La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Lo esperábamos, no es sorpresa

Lo esperábamos, no es sorpresa 1 11 agosto, 2020

Andrea del Pilar Bautista Perdomo

 

El DANE, informó sobre las cifras de desempleo en el País y registró para el mes de abril una tasa promedio del 19.8%. La más alta cifra en las últimas décadas. Lamentablemente para Neiva el panorama es peor, encabezamos los datos en ciudades capitales, muy por encima de la media, pues se llegó al 25,8% y cabe recordar que hay mucha información que no se registra. La informalidad no se tiene en cuenta para este caso, pero para sumar empleos si, y la verdad, nunca he comprendido el motivo. Esto es un horizonte terrible, pero para mi no es sorpresa, lamentablemente nuestro territorio por ser un país de economía emergente, no tiene muchas posibilidades laborales en este momento, más cuando sus sectores priorizados como es el turismo van en picada y empeorando todos los días. Como se esperaba, en abril las ventas de los comercios en general se fueron a pique con datos jamás registrados y claramente debe decirse, que más del 80% que tienen abierto sus negocios, los volúmenes de sus ventas han sido deprimentes según Fenalco nacional. En el caso del municipio de Neiva, observamos que, a pesar de la gran desobediencia de la población en no cumplir con el aislamiento obligatorio, las cifras dicen que vamos de caída libre en el comercio. Vemos esfuerzos de varios sectores por empezar su reactivación, pero lamentablemente no hay aún garantías para ello. Pues es crucial que las cifras en Neiva estuviesen controladas o disminuyendo, hecho que a la luz de la verdad no pasa ni pasará. En el país poco a poco están levantando medidas sabemos y entendemos que es por la presión social y económica que indudablemente también es un factor determinante porque muchas personas están padeciendo el flagelo más lamentable del mundo que es el hambre y la pobreza que en muchos casos y en particular en Colombia se debe a la mala distribución de los recursos y por supuesto a la peor pandemia que hemos tenido en todos los tiempos que es la corrupción. A los empresarios del Huila créanme los entiendo profundamente y la reactivación se dará con el apoyo de todos, en primera instancia hacer conciencia colectiva de comprarle al Huila y creer en el huila y tiene que volver el crédito en los establecimientos, máxime cuando ha dejado tanta gente sin recursos inmediatos.