La Nación
“Lo sucedido en Popayán es repudiable” 1 17 junio, 2021
ACTUALIDAD

“Lo sucedido en Popayán es repudiable”

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, rechazó los actos delictivos que se han vivido en la capital del Cauca.

 

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, se pronunció sobre la grave situación que se vive en Popayán, afirmando que lo que viene sucediendo en el departamento del Cauca y en particular en Popayán es inaceptable. “Denuncias de excesos y gravísimos abusos por parte del Policía, incluido actos de agresiones sexuales, la muerte del joven Sebastián Quintero, actos de terrorismo contra instituciones de Medicina Legal y Fiscalía con destrucción de evidencia. Lo sucedido en Popayán es repudiable”, dijo.

Miles de ciudadanos en Popayán se dieron cita el pasado viernes frente a las instalaciones de la URI en la capital del Cauca, que terminaron siendo incendiadas por los manifestantes que expresaban su repudio frente al caso que tiene en conmoción a la ciudad. Una menor de edad aseguró haber sido agredida presuntamente por miembros de la Fuerza Pública en medio del Paro Nacional y luego se quitó la vida, pero antes a través de sus redes sociales denunció que le “habían manoseado hasta el alma”.

“Dada la gravedad de las acusaciones, solicitamos a las autoridades priorizar la investigación para esclarecer los hechos y que se apliquen las sanciones correspondientes”, declaró Camargo.

“Ya no es protesta pacífica”

Por otro lado, el defensor del Pueblo, rechazó la ola de violencia que se ha presentado en la capital. “Lo que el Cauca está viviendo ya no es protesta pacífica, son actos delictivos y sistemáticos impulsados por grupos delincuenciales”.

También la Alcaldía de Popayán informó que un joven murió y al menos 40 personas resultaron heridas en los disturbios que se registraron la madrugada del pasado viernes.

“Rechazamos la muerte violenta de Sebastián Quintero Munera, estudiante de Ingeniería Informática de la Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca”, expresó la Alcaldía de Popayán en un comunicado, en el que clamó porque “pare la violencia que hoy vivimos”. El joven murió presuntamente por el disparo de una granada aturdidora efectuado por la Policía.