La Nación
La tragedia de los habitantes del oriente de Neiva 1 2 diciembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

La tragedia de los habitantes del oriente de Neiva

Uno de los polos de desarrollo de la ciudad capital en los últimos años, ha sido sin lugar a dudas el oriente de la ciudad de Neiva, donde se congregan tres populosas comunas identificadas en su mayoría como sectores populares, habitadas por una gran cantidad de ciudadanos, a las que hoy se suma el auge de los condominios donde viven según cálculos conservadores aproximadamente 20 mil nuevas personas.

El esfuerzo del sector privado desarrollando urbanísticamente la ciudad con hermosas y confortables viviendas, no ha tenido el compromiso reciproco de la administración municipal para descongestionar el sector que solo depende como vía de acceso la calle 8 y la calle 19, y que transitarlas en todo momento, más en “hora pico” se ha convertido en una verdadera tragedia.

No recuerdo una sola campaña de políticos a la alcaldía y gobernación que no haya prometido la construcción de soluciones viales y en particular de la circunvalar de oriente, que según expertos tampoco es la conveniente por las dificultades topográficas y ambientales y su enorme costo que sobrepasaría los 400 mil millones de pesos.

Por eso me llamó la atención el proyecto de la pasada administración, para la ampliación de la calle 6 en doble calzada, que en su primera fase llegaba hasta la carrera 52 donde se encuentran los condominios Volterra, Mikonos y Reservas de la Sierra. El proyecto quedó radicado en el ministerio del Transporte, con diseños definitivos, estimados sus costos y con una reserva presupuestal de 40 mil millones de regalías, en una unión de esfuerzos de la alcaldía de Rodrigo Lara y la Gobernación de Carlos Julio González Villa. Todo quedó listo, pero sin ninguna razón conocida la administración de Gorky Muñoz la frustró, condenando a todo ese sector al agravamiento de sus problemas de movilidad, por muchos años más.

La red vial de una ciudad es fundamental para su desarrollo y crecimiento. Un desplazamiento de horas en cortos trayectos, genera una desventaja competitiva, limita la expansión y crecimiento de la ciudad y deteriora la calidad de vida de sus moradores.  Existen suficientes estudios que demuestran una relación estrecha entre la infraestructura vial y el desarrollo económico de una ciudad.

En Neiva encontramos que no solamente por razones desconocidas, salvo “el espejo retrovisor”, se han detenido los proyectos viales diseñados, sino que soportamos un deterioro de la actual malla vial, que simplemente denota la falta de visión de ciudad y una administración deficiente. Y que no nos vengan a decir ahora, que para la reparación de la malla vial se requiere el empréstito de los 40 mil millones.

Hay administraciones que destacan por su ineficacia y detienen el desarrollo de una ciudad. Pero hay otras, más perversas, que por su incompetencia e incapacidad la devuelven varios años.