La Nación
La manifestación política 1 27 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

La manifestación política

Alexander Molina Guzmán

 

No van a parar los descalificativos contra cualquier manifestación política que desde distintos sectores se promueva para expresar el descontento contra el establecimiento, contra el gobierno de turno y sus políticas. Ahí está, que el envejecido expresidente Uribe trinó contra la minga indígena el siguiente alarido: “La Minga que se prepara para el 12 de Octubre tiene un objetivo político: la toma socialista del Estado”. Por supuesto, de una vez las mentes esclavas del “uribato” comenzaron a replicar la misma agresión. Porque cada vez que este envejecido expresidente trina algo, es como un latigazo que se le da a sus esclavizados seguidores para que comiencen a rumiar lo mismo y griten lo que el amo les ordena.

 

Y no van a parar los descalificativos porque esa es la línea política que ya está definida por el Gobierno Nacional, por el Centro Democrático y sus aliados: señalar cualquier manifestación política en su contra como “infiltrada por la guerrilla”, como “vandálica”, como “comunista o socialista”. Porque también está claro, que cualquier manifestación en favor del gobierno sí es una “expresión ciudadana y democrática”.

 

Esa descalificación es una de las formas de meterle ese miedo infundado a la ciudadanía para que no apoye esas manifestaciones políticas que son expresiones ¡de la misma ciudadanía! Porque otra forma de meterle miedo a la ciudadanía para que no apoye esas manifestaciones y ni se le ocurra sumarse a ellas, es la más extrema: asesinar a ciudadanos que hagan parte o no de esas manifestaciones.

 

La ciudadanía debe derrotar ese miedo, esa amenaza, esa manera extorsiva como la quieren obligar a renunciar al derecho fundamental a la libre expresión. Sin una verdadera libertad de expresión no hay una verdadera democracia. Sólo una ciudadanía activa y participativa puede derrotar el autoritarismo que nos gobierna.

 

Y ya es hora que dejemos de hablar de “paro” o de  “marcha” y comencemos a darle el nombre que es: ¡manifestación política! No nos deben convocar a un “paro” o a una “marcha”, ese es el medio, nos deben convocar es a una ¡manifestación política!, ese es el objetivo para lograr el fin: una mejor sociedad. Y, por supuesto, hay muchas razones para manifestarnos políticamente: corrupción, pobreza, miseria, autoritarismo gubernamental, destrucción del medio ambiente, asesinato sistemático de líderes sociales, destrucción del Acuerdo de Paz, la mala salud, la mala educación… Son muchas las razones por las cuales nos debemos manifestar políticamente.

 

La manifestación política, como libertad de expresión, es un derecho al cual no podemos renunciar como ciudadanos. Sería como renunciar a vivir.

 

 

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia