La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Los retos del cuatrienio 2020-2023

Los retos del cuatrienio 2020-2023 1 26 septiembre, 2020

Por: Albeiro Castro Yépez

 

Transcurridas las posesiones de los ejecutivos departamental del Huila y los municipales tres lineamientos se convirtieron en ejes de sus discursos: desarrollo agropecuario, turismo y competitividad. En los últimos cuarenta años el turismo ha ganado espacio como referente para el desarrollo socioeconómico de la región logrando importantes avances, pero también con muchos pendientes, especialmente de los proyectos perfilados en la Agenda Interna de Productividad y Competitividad.

En este sentido se percibe como el principal reto para el desarrollo turístico del Huila presentar al final del cuatrienio un crecimiento del Índice de Ocupación Hotelera del 40% al 50%, un logró que superaría el punto de equilibrio y acercaría al Huila a la media nacional que registra un 55%, una tarea que trasciende el uso de estrategias de promoción y publicidad, reclamando la implementación y puesta en marcha de los proyectos generadores de demanda, esto es, que estimule la llegada de turistas a los destinos Huila.

El segundo reto se enfoca en el aprovechamiento del reconocimiento Starlight para el Desierto de La Tatacoa como una oportunidad para desarrollar el proyecto Jardín de la Astronomía y catapultar a Villavieja como un destino para el turismo receptivo, esto es, recibir turistas extranjeros. En esta misma línea a los neivanos les corresponde aprovechar el centro de convenciones, recinto ferial y parque de la música para formar a Neiva como un destino para el turismo corporativo de eventos y convenciones que convoque a los colombianos a visitar la Capital del río Magdalena.

Un esfuerzo de igual o mayor envergadura se debe aplicar en el desarrollo del turismo náutico aprovechando los embalses Betania y el Quimbo, así como, el río Magdalena para el desarrollo de la navegación de aventura, una tarea que exige una rigurosa formación del talento humano para el logro de una operación de calidad enmarcada en el cumplimiento de las normas de seguridad.

Otro importante reto es el aprovechamiento de las fincas cafeteras, las haciendas ganaderas y la piscicultura para entronizar el turismo rural como una actividad alternativa a la cotidiana generación de ingresos del sector agropecuario. Por supuesto que una tarea permanente se enfoca en la reanudación de la investigación arqueológica como fuente de inspiración para diversificar la tradicional oferta huilense, investigación que también cobija al patrimonio arquitectónico, así como, las manifestaciones religiosas que permitan fortalecer el producto “Huila un Pueblo de Dios”, un producto que se ha consolidado en el suroccidente con los santuarios Virgen de Las Mercedes de Nátaga y Beato Pedro María Ramírez Ramos de La Plata.

En suma, los mandatarios tienen suficiente material para mostrar victorias tempranas y hacer realidad el sueño de convertir al Huila en destino turístico en los ámbitos nacional e internacional. A todos los mandatarios les deseamos éxitos en su gestión.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia