La Nación
“Mi hijo la golpeó…Yudi estaba inmóvil, no me hablaba” 1 17 junio, 2021
JUDICIAL

“Mi hijo la golpeó…Yudi estaba inmóvil, no me hablaba”

40 años y 7 meses de prisión fue la condena que recibió Mario Alberto Trujillo Bernal tras asesinar a su pareja sentimental Yudi Fernanda Pérez Uribe. El cuerpo de la joven presentaba “múltiples equimosis de colores verdes, morados, rojos, cafés; cicatrices antiguüas en miembros inferiores. Laceración en muslo derecho…”.

 

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

 

“Venía siendo víctima de un ciclo de violencia sistemática y amedrentamiento, con antecedentes de violencia física y psicológica, y había estado incomunicada y privada de su libre locomoción, en claro estado de indefensión antes de su muerte”, dijo la juez al condenar a Mario Alberto Trujillo Bernal por la muerte de Yudi Fernanda Pérez Uribe, en Neiva.

Pruebas testimoniales que van desde el señalamiento de la misma mamá del procesado pasando por familiares de la joven hasta las científicas, llevaron a la defensa y al procesado a ‘negociar’ la pena con el Fiscal Quinto Seccional de la Unidad de Vida.

“Claramente se puede entender que el aquí procesado Mario Alberto Trujillo Bernal, lesionó de manera efectiva el bien jurídico de la vida, pues era de su pleno conocimiento que lesionar mortalmente a su compañera sentimental hasta causarle la muerte, constituía comportamiento contrario a derecho…”, sentencio la Juez Primera Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento.

Trujillo Bernal, de 20 años de edad, fue condenado a pagar una pena de 40 años y 7 meses de prisión como autor responsable del delito de feminicidio agravado. “El comportamiento desplegado por el procesado se adecua perfectamente al tipo penal endilgado…”, sostuvo la operadora judicial.

 

Todos sabían del maltrato

El joven, ayudante de construcción, asesinó a golpes en su casa a Yudi Fernanda Pérez Uribe, de 19 años de edad, en el mes de junio de 2020. “Ante la responsabilidad del procesado, se cuenta con la propia aceptación de cargos mediante la modalidad de preacuerdo y corroborado con abundante material probatorio”, manifestó la togada.

No solo Fabiola Bernal Fajardo, mamá de Mario Alberto, conocía del maltrato que él ejercía sobre la joven, sino también familiares de la víctima, quienes trataron de auxiliarla, pero recibieron amenazas de muerte por parte del hoy condenado.

La progenitora de María Alberto, en entrevista con las autoridades judiciales manifestó que los problemas de la pareja se presentaron desde su convivencia, hace 2 años y que el 30 de mayo de 2020 estuvieron discutiendo por celos. “Mi hijo la golpeó y se encerraron en el cuarto de ellos”.

Sostuvo que llamó a un taxi y traslado a la joven malherida al centro de salud. “Yudi estaba inmóvil, no me hablaba”.

La discusión que sostuvo la pareja y que terminó en golpes contra la joven comenzó en la tarde del sábado 30 de mayo. “Mario Alberto y Yudi Fernanda entraron en discusión. Llevaban dos días que ni salían de la habitación y se escuchaban bastantes ruidos”, dijo Camila Andrea Uribe Cardoso, tía materna de la víctima, al señalar que se enteró de esta situación en la noche del lunes primero de junio.

Recordó que fueron a la casa de la pareja, pero no les dejaron ver a la joven. “Mario se enfureció y nos amenaza con un machete (sic)”, señaló que se fueron, llamaron a la Policía y uno de los uniformados habló con Mario quien les dijo que ella estaba bien “que por ello no los deja ingresar a la casa y que sin una orden ellos no podían ingresar”.

Sostuvo que, al otro día, martes 2 de junio, se enteró que el joven había maltratado a Yudi toda la noche, por lo que se comunicó con un policía que habló con los papás del joven y lograron que la joven fuera trasladada a un centro asistencial.

Yudi ya había advertido a su familia de las agresiones que sufría por parte de su compañero sentimental. “La primera vez que ella logró escapársele de él, yo logre hablar con ella en donde en esa ocasión que dijo que él la maltrataba y que la amenazaba en matarse si ella lo dejaba…”, manifestó Íngrid Yaneth Cardozo, prima de la víctima.

Aseguró que Trujillo Bernal amenazo de muerte a la familia de la joven cuando se la llevaron para la finca en el municipio de Colombia. “Mario se desplazó hasta la finca en donde estaba Yudi y amenazó a mis familiares indicándoles que si no lo dejaban traerse a Yudi él los mataba a todos…días después Yudi decidió o no sé si Mario la amenazo, el caso fue que ella se quedó nuevamente con él”.

Múltiples traumas

La agresividad y maltrato que sufrió Yudi de manos de Mario Alberto, quedó registrada en su cuerpo, como lo reveló el examen de necropsia de medicina Legal.

El informe pericial señala que la joven presentaba múltiples lesiones traumáticas en cabeza, tórax y abdomen principalmente, con signos de hipoxia cerebral (falta de oxígeno) y huellas de violencia sexual. “La usuaria ingresó en muy malas condiciones generales al Hospital, con compromiso de su estado de consciencia…Las lesiones ocasionadas a la joven Pérez Uribe desde el punto de vista médico legal se consideran de carácter mortal ya que se comprometió órganos vitales”.

En la necropsia las autoridades establecieron que la joven presentaba múltiples marcas de trauma en la cabeza, con arrancamiento irregular del pelo, equimosis en abdomen que comprometen la pared abdominal. “Múltiples equimosis en diferentes etapas de color: verdes, morados, rojos, cafés; cicatrices antiguas en miembros inferiores. Laceración en muslo derecho…”.