La Nación
NEIVA

Ladrones hurtaron en un establecimiento y se llevaron hasta el gato

Los propietarios de la Boutique HC para mascotas, no salen del asombro, pues aparte de que inescrupulosos ingresaron al establecimiento y se alzaron con cuantiosas pertenencias y dinero en efectivo, también se robaron el gato de la familia.

Se trata de un pequeño gato Persa llamado Garfiol, y que resulta entre todo lo que se robaron, lo más preciado para la familia de Angie Hernández, propietaria de la Boutique. Por esta razón están pidiendo encarecidamente a los delincuentes, que devuelvan el gato, pues además del apego afectivo, el animal está siendo sometido a un tratamiento por una afección que padece en sus ojos. Cabe resaltar que trata de una raza fina de felinos.

“Fui víctima de un robo, estaba en vacaciones, llegamos y encontramos la puerta abierta del local y vivienda, donde nos hurtaron pertenencias y donde nos hurtaron un gato persa que se encuentra enfermito de los ojos, y necesita su tratamiento, por favor devuelvan el gatico”, dice Angie angustiada.

El hurto y el botín

Según narra la afectada, el hurto a su establecimiento y vivienda ubicados en una zona céntrica de la ciudad, habría tenido lugar el pasado domingo hacia la 1 de la tarde. Ella y su familia llegaron de disfrutar de un merecido descanso, cuando se percataron que la puerta del negocio estaba abierta, “la forzaron” dice Angie. Cuando empezaron a revisar el negocio, se percataron de que faltaban varias cosas de alto valor y el pequeño Garfiol.

“Se robaron un portátil, prendas para mascotas, un secador para el secado de los perros, el televisor, la caja fuerte del negocio con $3.800.000, un equipo de sonido, y el gato Persa pequeño”, dijo la víctima.
Y aunque el costo de las cosas materiales es elevado, la familia afectada solo quiere que les devuelvan su mascota, pues es necesario que continúe con su tratamiento para los ojos, o de lo contrario su afección se puede agravar. “Está enfermo de los ojos y necesita su tratamiento”, dijo la mujer.

Proliferan los apartamenteros

Esta modalidad de hurto aumenta por estos días de fiesta, pues los delincuentes aprovechan que la gran mayoría de familias de la ciudad salen en algún momento a tomar vacaciones, es así que las viviendas y negocios quedan solos y los facinerosos aprovechan para hacer de las suyas, ingresando a las propiedades y alzándose con elementos de cuantioso valor. Por esta razón las autoridades recomiendan siempre dejar su vivienda recomendada a alguien de confianza.

La familia de Garfiol, que espera que el gatico regrese pronto a casa, ya puso el tema conocimiento de las autoridades.

Este es el establecimiento, donde ladrones ingresaron y se alzaron con elementos de cuantioso valor.

 

Relacionadas:

A una mujer la intentaron robar dos veces en Neiva

“A muchos de mis clientes los veo en el periódico”, trabajadora sexual trans

Redacción Web // LN

‘Héroe sin capa’ en cuidados intensivos

Redacción Web // LN

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link