La Nación
‘Los libertadores’ a pagar prisión por microtráfico en Neiva 1 2 diciembre, 2022
INVESTIGACIÓN

‘Los libertadores’ a pagar prisión por microtráfico en Neiva

La banda de microtráfico ‘Los Libertadores’ comercializaba droga en el microcentro de Neiva. La organización utilizó menores de edad para cometer el ilícito. Seis de los 17 miembros de la organización confesaron y ‘negociaron’ las penas con la Fiscalía.

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

197 videos de seguimiento dejaron al descubierto como la banda de microtráfico ‘Los Libertadores’ comercializaba y distribuía las dosis de estupefacientes en el microcentro de Neiva.

La ‘empresa criminal’, dirigida por Carolina Acosta Gómez y conformada por trabajadoras sexuales, vendedores ambulantes y un maestro de construcción, fue infiltrada por las autoridades durante cinco meses en el 2021.

La organización delictiva la integraban además Leidy Yaneth Villarreal Carvajal, Bárbara Valeria Niño Barragán, Marly Viviana García Lombana, Jéssica Alejandra Guzmán Ramírez, Ever Farid Carvajal Trujillo, Yénifer Roxana García León, Karen Julieth Prada, Érika Fernanda Muñoz, Andrea Samanta Botero Pastrana, Carolina Galindo Álvarez, Daniela Vanegas Motta, Rommel Alexánder Guerrero Perdomo, Kevin Andrés Cuéllar Gómez, Diego Armando Lara Joven, Germán Cuéllar Perdomo y un menor de edad.

“Se evidenció, cómo de manera diaria y permanente, los miembros de dicho grupo delincuencial realizaban actividades propias de la comercialización de sustancia estupefaciente…”, dijo el fiscal del caso.

La investigación que inició el 17 de agosto de 2020 y culminó con la desarticulación de la banda en noviembre de 2021, comenzó con la información de una fuente que le contó a las autoridades sobre un grupo de personas que se dedicaban a la comercialización de sustancias estupefacientes en la plaza cívica Los Libertadores en el centro de la capital huilense.

“Se ubicaban en puntos estratégicos con el propósito específico de tener contacto con los posibles compradores y consumidores, realizando el intercambio de marihuana”, indicó el delegado del ente acusador.

Las investigaciones permitieron a los efectivos establecer que la mayoría de las veces las dosis de estupefacientes eran encaletadas en las partes íntimas, bolsos de mano, bolsas plásticas que arrojaban al suelo y cajetillas de cigarrillos. “Las personas que adquirían la sustancia la fumaban en el lugar, mientras que otros abandonaban el mismo con el elemento comprado”, explicó el funcionario judicial.

Las actividades continuas de prevención y control por parte de la fuerza pública, eran evadidos ágilmente pues dentro de la organización los mismo vendedores ejercían el rol de “campaneros” y se distribuían al momento de realizar la venta, siendo que mientras algunos de ellos vendían la sustancia, otros estaban pendientes para dar aviso de la presencia de la fuerza pública o personas ajenas al sector, lográndose establecer que la estructura criminal expendía y vendía la sustancia estupefaciente fraccionada por el valor de $3000 pesos.

Los ingresos mensuales de esta estructura delincuencial ascendían a los $30 millones de pesos.

Resaltó la Fiscalía que la actividad ilícita desarrollada correspondía a la de microtráfico o narcomenudeo que conllevó un lucro económico, actividad ilícita que se llevó a cabo sin importar que los niños, niñas y adolescentes fueran utilizados para dicha actividad, o que la misma fuera vendida en presencia de ellos, siendo vulnerables al consumo o adicción de sustancias estupefacientes a temprana edad.

Roles

La labor de un agente encubierto fue clave para dejar al descubierto que la líder de la banda, conocida como ‘La Firma’, contaba con personal de confianza, administradores, almacenistas, dosificadores y expendedores, quienes fueron plenamente identificados y judicializados.

Los investigadores establecieron que la banda además de ser liderada por Carolina también la coordinada por Leidy Yaneth Villarreal Carvajal, alias ‘La Pollo’, quien lideraba el grupo delincuencial.

Mientras que Bárbara, alias ‘Bárbara’ o ‘Válery’, cumplía el roll de campanera o transportadora; Marly Viviana, alias ‘Viviana’ o ‘Chiqui’;  Jéssica Alejandra, alias ‘Alejandra’; Ever Farid, alias ‘Ximena’;  Yénifer Roxana, alias ‘Yénifer’, Érika Fernanda, alias ‘Fernanda’;  Andrea Samanta; Karen Julieth, alias ‘Karen’; Carolina, alias ‘Carolina’; Daniela, alias ‘Daniela’; Rommel Alexánder, alias ‘Romelia’; Kevin Andrés, alias ‘kevin’; Diego Armando, alias ‘El Flaco’ y un menor de edad, todos expendedores.

Mientras que Karen Julieth Prada, conocida como ‘Karen’, se desempeñaba como campanera y transportadora.

Condenas

Seis de los miembros de ‘Los Libertadores’ decidieron acercarse al fiscal del caso no solo para llegar a una ‘negociación’ y aceptar cargos sino conseguir una rebaja en la pena.

El preacuerdo fue presentado al Juez Tercero Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento, quien luego de estudiarlo, lo aprobó. “La aceptación libre y voluntaria de los cargos mediante la modalidad de preacuerdo, aunado a los elementos materiales probatorios, configuran el mínimo probatorio, resultando éstos suficientes para desvirtuar el principio de presunción de inocencia…”, dijo el togado.

Agregó que es claro que el comportamiento de los procesados puso en peligro la seguridad pública, la seguridad colectiva.

El operador judicial condenó a Carolina Acosta Gómez a 8 años y 6 meses de prisión y multa de 2.037 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv) ($2.037.000.000), al hallarla como autora de los delitos de concierto para delinquir agravado, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, y uso de menores de edad en la comisión de delitos.

A Karent Julieth Prada la condenó  a 4 años de prisión como autora de concierto para delinquir agravado.

Mientras que Érika Fernanda Muñoz deberá pagar una condena de 5 años y  10 meses de prisión y multa de 2 smlmv ($2.000.000) por los delitos de concierto para delinquir agravado, y coautora de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Carolina Galindo Álvarez fue sentenciada a 6 años y 10 meses de prisión y 14 smlmv ($14.000.000) por los delitos de concierto para delinquir agravado, y coautora de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

El togado condenó a Diego Armando Lara Jóven a 6 años de prisión y multa de 4 smlmv ($4.000.000) al hallarlo responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado, y coautor de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Y Germán Cuéllar Perdomo fue condenado a 6 años y 6 meses de prisión y multa de 10 smlmv ($6.000.000) por los delitos de concierto para delinquir agravado, y coautor de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Todos los miembros de la banda condenados deberán pagar las penas en la cárcel, tras ser revocada la medida de aseguramiento en detención domiciliaria.