La Nación
“La reactivación no es con más impuestos” 1 24 febrero, 2021
Entrevista NEIVA

“La reactivación no es con más impuestos”

El presidente del Concejo de Neiva, Deiby Martínez, propone una reducción en los impuestos y pide a la Administración Municipal no recaudar “recursos a costillas del más necesitado”. Tilda además de “vagos” a algunos integrantes del gabinete del alcalde Gorky Muñoz.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

En este 2021, el presidente del Concejo de Neiva será Deiby Martínez, quien abiertamente dice que es “amigo” del alcalde Gorky Muñoz. Sin embargo, en esta entrevista con LA NACIÓN promete “independencia”. De hecho, anuncia que no votará la modificación del Estatuto Tributario –a debatirse en sesiones extraordinarias en febrero próximo—si es para incrementar los impuestos municipales. Tilda además de “vagos” a algunos integrantes del gabinete del mandatario.

La entrevista completa puede ser vista en las cuentas de LA NACIÓN en Facebook, Youtube e Instagram.

¿Qué Concejo está recibiendo?

Para nadie es un secreto que lo recibo con una imagen desfavorable y con muchas divisiones. A nivel de contratación, la presidenta anterior está terminando de entregar algunas cosas y en materia de infraestructura, el Concejo presenta deficiencias. La verdad es que da vergüenza las instalaciones que tenemos. Da pena decirlo, pero no se puede atender al público por el estado de la sede del Concejo. Las instalaciones del Concejo son de los neivanos y costaron cerca de $2.400 millones. Es un tema del que no deberíamos estar hablando, pero el Concejo le pertenece a la ciudadanía. Cuesta recuperar hoy el Concejo cerca de $500 millones.

¿Qué va hacer para recomponer las relaciones entre los mismos concejales?

Inmediatamente terminó la contienda interna, decidimos sentarnos con los otros sectores. El Concejo está dividido en dos partes. Lo primero es que les vamos a brindar las garantías a todos los concejales de ejercer su posición, independientemente de la ideología política a la cual represente. Uno debe asumir con responsabilidad que el otro está allí también porque fue elegido por voto popular y que tiene una forma distinta a la de pensar a la del Presidente. El Presidente no puede llegar de manera arribista a no permitir que los demás concejales se manifiesten y ejerzan el control político. El Concejo de Neiva nunca había estado tan dividido. Hemos estado en comunicación con los concejales, hemos tomado tinto y les hemos contado cuál es nuestro propósito este año. Hay un ambiente diferente. Tuve la oportunidad de ser Presidente en el 2017; ha sido una de las mejores presidencias, según lo dicen los que saben. Creo que hay una madurez suficiente y el respeto para con el otro.

¿Qué tanto daño le han hecho esas divisiones al Concejo?

El Concejo es la mesa directiva más importante de la ciudad. El tiempo de las sesiones no se puede gastar en los temas personales de los concejales. Cuánto cuesta sostener una sesión del Concejo. Cuánto gana un Concejal. Cuánto valen los 19 concejales por un día. Cuánto vale toda una logística del Estado para tener una sesión en donde se suponen deben debatirse temas de ciudad y llevarle soluciones a la gente. Cuando hay discusiones personales no crece el Concejo, perdemos todos.

Además de buscar la paz política al interior del Concejo, ¿Cuáles son sus retos como presidente de la corporación?

El tema de las instalaciones del Concejo es importante. Entre nosotros mismos vamos a hacer gestión para recuperarlas, sin invertir un solo peso del erario. Desde el 22 de diciembre, empecé a trabajar y al primero de enero, hemos conseguido las pinturas para restaurar las paredes de la corporación. Se están arreglando las goteras. Esperamos hacer una minga. El Alcalde ya se comprometió a venir, recordar viejos tiempos y a pintar. Algunos concejales, líderes y periodistas se han comprometido a venir a recuperar el recinto. Queremos hacer foros, vamos a desarrollar la iniciativa ‘Concejal por un día’ y hacer más debates de control político.

Concretamente, ¿Cuáles son los temas sobre los cuales debe girar la agenda del Concejo?

La agenda de este primer periodo de sesiones debe estar centrada en la reactivación económica de la ciudad. Se volvió una frase de cajón y todo el mundo la repite, pero esa reactivación económica tiene que hacerse realidad en Neiva. Necesitamos que la platica de los famosos $60 mil millones aprobados al Alcalde, empiece a circular muy pronto en la economía neivana. Necesitamos fortalecer las empresas locales. Hay que darle un impulso de manera real y oportuna a los pequeños negocios. Hay que aprovechar además la aprobación en febrero próximo de la modificación del Estatuto Tributario para aliviar a los neivanos. Ahí está la decisión de un Gobierno, de unos concejales, que miraran si a través de este Estatuto, le van a subir los impuestos a la gente y a los comerciantes, o que por el contrario, encontremos a un Concejo y a una Administración Municipal que por primera vez, se coloque en los zapatos de los neivanos y se reduzcan los impuestos. Es una oportunidad histórica para que los concejales, sin frases de cajón, le apostemos a la ciudadanía. La gente está esperando eso.

Frente al Estatuto Tributario, ¿Su propuesta es reducción de impuestos?

Hay que disminuirle los impuestos a la ciudadanía. Espero encontrar sintonía con el Alcalde Gorky Muñoz. Yo quiero reunirme con todos los sectores: la Cámara de Comercio, el sector productivo, medios de comunicación y las veedurías. La reactivación económica no es con más impuestos, ni recaudando recursos a costillas del más necesitado.

 

¿Se compromete a que en la discusión del Estatuto Tributario votará negativo a alzas en los impuestos municipales?

Yo tengo mi corazón con mi amigo Gorky, un Alcalde por el cual voté, promoví y en el cual creo, pero puede más la razón. Tengo la independencia absoluta y los neivanos se están dando cuenta. Aquí hay cercanía, pero que hay autonomía. Lo que estoy diciendo es que vamos a pedirle al señor Alcalde que disminuya los impuestos al sector productivo como panaderías, ferreterías, restaurantes, supermercados, entre otros. Si yo no encuentro eco, el Gobierno Municipal no va contar con el respaldo de Deiby Martínez en ese proyecto, ni el de otros concejales que ya vienen pensando lo mismo. Debemos estar del lado de la gente. Neiva nos necesita para salir de esta crisis. Venimos de ese deshonroso primer lugar de desempleo en el país; aquí no hay industria, ni empresas grandes. La gente vive de los tamales y las empanadas. Aspiro que el Alcalde esté pensando lo mismo.

¿Qué otro tema debe ponérsele atención en la ciudad?

Otro tema que debe ocupar la agenda es la seguridad. Aquí en el Concejo, he sido quizá el que más debates ha hecho a la seguridad Neiva. En el último debate invitamos al comandante de la Policía Metropolitana y exigimos remover los comandantes de CAI mañosos. La ciudadanía estaba cansada de denunciar que algunos comandantes eran permisivos; resultado de ese debate el coronel Livio Castillo, antes de irse, removió a 13 comandantes de CAI. Esperamos que mejore la seguridad en Neiva. Esperamos que el nuevo comandante de la Policía Metropolitana ejerza autoridad porque en el mes de marzo vamos a hacer un nuevo balance para que la seguridad en Neiva no se vuelva una frase de cajón.

Sobre el control político, ¿Cómo va a garantizar control político a la Administración Municipal cuando usted es uno de los que dice que ‘cree en Gorky’?

Yo creo en Gorky y creo que está haciendo las cosas bien. Se esmera y ninguno en Neiva puede decir que tiene un Alcalde flojo. Todo lo contrario. Madruga, se esfuerza. Le tocó el tema de la pandemia. Pero, con Gorky somos muy buenos amigos, nos respetamos, pero existe cierta distancia a la hora de cada uno cumplir los roles. Con Gorky constantemente tenemos diferencias. Por ejemplo, con el alumbrado público. El Gobierno quería a 30 años y la posición mía era a 15. El Gobierno duró varios días bravo. Sé que el Alcalde duró molesto unos días conmigo, pero yo tenía que tomar una decisión en torno a lo que más le convenía a los neivanos. También han sido hundidos proyectos que han venido mal redactados y con deficiencias en temas legales; como amigo del Alcalde, he solicitado que se archiven. Eso no le ha gustado muy seguramente ni al Alcalde ni a los secretarios. Vamos a ayudarle a Gorky en lo que más podamos porque queremos que a él le vaya bien. Yo no concibo a ningún neivano anhelando que al Alcalde le vaya mal. Tengo el suficiente carácter. He sido yo el que le ha pedido al Alcalde que tiene que sacar unos funcionarios que piensan que están en San Andrés o Cartagena, que no dan la talla y que no dan resultados. He sido yo el que constantemente le está diciendo al Alcalde sobre sus fallas. Seguramente, por eso, no me quieren mucho en el gorkysmo, en el equipo cercano al Alcalde. Me destaco porque lo que no me gusta lo voy diciendo. Soy como el amigo gruñón del paseo. Y sobre el Estatuto Tributario, vamos a defender a los comerciantes.

Usted, en efecto, ha venido cuestionando a algunos miembros del gabinete del alcalde Gorky Muñoz, ¿Qué sigue pensando hoy de ellos?

Yo sé que al Alcalde le molesta que uno diga estas cosas en público. Yo sigo pensando que el Gobierno Municipal debe hacer cambios. Y uno no puede anunciar cambios y a la hora de tomar decisiones, que el cambio sea que el vigilante de la ESE lo envío para Empresas Públicas y el de Empresas Públicas para el Setp. Esos no son los cambios que debe anunciar un mandatario. Es muy notorio que el equipo de Gorky necesita ser renovado; es muy notorio que el Alcalde anda a moto a toda velocidad y hay unos secretarios que andan en bicicleta y con la cadena zafada. El Alcalde debe tomar decisiones, separarse del amiguismo y colocar personas técnicas que nos ayuden a tomar soluciones en este momento trascendental. Yo invito al Alcalde a que se sacuda y que busque personas que le puedan dar la talla. Gorky es una persona exageradamente trabajadora, pero los funcionarios no le dan la talla.

¿Lo pongo en aprietos si le pido nombres?

En muchos aprietos, pero la ciudadanía los conoce. Son dos o tres funcionarios que parece que estuvieran cada fin de semana en Santa Marta o Cartagena, en el mundo nocturno, en la zona confort de la ciudad. No sé cómo hacen para mostrar resultados. Los nombres se los he dicho al señor Alcalde. Aspiro que él tome decisiones. Yo voy a tener la oportunidad de citarlos a debates de control político. Ejerceré mi facultad de concejal para hacer control político y esos vagos, que son dos o tres, van a tener que pasar por el Concejo a entregar cuentas. Esos dos o tres vagos son del resorte del Alcalde.