La Nación
Los cinco minutos de la ‘discordia’ 1 1 diciembre, 2020
ALDETALLE

Los cinco minutos de la ‘discordia’

Sorpresivamente, la Asamblea del Huila hundió ayer el proyecto del presupuesto para el segundo año de mandato del gobernador Luis Enrique Dussán. Dudas en la legalidad de la sesión del lunes pasado provocó el naufragio de la iniciativa que contenía las inversiones del 2021.

 

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

 

Por dudas frente a la legalidad de la sesión del lunes pasado en la que se aprobó en segundo debate el proyecto de presupuesto departamental para 2021, la Asamblea del Huila tomó la decisión ayer, por mayoría, de archivar la iniciativa en tercer y último debate.

Si bien el proyecto de ordenanza se tramitó con normalidad, en la corporación persistía la duda si la aprobación de la iniciativa que se dio al inicio de esta semana, en segundo debate, fue legal o estaría viciada, teniendo en cuenta que esa sesión superó la media noche, terminando el martes sobre las 12:05 de la madrugada.

“Esos cinco minutos de más en la sesión del lunes pasado dejaron en el limbo el proyecto, ante dudas de la posible ilegalidad de la misma por la extensión del tiempo. En el tercer y último debate que se realizó ayer viernes, por votación mayoritaria en la Asamblea, hundieron la iniciativa”, indicó Yilber Leandro Saavedra, director del Observatorio Asamblea y Concejo Visible.

El abogado explicó que “si se hubiera aprobado el proyecto podría presentarse alguna demanda en el Tribunal en tres o cuatro meses, al considerarse que esa sesión fue inválida, se caería el presupuesto cuando el Gobernador ya lo esté ejecutando, lo cual ocasionaría muchos problemas, por eso se tomó esa decisión, pero queda un precedente de que la Asamblea Departamental no lo aprobó en las sesiones correspondientes”.

Por su parte, el asesor jurídico de la corporación Héctor Enrique Peñuela aseguró que no existe ilegalidad pues “durante esos cinco minutos del martes no se tomó ninguna decisión”, aclaró el abogado que el proyecto fue probado antes de la media noche por lo que estaría dentro de los tiempos permitidos.

Sin embargo, la explicación del asesor no fue aceptada por la mayoría de diputados que terminaron archivando la iniciativa en votación.

Uno de ellos fue el diputado Elver Yesid Pinzón quien indicó que “la sesión se alcanzó a extender hasta el día siguiente, ante esta situación hay conceptos encontrados. Unos dicen que el proyecto se aprobó a las 11:58 p.m y por lo tanto no hay ninguna inhabilidad, por otra parte, muchos argumentan que la sesión es una sola y la del día lunes se extendió más del tiempo permitido, por lo cual se presenta una posible ilegalidad”.

El dirigente del Partido Conservador complementó que “el reglamento es claro, la sesión va hasta las 12 de la noche y al haber pasado ese tiempo, se puede incurrir en ilegalidad, por eso, ante la duda, la mayoría de diputados tomamos la decisión de votar negativo”.

El diputado Orlando Ibagón también defendió la tesis de que la sesión trasgredió el reglamento interno que establece un “orden del día” y que debe ser abordado antes de la media noche “por lo que estaría viciada la sesión y en ese orden de ideas se caería el proyecto”, en la misma línea se manifestaron Carlos Ramiro Chávarro, Rodrigo Amaya, Sandra Hernández, entre otros, quienes advirtieron las dudas y prefirieron votar de manera negativa.

De su lado, el diputado Carlos Ramiro Chávarro expresó que su votación negativa ante este proyecto viene desde el primer debate por varias razones. “Yo hubiera querido que en el marco del direccionamiento estratégico se conservara una dirección, especialmente en los sectores: agropecuario y comercio; inversiones con crecimiento económico y generación de empleo, en factores productivos y competitivos como la conectividad, la infraestructura tecnológica, el desarrollo empresarial, entre otros”.

Otros de los factores que lo motivaron a votar negativo, enfatizó Chávarro, fue “la no claridad en el cumplimiento de la política pública de la acción comunal para el departamento, como lo denunció el presidente de la Federación Comunal del Huila, Oliberto Tintinago. Y frente a los organismos de control, si bien es cierto el Gobierno Departamental les adicionó los recursos que les habían recortado, ya cuando llegó a la Plenaria no solamente desaparecieron esos recursos del texto, sino que quitaron otros; sobre la base de algunas dudas jurídicas, a mi juicio no había lugar”, concluyó.

Ante este panorama, teniendo en cuenta que el plazo último para la aprobación del proyecto de presupuesto departamental para 2021 era ayer 20 de noviembre, (según la ordenanza 015 de 1997) ya la corporación no tendría competencia, por lo que la iniciativa tendría ahora que aprobarse a través de Decreto del Gobernador Luis Enrique Dussán.

es_COEspañol de Colombia