La Nación
Mala señal 1 20 septiembre, 2021
EDITORIAL

Mala señal

La construcción siempre ha sido uno de los sectores que más ‘jalona’ la economía de las regiones. Esta actividad representa generación de empleo en las ciudades y municipios de Colombia. Y resulta preocupante que Camacol, la Cámara Colombiana de la Construcción, ya esté hablando de empleos en riesgo como consecuencia de los bloqueos viales llevados a cabo en el marco del paro nacional.

Según el reporte de Camacol, “los bloqueos y cierres viales que hoy se mantienen ya afectan de manera directa a 472.138 trabajadores de la construcción que no han podido realizar sus labores o llegar a sus puntos de trabajo, lo que pone en riesgo su sustento y el de sus hogares”.

El gremio de la construcción tiene las cifras claras: de los 2.289 proyectos de edificaciones que actualmente están en proceso de construcción en todo el país, (residenciales y no residenciales) el 75% ha tenido que detener por completo sus actividades o han visto altamente afectada su operación por problemas asociados al desplazamiento de los trabajadores a las obras, así como a la disponibilidad y transporte de los insumos de construcción.

Ante este panorama, Camacol ha hecho “un llamado a las autoridades departamentales y municipales, para que, dentro de sus competencias legales y constitucionales, tomen las medidas y acciones necesarias para restablecer el orden público en las distintas regiones del país afectadas por los bloqueos y cierres en las vías, y garanticen la libre movilidad y la protección de los derechos de millones de colombianos”.

Desde esta tribuna, hemos abogado por el cese de los bloqueos en las vías, debido al daño enorme que le está haciendo a la generación de empleo en las regiones.

Se puede protestar, pero sin poner en riesgo la vida, salud, seguridad y sustentos de miles de familias huilenses y colombianas.