La Nación
Los niños, como siempre 1 5 agosto, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Los niños, como siempre

Los niños colombianos continúan siendo víctimas de todo lo que sucede en nuestra querida patria y voy a entrar a mencionar algunos eventos en los cuales hemos involucrado a los niños de manera voluntaria o involuntaria, pero donde continúan siendo las víctimas de siempre.

La pésima educación producto de no hacer una preparación adecuada de los cuerpos docentes que merece nuestra patria recae directamente en la formación de nuestros niños, es así como muchos de ellos son dirigidos por personas con deficiente preparación y en especial con intenciones diferentes a la de educar de una manera correcta y equilibrada; siempre en las clases de estos jóvenes aparecen unos personajes nefastos para nuestra sociedad y aquellas personas que son dignas de mención y admiración por parte de los niños, son olvidados u omitidos por este cuerpo docente.

A raíz de la pandemia los niños continúan siendo las víctimas, ellos han visto morir a sus padres, a sus abuelos o a sus familiares más cercanos y muchos de ellos, con gran dolor, quedan huérfanos y quedan en la pobreza absoluta, sin quien los atienda o los oriente en los días que le quedan por crecer. Es lamentable como esta orfandad, está impactando a nuestra niñez y cabe en este momento preguntarnos qué será de nuestra sociedad cuando estos niños hayan crecido sin padres, sin familiares cercanos y muchos de ellos marginados de toda atención en el campo académico, en el campo de alimentación, pero en especial en el campo de la salud.

Algunos personajes de nuestra sociedad que se han dado a conseguir a toda costa sus pretensiones, han venido alterando el orden económico, el orden social, pero en especial la libertad de formarse, alimentarse y de muchos otros aspectos en los cuales nos hemos visto afectados por los paros, por los bloqueos pero en especial por el vandalismo que deja huella en las diferentes paredes de nuestra ciudad, destruyendo nuestros bienes y estatuas que dignificaban la posición de seres que sirvieron a nuestra patria.

Algo que a uno francamente le preocupa,  es que estos niños desde muy pequeños ven que las autoridades son ultrajadas, asesinadas y golpeadas, es cierto que algunos de ellos han cometido errores, pero en general el solo hecho de vestir uniforme de la policía ya descalifica ante la sociedad a estos servidores y los niños como siempre, absorben como una esponja este tipo de procederes por parte de las personas que siembran el descontento y el odio en nuestra sociedad, los niños nacen odiando ¿qué podemos esperar de su vida, si han nacido odiando y han vivido odiando?

Los niños a final de cuentas, han sido víctimas en diferentes aspectos, la educación ha sido pésima y debido a la ausencia por parte de los docentes y la baja calidad por parte de ellos mismos, es algo que está afectando a nuestra niñez y para un futuro a la sociedad en general.

La falta de principios y valores también afecta la formación de nuestros pequeños que serán próximamente los ciudadanos de nuestro país.

La corrupción que antes era un tema tratado por los mayores, hoy en día es un tema al alcance de los niños quienes, en muchos casos, por lo que se conversa en el hogar, se vuelven cuestiones corrientes temas como el pedir coimas o exigir propinas por hacer gestiones por fuera de la ley.

“Uno no puede querer lo que no conoce” y es allí donde nos encontramos que los niños que no han recibido una instrucción sobre nuestra historia y los ciudadanos destacados que han vivido con gran sacrificio para lograr lo mejor para el país, han sido sustituidos por historias de bandoleros  o de narcotraficantes, de artistas o de otro tipo de personajes que pueden llegar a los diferentes medios, pero los niños no tienen la posibilidad de conocer y seguir el ejemplo de aquellas personas que dando mucho de sí mismas aportaron para nuestro desarrollo económico y social.

Los niños seguirán siendo las víctimas de nuestra sociedad mientras los mayores se pavonean abusando de ellos desde todo punto de vista, robando su sustento diario y su alimentación escolar y ofreciéndoles una deficiente preparación académica.

Junio de 2021.

Marco Fidel Rocha