La Nación
ACTUALIDAD

“Llenado de El Quimbo me parece una burla a los intereses del Departamento”: Gobernador

“Llenado de El Quimbo me parece una burla a los intereses del Departamento”: Gobernador 1 12 agosto, 2020

Fotos: Karol Pérez.

Así se pronunció el Gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte, frente al llenado de la represa de El Quimbo, que inició desde este martes al parecer a las espaldas del mandatario de los huilenses, e incluso del mismo director de la CAM, quien también se mostró indignado por el proceso que llevó a cabo el día de hoy la multinacional Emgesa.

 
El Gobernador Carlos Mauricio Iriarte, manifestó que la actividad del llenado de El Quimbo a partir de este martes es inconveniente y una burla para los derechos e intereses del Departamento, además de que desde ya estaría generando enormes ruinas a la piscicultura del Huila, principalmente a aquella que se realiza en Betania.

“El tema piscícola es supremamente preocupante para nosotros, ya que es evidente que a partir de este momento, la piscicultura huilense tiene un alto riesgo de ruina por cantidad y calidad del agua que llega a partir de este momento, a la represa de Betania proveniente del río Magdalena y pasando por El Quimbo”, expresó el alto funcionario, aseverando que no se les ha respetado las garantías a los piscicultores.

De igual forma, el Gobernador del Huila se mostró molesto por las actuaciones de la empresa Emgesa, que según él, actuó a las espaldas de muchos que no tenían conocimiento de que hoy se iniciaba el proceso de llenado, el cual, para Iriarte Barrios, constituye un grave riesgo ambiental en el Departamento.

De otro lado, el mandatario de los huilenses dijo que en relación con el proyecto de El Quimbo, existen varios puntos que no se han cumplido a cabalidad por parte de la multinacional, entre los que se encuentran la construcción de la insfraestructura para el abastecimiento de agua potable por gravedad a las comunidades de reubicar.

Según el funcionario, Emgesa dice que hasta el momento se ha cumplido con el 75 por ciento del punto anteriormente mencionado, sin embargo, el Gobierno Departamental no ha verificado dicha cifra. “Esos reasentamientos tendrían que ser considerados dentro de los Planes de Ordenamiento de cada municipio”, dijo.

Y agregó que, otro de los puntos que no se han cumplido, está relacionado con los 200 millones de pesos que la multinacional manifestó aportar, para la implementación, adecuación y conservación del patrimonio cultural afectado por la ejecución del proyecto.

“Tampoco se ha cumplido en su cabalidad lo que se acordó de que iban a aportar 100 millones de pesos al Departamento, para que se adecue un sitio de observación turística cerca del proyecto, y no está definido el punto de observación turística, así como tampoco el municipio”, expresó Iriarte.

Por su parte, Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, Huila (CAM), también se pronunció al respecto, y dijo estar indignado y burlado porque la misma compañía -Emgesa- estaba obligada a comunicar de manera directa el comienzo del llenado, pero nunca lo hizo, por el contrario, actuó de forma deshonesta frente a los huilenses.

“Tenemos hoy un municipio como Gigante, que hace fiestas del Cacao, pero no tiene cacao, se le están quedando inundadas más de 800 hectáreas de las 1.100 que tenía. Tenemos un Departamento en suma que ha puesto toda su sangre ahí, buena parte de sus mejores tierras a este proyecto, y por esto me siento indignado, burlado porque la misma compañía se obligó a comunicar de manera oportuna el inicio del llenado, y sobre todo bajo unas condiciones apropiadas para el llenado. El llenado es una actividad que generaría un grave riesgo ambiental al ecosistema del río Magdalena, y al sector piscícola, las alertas están encendidas”, expresó Cuéllar.

Según el director de la CAM, Emgesa nunca fue sincera y honesta con la región huilense, así como tampoco advirtió lo que pretendía realizar, ni cuándo y cómo lo pretendía hacer. “Lo que castiga fuertemente nuestra región es el llenado y no un puente, y tuvimos la oportunidad de ser advertidos de manera oportuna; todos sabíamos que el momento del llenado era ahora, me refiero que era desde inicio del mes de junio hasta finales del mes de agosto aproximadamente, que son los momentos de mejores y mayores caudales del río Magdalena y Páez en ese sector, el momento ambiental era este, pero no el momento de proyecto”, dijo.

Y agregó que, “eso explica que una compañía multinacional como Emgesa opte por actuar de espaldas a una región que le ha entregado todo a esta compañía, y en un momento cumbre como es el momento de llenado que sería motivo de orgullo para cualquier ingeniero civil, para cualquier ingeniero hidráulico, se haga a escondidas de toda una comunidad”.