La Nación
Lo que fuere menester... 1 4 julio, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Lo que fuere menester…

Al fin se acabó la campaña presidencial, que descanso, fue muy larga, primero las consultas, luego la primera vuelta y ahora la segunda, a medida que pasaba el tiempo fue más sucia, proliferaron los actos ruines y bajos para eliminar moral y electoralmente a los contendores.

Fueron largos meses saturados por mensajes prefabricados y noticias falsas, así se desarrolló la disputa electoral, no hubo mayor esfuerzo intelectual, las propuestas se quedaron por fuera, acorde como lo están haciendo en otras latitudes se abusó de la poca racionalidad que tenemos los seres humanos para tomar decisiones, estimularon las pasiones, los odios, construyeron diferencias y divisiones donde no las había, en fin, fuimos testigos de las más bajas calidades humanas por cuenta de las bodegas de algunas campañas.

Hoy ya es otro día, seguramente sabremos quién ganó, mañana regresaremos a la rutina, al trabajo cotidiano, el cual para quienes no vivimos de los contratos o cargos públicos va a seguir igual, al menos en los próximos meses.

Como secuela nos quedan los conflictos entre amigos o familias por uno u otro candidato, con el paso del tiempo irán entendido que no valieron la pena las discrepancias por tal motivo, tal vez sea aun peor para aquellos que hicieron el papel de idiotas útiles difundiendo, reenviando sin mayor análisis, todo lo que cada bodega de las campañas mandaba, encaminados a sembrar dudas antes que a transmitir propuestas

Ahora comenzará lo complicado para quien resultó elegido porque ya no es el momento de continuar prometiendo, ahora se debe afrontar la realidad, vendrá la designación del gabinete permitiéndonos dilucidar para donde vamos y comenzará el complicado proceso de alinear las fuerzas en el congreso para lograr pasar las leyes sin renunciar al cambio que nos propusieron.

También habrá un arduo trabajo en procura de unir al país que se empeñaron en dividir para lograr el triunfo electoral, habrá heridas que no sanarán rápido y se constituirán en obstáculo para enrumbarnos juntos en procura del bien general, por encima del individual.

Algunos tendrán un largo guayabo electoral, bien sea porque su candidato perdió o porque ganó y no ha llenado las expectativas que se tenían, gajes de la política, porque es imposible tener a todos contentos

En tal estado de las cosas, lo que fuere menester que sea, hoy todo debe estar definido constituyéndose en hechos cumplidos e irreversibles, es muy probable que los políticos hayan hecho de las suyas otra vez, pero seguiremos con la esperanza de un cambio, aunque sea para alimentar el optimismo por unos días.