miércoles los despachos judiciales del país reiniciarán sus actividades presenciales desde cada despacho, sometidos a las restricciones ordenadas por el Gobierno para contener la pandemia en acelerada propagación.

Los jueces y empleados de la rama judicial regresarán a sus oficinas sin toga pero con tapabocas, en una fase gradual de reapertura de la justicia, cerrada desde el 16 de marzo.

Aunque se mantendrá la virtualidad, desde el primero de julio comenzará la alternancia judicial, con el levantamiento de los términos judiciales.

La medida fue ordenada el sábado pasado por el Consejo Superior de la Judicatura (Acuerdo PCSJA20-11567).

La presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Diana Alexandra Remolina Botía explicó que las actuales condiciones sanitarias exigen la aplicación de las medidas que sean necesarias para proteger la salud de servidores judiciales, abogados, usuarios y ciudadanía en general.

Como regla general, ninguna sede judicial o administrativa de la Rama Judicial tendrá atención presencial al público. Sin embargo, solo se podrá realizar, con cita previa o de acuerdo con un ‘pico y toga’.

Sin público

Las sedes judiciales y administrativas de la Rama Judicial no prestarán atención presencial al público. Sin embargo, habrá excepciones.

La atención a los usuarios se adelantará a través de los  medios y canales técnicos y electrónicos institucionales disponibles para la recepción, atención, comunicación  y  trámite de actuaciones por parte de los despachos judiciales, secretarías, oficinas de apoyo, centros de servicios  y  demás  dependencias.

Los correos electrónicos institucionales de despachos y dependencias judiciales como canal de comunicación virtual ya fueron publicados y será el mecanismo de notificación. También están disponibles los teléfonos físicos de cada despacho.

También se dispone de aplicativos o correos electrónicos para la presentación virtual de tutelas, habeas corpus y demandas.

En caso de requerirse, excepcionalmente, prestar el servicio de forma presencial, los visitantes podrán ingresar con cita o turno asignado, únicamente en los horarios establecidos por los consejos seccionales, solo al lugar  autorizado y por un  período  de  tiempo limitado, solo para las actividades estrictamente necesarias y con autorización expresa de los funcionarios judiciales.

Cierre y apertura

Los consejos seccionales de la judicatura definirán en su respectivo distrito la apertura y cierre de las sedes al público, en atención a las condiciones locales de salubridad, movilidad, de infraestructura, o las disposiciones de las secretarías de salud u otras autoridades territoriales, o cualquier circunstancia justificada y asociada a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Los consejos seccionales de la judicatura, en coordinación con las direcciones seccionales, velarán porque los servidores judiciales y los usuarios de justicia, observen los respectivos protocolos de bioseguridad y las regulaciones que dispongan las autoridades territoriales.

Correspondencia

Las direcciones seccionales de administración judicial recibirán directamente y establecerán reglas especiales y horarios para el recibo y entrega de correspondencia física con destino a los despachos judiciales y dependencias administrativas, atendiendo las condiciones de bioseguridad necesarias para el efecto.

La justicia se reactiva con tapabocas, con pico y toga 6 10 julio, 2020
Las salas espacialmente restringidas, impedirán la aplicación de las normas de bioseguridad.

Pico y toga

En el evento que no sea posible la atención virtual o que el usuario no pueda tener acceso a medios electrónicos se autorizará la atención presencial de manera excepcional a partir del primero de julio de 2020 en los siguientes turnos con pico y toga. El Consejo Seccional de la Judicatura determinó las reglas de juego en los despachos judiciales del Huila. Las medidas para la reapertura gradual de la justicia en el Huila quedaron consignadas en el Acuerdo CSJHUA20-30, suscrito por el presidente del Consejo Seccional de la Judicatura Efraín Rojas Segura.

La atención presencial excepcional en el Palacio de Justicia se hará martes y jueves en los despachos judiciales con número par, Juzgado de Extinción de Dominio, Tribunal Superior de Neiva y Consejo Seccional de la Judicatura.

Estos mismos días aplicará para los Juzgados del Sistema de Responsabilidad Penal de Adolescentes y Juzgados Administrativos con número par y el Juzgado de Pequeñas Causas Laborales.

Esos mismos días habrá atención presencial excepcional en los palacios de justicia de Pitalito y Garzón, en los despachos judiciales con número par y Juzgados Laborales de esas dos localidades.

Los días miércoles y viernes se hará en los despachos judiciales con número impar, Tribunal Administrativo del Huila y Sala Jurisdiccional Disciplinaria Seccional.

También aplicará el pico y toga para los Juzgados del Sistema de Responsabilidad Penal de Adolescentes y Juzgados Administrativos impares y Juzgados Administrativos impares y Juzgados 1 y 2 de Pequeñas Causas y Competencias Múltiples. Igualmente los despachos judiciales con número impar.

En el Palacio de Justicia de La Plata operará un pico y toga diferente, así:

Martes: Juzgado Promiscuo de Familia y Juzgado Civil Municipal. Miércoles: Despachos judiciales con número impar. Jueves: Despachos judiciales con número par y el viernes: Juzgado Promiscuo de Familia y Juzgado Civil Municipal.

La justicia se reactiva con tapabocas, con pico y toga 7 10 julio, 2020

Citas previas

En caso de presentarse una circunstancia que haga necesaria la atención presencial del usuario en un día diferente a los programados, el funcionario o jefe de la dependencia podrá agendar una cita para atenderlo y autorizará su ingreso.

Los jueces promiscuos municipales del Distrito Judicial de Neiva agendarán la atención al público de manera presencial directamente con el usuario, cuando no sea posible la atención virtual o el usuario manifieste que no tiene acceso a medios electrónicos.

Audiencias virtuales

Para el desarrollo de las audiencias y diligencias se continuará privilegiando la virtualidad. Excepcionalmente, si las circunstancias así lo demandan, de lo que se deberá dejar constancia en el expediente judicial, las audiencias podrán realizarse de manera presencial, con las restricciones de acceso que establezca el respectivo magistrado o juez, con estricto cumplimiento de los protocolos y disposiciones del nivel central y seccional sobre condiciones de acceso y permanencia en sedes.

 

Citación

Se efectuará con citación única y exclusivamente a las partes interesadas, cuyo reporte deberá comunicarse a la Dirección Seccional respecto de quiénes, cuándo y a qué hora ingresarán a las instalaciones de la sede judicial, con el fin de coordinar la entrada y la aplicación del protocolo de seguridad y limpieza necesarios, condición que será indispensable para la autorización del ingreso, para lo cual las autoridades de policía y el personal de vigilancia darán estricto cumplimiento.

En este como en los demás casos, la prensa, aparece como la gran sacrificada. Aunque no está prohibido expresamente, las directrices no le da ninguna relevancia.

 

La polémica

La apertura gradual de los despachos judiciales desata polémica entre los mismos abogados. Las opiniones están divididas.

“Creo que resulta apresurada la medida, debido a las restricciones impuestas por el Consejo Superior de la Judicatura en materia de personal disponible en los juzgados para atención de usuarios y abogados (20%)”, afirmó el abogado Jimeno Rojas Sánchez.

“Asimismo, la solicitud previa de citas para revisión de procesos por parte de los abogados, que sólo pueden impartirlas los jueces; la falta de difusión de plataformas y otros medios técnicos y tecnológicos implementados para atender los trámites procesales en forma virtual; la falta de programas de digitalización de procesos, que facilite su revisión y consulta, vía internet”.

“Existe otro problema serio respecto de las limitaciones que tienen algunos colegas para asistir a los despachos judiciales en forma presencial, por causa de enfermedades de base, edad, o circunstancias como la de convivir con personas en alto riesgo de contagio por las razones anotadas”. “Adicionalmente, -añadió- en materia penal, resulta obligatoria la celebración presencial de las audiencias de juicio oral, como ya lo han manifestado algunas autoridades en la materia, para poder garantizar derechos de contradicción, inmediación y defensa, entre otros, a las partes e intervinientes, sin tener disponibles medidas de protección contra el Covid 19 para todos los asistentes, de acuerdo con los protocolos internacionales”.

“Los jueces y fiscales recibieron las dotaciones correspondientes, pero los defensores públicos no, pese a que la Defensoría del Pueblo realizó una encuesta que diligenciamos hace poco, donde se relacionaron los casos de exclusión que le asisten a cada defensor para asistir personalmente a las audiencias y la evidente necesidad de dotar de elementos eficientes de bioseguridad para los que no presenten enfermedades de base”, anotó.

Otro asunto: Aunque nos informaron que se coordinaría con las ARL a que estamos afiliados, ni siquiera nos han suministrado tapabocas”, concluyó.

Justicia de papel

“Pienso que sí era necesario levantar términos judiciales por la parálisis de gran parte de la administración de justicia. No obstante, se perdió valioso tiempo (desde el 16 de marzo a la fecha) para digitalizar los expedientes”, explicó el abogado William Alvis.

“En Colombia, el papel de la justicia se ve obstruido por la justicia de papel. Los expedientes no están digitalizados y eso no se hizo durante el receso, razón por la cual la justicia en línea y digital tendrá enormes dificultades, obligándonos a los abogados litigantes a consultar expedientes físicos en el peor momento de la pandemia”, anotó.

Mucha demora

“Desde el punto de vista penal, los términos no estaban suspendidos. Durante todo este tiempo se han pedido libertades por vencimiento de términos y las estaban dando. En mi caso, eso de nada sirvió. En el área civil, laboral, y administrativo se levantan los términos. Buenísimo que se levanten los términos, me parece que hubo mucha demora de la Rama Judicial para reactivar términos en esos despachos, hubo mucha demora”, opinó el defensor público, Luis Alberto Osa.

Apresurada

“Levantar los términos en la práctica judicial no significa nada porque no podemos ver los estados, la página se cae, no todos los despachos están conectados, no todos los usuarios de la justicia tienen los medios tecnológicos para acceder, ni pueden asumir los costos que eso implica”, aseguró el abogado penalista Ricardo Falla Duque.

“Yo rescataría de todas las excepciones, libertad y prescripción, el resto no se justifica nada. Poner en riesgo a esos jueces, a esos fiscales, a esos empleados y defensores que tienen que acudir a las audiencias eso no se justifica”, explicó.

“Yo creo que fue apresurada, no es el momento de abrir. Por la evolución de la pandemia, creo que debió esperarse por lo menos un mes o mes y medio más”, aseguró Falla.