La Nación
Los saldos en rojo del sector cultura  en Neiva 1 25 julio, 2021
ECONOMÍA

Los saldos en rojo del sector cultura  en Neiva

Las festividades de San Pedro en Huila suponen una catapulta para la reactivación económica de las industrias creativas y culturales; pero, además de que no se realizarán como antes, los honorarios para los artistas son “irrisorios”, manifestó el sector cultural ayer.

 

huila@lanacion.com.co

 

Artistas y demás personas que dependen económicamente de las actividades artísticas y culturales, están a la espera de que suba nuevamente el telón: solo piden que les dejen trabajar y salarios justos.

Por ramas de actividad, las actividades artísticas,  entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios, fue la segunda solo después de las industrias manufactureras, con la más alta reducción de ocupados en enero del presente año, según  lo dio a conocer el Dane en el más reciente informe sobre el mercado laboral del país.

Y si se mira el consolidado del trimestre móvil noviembre – enero, la primera posición la ocupa alojamiento y servicios de comida, y en segundo lugar continúan estando las actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios.

En Colombia, la segunda rama en mención se redujo de 2 millones de ocupados en enero del 2020 a 1,7 millones en el mismo periodo del presente año. El panorama para Neiva, que lideró durante el año pasado con la más alta tasa de desempleo también es desalentadora.

La capital del Huila para el trimestre móvil noviembre – enero tenía en cifras redondas a 10.000 personas ocupadas en esta rama, lo cual muestra que al menos 3.000 quedaron cesantes si se compara con el mismo periodo del año anterior (13.000).

Esta fue la tercera rama económica de la que más ciudadanos salieron del mercado laboral en la capital del Huila.

“Vivimos del público”

Pablo Mosquera, es uno de los gestores culturales en Huila que debió parar sus procesos culturales en Neiva con ocasión de la COVID-19. Para el artista, se perjudica “no solamente lo económico, sino también lo social, porque aquí no hay solo un componente económico”, precisó.

Para Mosquera, la parálisis “traerá un mayor atraso social, cultural, económico, educativo. Etc. Como todos los sectores, nosotros hemos sido golpeados, pero con una connotación y una esencia más compleja porque nosotros vivimos y nos debemos directamente a nuestro público”.

Con el fin de evitar las aglomeraciones, han estado totalmente cerrados. “No se ve un teatro o academia abiertos, para nosotros ha sido mucho más complejo reactivarnos en la vida económica que veníamos enseñados. Y los gobiernos, a nivel general, no han tenido en cuenta esto. Prácticamente un año después, si ya se han resentido las grandes multinacionales, cómo lo será para nosotros, que muchos somos independientes”, cuestionó.

La oportunidad

Bajo ese panorama, miles de familias en Huila se encuentran a la expectativa de lo que serán las festividades de San Juan y San Pedro, en otrora el momento más esperado por la alta dinamización de la economía que estas acarrean, y trabajo para los artistas.

Una de las plazas que más emplea es Neiva. Sin embargo, las convocatorias por parte de la Administración Municipal no son las esperadas. Para el sector los pagos “son irrisorios”.

“Más que un incentivo o un estímulo parece un insulto y subvaloración extrema con un sector que es tan importante en el desarrollo y la constitución de cualquier sociedad”, aseveró Mosquera.

Ese descontento empujó a que ayer decenas de ciudadanos salieran a protestar desde el Centro de Convenciones hasta la Secretaría de Cultura, en el parque de La Música.  En medio de la pandemia, artistas con sus instrumentos en mano y pancartas, exigieron un consenso sobre los pagos, de lo contrario ninguno perteneciente a las áreas de la música se presentaría a las convocatorias, advirtieron.

Augusto Lima, gestor cultural y uno de los organizadores de la movilización de ayer, dijo que están pidiéndole al gobierno local que la convocatoria se haga en conjunto, donde se cuente con la voz del sector.

Frente a las ayudas, manifestó que se les está viendo como “limosneros”. “Nosotros somos artistas y trabajadores culturales, no queremos que nos colaboren, sino que nos contraten y nos den trabajo”.

“Entendemos que el COVID-19 ha afectado a todo el mundo, pero más al sector cultural, por eso estamos preocupados porque en Huila hay conmigo 5.970  gestores culturales y el 98% está afectado porque no hay trabajo, entonces estamos exigiendo el derecho al trabajo, porque no podemos laborar en bares, restaurantes, discotecas, ni podemos hacer conciertos”, concluyó.

La Alcaldía de Neiva se reunirá hoy con los artistas con miras a un espacio de diálogo.