La Nación
“Los niños tienen miedo de salir de su casa” 1 1 julio, 2022
HUILA

“Los niños tienen miedo de salir de su casa”

La comunidad de La Plata entrega detalles sobre cómo han sido los primeros días tras el secuestro y homicidio de Karol Natalia Chantre, menor de cinco años de edad. Advierten que los crímenes no se habrían cometido solamente a manos de Cristian Penna y piden capturar a todos los responsables.

 

La brisa que golpea las montañas en la vereda La Alpina en zona rural del municipio de La Plata, en el occidente del Huila, logra acceder a cada uno de los hogares de la comunidad de la misma manera en que lo hicieron la tristeza, la indignación y el miedo tras la trágica historia de Karol Natalia Chantre, una menor de cinco años de edad que fue asesinada por Cristian Penna, excuñado de su madre, Sonia Quiguana Oidor.

Cual neblina, el tema de conversación se posó sobre las casas de los conocidos, familiares y comunidad en general, quienes rechazan el secuestro y homicidio de la menor, ocurridos el pasado miércoles 11 de mayo y que aconteció en cuestión de horas.

Todos repasan esos momentos. La desaparición de la niña ocurrió en la noche del miércoles y desde ese mismo instante gran parte de la comunidad comenzó a buscarla por sus propios medios y empleando sus empíricas estrategias de rescate, luego de que la Policía del pueblo se negara a acompañarlos. 18 horas después la misma comunidad halló a la menor, sin vida, atada de pies y manos.

En medio de la consternación, la abuela de Karol la recuerda como una niña con una chispa de alegría y llena de cariño por dar, que se molestaba cuando sus tíos le repetían lo dicho, “pero luego se contentaba. Me abrazaba, era muy cariñosa…”.

El papá de la menor, Héctor, no comprende por qué Cristian Penna segó la vida de su tierna niña, “no sé por qué razón o circunstancia esta persona cometió eso con mi hija, no entiendo el motivo del por qué hizo eso”, dijo. Contextualizó que en su caso particular no habían tenido problemas y que el homicida también es padre. “Uno como padre, desde el momento en que se da cuenta que tiene una criatura, debe pensar muy bien las cosas”.

El miedo

Desde la escuela la profesora, Diana Aza, visiblemente afectada por la situación, también recuerda los últimos momentos que compartieron juntas y con sus compañeros de estudio, expone los difíciles momentos que viven quienes conocieron a la menor.

“Ninguno de nosotros podrá superarlo, ni la comunidad ni mis alumnos ni nosotros el vacío que nos deja Natalia, desde el día en que desapareció cada minuto nos fue desgarrando, ayer en su entierro vi a todos mis niños llorando…, la persona responsable de esto nos acaba de hacer un daño tan grande, no solamente a la familia si no a ellos –los compañeros de escuela-”.

Además, explicó que debido a los hechos, el temor se ha apoderado de los más chicos. “Los niños tienen miedo de salir de su casa, porque han escuchado a sus papás…, porque ya no ven a su amiga y ayer algunos la vieron en el ataúd y fue muy difícil para ellos. Y no hemos tenido paz. Ninguno. Más ellos, la mayoría no quieren venir a estudiar”.

Los menores tampoco han contado con un acompañamiento psicosocial para ayudar comprender lo ocurrido y así sanar las heridas en sus corazones y mente.

Finalmente, el papá de Karol asegura que “de corazón”, lo perdona y que confía en que la justicia terrenal actúe contra las otras personas que hicieron parte del crimen.

El perdón

“Por mi religión y la fe en Dios, sé que tengo que perdonar, para sentir paz, y que ahora la justicia se encargue de que pague todo lo que él hizo, lo que más le pido a las autoridades es que se haga justicia y que capturen a todos los responsables porque yo no creo que eso lo haya hecho una sola persona”, advirtió.

Les envió un mensaje a las autoridades competentes en el caso: “sea contra quien sea, que se haga justicia, se castigue como debe ser. A los fiscales, que le metan corazón ellos también son padres de familia, que no dejen impune el caso. Es muy duro uno de padre tener que pasar por esto y me he dado cuenta en muchísimas ocasiones que, con la misma Policía, los llama uno y llegan cuando ya ha pasado todo. En nuestro caso, aunque llegaron al otro día, estuvieron muy pendientes y nos colaboraron”.

También aclaró cuál fue el vínculo real que hubo entre Sonia Quiguana Oidor, madre de Karol, y el homicida. Cristian Penna fue un novio de una hermana de Sonia. Todos los medios de comunicación han informado que se trataba de una expareja, pero la verdad es que es un excuñado.

Los últimos recuerdos

Días antes, Héctor estuvo visitando a su hija durante buena parte del día. “Jugamos y dialogamos, a pesar de que era una niña, también daba consejos, regañaba y le gustaba que todo se hiciera como ella decía”, recordó. También hablaron precisamente sobre un caso de un intento de secuestro contra un niño en la región, en esa ocasión le reiteró que no le fuera a recibir nada a personas extrañas y que no confiara en nadie.

“‘Tranquilo papi que yo a ustedes les hago caso, yo me voy para el colegio juiciosita’, fueron unas de las últimas palabras que escuché de mi hija”.

El homicida

Las autoridades capturaron a Cristian Penna Guagas, de 22 años, homicida de Karol Natalia Chantre. Dos elementos que fueron hallados en la escena del crimen fueron claves para identificar al responsable.

La menor fue encontrada sin vida por varios pobladores de la zona, estaba en un sector boscoso, tenía un trapo en la boca y sus manos y pies atados con una soga, la cara tapada y en medio de un matorral. Según el dictamen de Medicina Legal, murió por sofocación por obstrucción de vías aéreas altas, es decir fue asfixiada.

El homicida aceptó los cargos. Se conoció que habría sacado a la niña de su vivienda, donde se encontraba en compañía solamente de un hermano de 10 años de edad.

En la vivienda del imputado se encontró un trapo similar al que se halló en el cuerpo de la menor. También se pudo establecer que la soga encontrada en el cuerpo de la hoy occisa al parecer era la misma que el hombre utilizaba para amarrar la leña.

“Está descartado totalmente que en este hecho hayan involucradas otras personas, es evidente que el hombre planeó y ejecutó solo lo sucedido. Las evidencias fueron contundentes y su responsabilidad no podía ser ocultada; una labor articulada de Policía y Fiscalía permitió la captura de este sujeto y así ser judicializado”, manifestó Daniel Parada, director de Fiscalías en el Huila.