La Nación
INVESTIGACIÓN

Los ‘torcidos’ que enredan a Medimás

La CGR puso en evidencia nuevas irregularidades en el manejo de los recursos públicos de la  EPS más grande del país. Aunque la entidad, reaccionó con calma frente a los nuevos hallazgos, la situación sigue siendo crítica. 

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

 

A la crítica situación técnica y administrativa que registra la empresa Medimás, una de las EPS más grandes del país, se suma ahora, las irregularidades en el manejo de los recursos del Sistema de Seguridad Social.

El informe fiscal revelado esta semana por la Contraloría General de la República se suma a las dificultades registradas con la revocatoria de su licencia de funcionamiento, y la cancelación de la habilitación ordenada el año pasado por el Tribunal de Cundinamarca. Aunque la medida no está en firme podría concluir con la pérdida del Registro Especializado de Prestadores de Servicios de Salud (Reps) lo que generaría un grave impacto para la prestación de los servicios de salud a por lo menos cuatro millones de afiliados.

En el Huila tiene 232.271 afiliados, de los cuales 117.297 pertenecen al régimen contributivo y 114.974 al régimen subsidiado en 28 de los 32 municipios con 2658 proveedores. En Caquetá tiene 26.863 afiliados.

En el último año ejecutó contratos por 6,59 billones de pesos, objeto de la auditoría. De éstos, 37.220 millones de pesos corresponden a la contratación ejecutada en el Huila

 

Las anomalías

La auditoría realizada a las finanzas de la empresa prestadora de salud entre enero de 2018 y junio de 2019, detectó 33 hallazgos que habrían generado un detrimento patrimonial por más de 635 mil millones de pesos.

Según la Contraloría Delegada para el Sector Social, Medimás pagó por servicios médicos valores superiores a lo previsto en su regulación, canceló servicios médicos a personas fallecidas, a no afiliadas y entregó anticipos injustificados a contratistas. Después de la reorganización administrativa la entidad giró recursos superiores a los servicios prestados, realizó pagos dobles a IPS y contratistas.

 

Se determinó que las auditorías a las facturas por la prestación de los servicios, realizadas por IQ Consulting y SyC (Sistemas y Computadores), fueron mal ejecutadas.

Por las incidencias administrativas, disciplinarias, penales y fiscales las anomalías fueron trasladadas a la Superintendencia Nacional de Salud, a la Fiscalía y a la Procuraduría para que adelanten las respectivas investigaciones.

 

Casos relevantes

Entre los casos más relevantes, se encuentra el pago de $3.695 millones en servicios médicos a personas fallecidas y $44.060 millones a personas que no se encontraban afiliadas a la EPS.

Midimás, según la auditoría, reconoció y pagó la prestación de servicios de salud a afiliados que para la época del procedimiento médico se encontraban registrados como fallecidos por 3.695 millones de pesos. La contraloría encontró 518 casos evidenciados.

Además,  la entidad giró de manera injustificada y sin respaldo a Century Farma, una suma que asciende a 118.783 millones de pesos, de difícil cobro.

 

Además, evidenció pagos ilegales realizados a sus diferentes prestadores sin tener derecho a recibirlos o servicios de salud prestados a unos usuarios con anterioridad a la creación de Medimás EPS, es decir,  antes del primero de agosto del 2017 cuando se aprobó el plan de reorganización institucional por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.

En consecuencia se genera un posible menoscabo de los recursos públicos por 159.329 millones de pesos por pago de servicios de salud a usuarios antes del primero de agosto 2017, sin tener la autorización correspondiente para funcionar como entidad prestadora de salud.

La CGR reportó 1.427 casos que se cancelaron sin justificación.

La entidad prestadora de servicios estimó que Cafesalud, entidad adquirió en una negociación con el gobierno, ocultó información relevante a los compradores sobre la característica de la situación financiera.

Al  cruzar las bases de datos se detectó un mayor valor pagado frente al valor contratado por 21.430 billones de pesos.

Entre estos pagos aparecen giros a la clínica Medilaser por 425 millones de pesos; pagos a  Integral Solution SD SAS de Neiva por 364 millones de pesos y giros al Hospital Universitario de Neiva Hernando Moncaleano por 224 millones de pesos.

 

Doble facturación

El informe reporta además, un detrimento patrimonial por 51.508 millones pagos por doble facturación.

Estos pagos corresponden a 1.806 facturas presentadas irregularmente por 297 proveedores que presentaban pagos superiores al valor facturado por un monto total de 51.508 millones.

Las irregularidades también incluyen pagos por servicios médicos superiores a lo presupuestado por un valor de $21.430 millones y medicamentos por encima del valor regulado por $28.490 millones.

En el contrato con la institución prestadora de servicios Esimed (Estudios e Inversiones Médicas S.A), actualmente en liquidación, Medimás también generó anticipos por 137.786 millones de pesos, no legalizados.

Teniendo en cuenta que se encuentran vinculados terceros, quienes presuntamente presentaron de manera consciente y deliberada cuentas de cobro y soportes a la EPS con los cuales cobraron altas sumas de dinero sobre servicios presuntamente prestados, la CGR trasladó el hallazgo las autoridades disciplina a la autoridades competentes para que adelanten las diligencias disciplinarias penales y sancionatorias del caso que se revisen las actuaciones de los terceros prestadores involucrados en cada caso.

 

Sobrecostos

También se evidenció que a pesar de las regulaciones de los precios de medicamentos y dispositivos médicos no fueron modificados manteniéndose el precio inicialmente pactado.

No obstante, Medimás a pesar de disminución del valor de los precios de referencia no realizó el documento correspondiente de ajuste correspondiente ni realizó la parametrización de los aplicativos.

De un total de 25.575 medicamentos verificados en el cruce se evidencia que se encuentran con valor negociado por encima del precio regulado; 128 con un sobrecosto mayor al 1.000 por ciento; 314 entre 500 por 1000%;  103.284 entre 300 por ciento y 500 %, entre otros.

También se evidencia los cobros de medicamentos que superan el valor máximo de recobro incluyendo el margen adicional establecido para dicho producto tanto en el radicado por el prestador y el prestador de servicios de acuerdo con lo reportado por el prestador el valor pagado asciende a 8.316 millones de pesos.

Entre estos pagos aparece Integral Solutions SD SAS de Neiva con 741 millones de pesos; Ruan Rehacer IPS Neiva por 137 millones y Hospital Universitario de Neiva por 111 millones de pesos.

“Entonces se genera un menoscabo a los recursos públicos por 28.490 millones de pesos por pagos de servicios de salud y entrega de medicamentos a usuarios de Medimas así como el desconocimiento y aplicación de los principios de legalidad, eficacia, moralidad y transparencia”, apuntó el organismo fiscalizador.

 

Cuentas claras

Medimás tomó con calma el reporte fiscal, advirtiendo que adelanta una revisión minuciosa de los 33 hallazgos detectados por la Contraloría General de la República para verificar las posibles inconsistencias.

“La misma EPS aportará los elementos para demostrar que no hay daño a los recursos públicos de la salud y adoptará acciones para asegurar que no se presenten hacia futuro”, señala la EPS en un comunicado.

 

En la UCI

Medimás permanece en estado de coma desde el 29 de enero del año pasado cuando se frenó la venta de sus activos por una orden judicial.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca solicitó no sólo la revocatoria de su licencia de funcionamiento, sino también, la cancelación de la habilitación y por lo tanto la pérdida del Registro Especializado de Prestadores de Servicios de Salud (Reps).

La decisión dejó en vilo la venta de la compañía a inversionistas extranjeros.

La corporación judicial reversó la venta de todos los activos y pasivos de Cafesalud EPS y de Esimed (en liquidación) y los contratos de compraventa hechos en el 2017 a favor de Prestnewco y Prestasalud, los dueños de Medimás.

En estas condiciones, la venta de Cafesalud quedó anulada y en consecuencia quedó suspendida de manera definitiva la cesión de los activos intangibles que originaron la creación de Medimás a partir del primero de agosto del 2017.

 

Vigilancia especial

Adicionalmente, la EPS se encuentra bajo vigilancia especial por los reiterados incumplimientos.  La medida preventiva fue  adoptada inicialmente el 19 de octubre de 2017 por la Superintendencia Nacional de Salud, (Resolución 4770 de 2018).

Durante las vigencias 2017 y 2018 los activos disminuyeron en un 13% y los pasivos bajaron un 3%, generando un patrimonio negativo de  234.885 millones de pesos, por las pérdidas del ejercicio.

En el pasivo financiero cuentas por pagar, los rubros más significativos son las reservas técnicas liquidadas pendientes de pago, y pendientes y conocidas no liquidadas las cuales ha aumentado desde el inicio de la operación. El valor de las cuentas por pagar al costo ascendió a 1,31 billones de pesos.

Medimás, según Supersalud,  no cumple con el indicador de patrimonio adecuado.

Relacionadas:

Robo de celulares más allá del raponazo

Redacción Web // LN

Olimpiadas pagadas pero jamás realizadas

Redacción Web // LN

Guerra por el agua sigue viva en Potrerillos

Redacción Web // LN

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link