La Nación
Miércoles de Ceniza, un signo de penitencia 2 24 febrero, 2021
La Nación +

Miércoles de Ceniza, un signo de penitencia

Con la llegada del Miércoles de Ceniza, el mundo católico se prepara para recibir la Semana Santa. Durante los siguientes 40 días será un tiempo de preparación para la gran fiesta de la Pascua.

 

Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

 

El año 2020, el Papa Francisco suspendió en todos los templos del mundo las ceremonias religiosas de la Semana Santa por la amenaza que produjo el covid-19 en el planeta entero. Fue algo sin precedentes, sin embargo, cada rito o signo litúrgico fue reemplazo por la fe cristiana.

Este año, aunque el panorama pinta ser un poco diferente, pues la llegada de la vacuna aviva la esperanza de la humanidad; los cuidados y precauciones deben ser la responsabilidad de todos.

Es así como el obispo de Neiva, Monseñor Froilán Casas Ortiz, decidió suspender, por este año la imposición de la ceniza, sin embargo, invitó a los feligreses para que hoy acudan a los templos.

Miércoles de Ceniza, un signo de penitencia 8 24 febrero, 2021
Monseñor Froilán Casas Ortiz, obispo de Neiva, explica cuál es el significado del Miércoles de Ceniza.

“A lo largo del Antiguo Testamento encontramos que la gente utilizaba la ceniza para indicar austeridad y penitencia, la Iglesia lo ha tomado con base en los textos bíblicos, pero puede reemplazarse por otro, lo que importa es que haya sentido penitencial, austeridad, ayuno y preparación de conversión para la gran fiesta de la pascua”, explicó Monseñor.

Está claro que el Miércoles de Ceniza es la preparación para la gran fiesta de la pascua, que es el cenit de la liturgia cristiana católica; que de acuerdo con los relatos bíblicos es la resurrección del Señor. De tal manera que debemos prepararnos para la pascua con un tiempo de conversión, de penitencia, de ayuno y oración con 40 días de anticipación a la gran noche de la vigilia pascual.

Una de las expresiones penitenciales es la ceniza, pero no es la penitencia, sino un signo de penitencia.

De acuerdo con el obispo Froilán Casas, el hecho de tocar la ceniza y pasársela a cada persona, provoca un gran riesgo de contagio, por lo que hay que evitar este rito que además de bonito, tiene toda una tradición. Por tal razón, señala, que es importante que hoy reemplazamos ese rito por la bendición y aspersión del agua que tiene sentido de purificación en la Sagrada Biblia.

Miércoles de Ceniza, un signo de penitencia 9 24 febrero, 2021
Por primera vez, la imposición de la ceniza queda suspendida. Este signo que da inicio a la cuaresma será reemplazado por la aspersión de agua bendita.

“No se trata de centrar la fe en la ceniza, que es un rito que puede cambiarse por otro y los templos estarán abiertos cumpliendo con las normas de bioseguridad. Invito a todos los feligreses a que participemos en las celebraciones de los templos la palabra de Dios, que vivamos estos días de la celebración, que nos preparemos, que cambiemos, que esta realidad de sufrimientos nos haga más comprensivos, serviciales, amables, evitar la agresividad, respetar los espacios públicos y cumplir con los deberes ciudadanos”.

 

Miércoles de Ceniza, un signo de penitencia 10 24 febrero, 2021

“El amor de Dios nos acompaña y nos levanta”

 

El arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, monseñor Luis José Rueda Aparicio, habla con LA NACIÓN y hace sus reflexiones sobre el miércoles de ceniza, la Semana Santa y la pandemia.

  

¿Qué debe representar para el católico el miércoles de ceniza?

La ceniza representa para el católico, un signo externo del camino de conversión a Cristo, viviendo la Cuaresma en clima de oración, ayuno y penitencia. Buscaremos siempre progresar en la coherencia de la vida cristiana, en la fraternidad, en la renovación de la vida personal, familiar y social.

¿Cómo será la Semana Santa este año en el país?

Hemos obrado durante toda la pandemia con profunda responsabilidad por la vida, sin dejar de atender la dimensión espiritual de nuestras comunidades. Seguiremos acogiendo en los templos con los aforos permitidos, y como el año anterior, tendremos las celebraciones de todos los días de la Semana Santa con transmisión por distintos medios.

¿La pandemia nos cambió en algo?

La humanidad en un tiempo tan difícil se da cuenta de que, el amor de Dios nos renueva, nos acompaña y nos levanta. En la pandemia, nuestras familias y la humanidad entera, hemos descubierto que somos muy, muy frágiles. Nos hemos interrogado sobre el sentido de la vida, del dolor y de la muerte. Hemos descubierto que nos necesitamos unos a otros. Todo esto ha representado una voz que nos llama a fortalecer los valores que nos hacen más hermanos y a corregir toda forma de indiferencia, de vanidad, de desesperanza. Hemos visto que el amor de Dios no se separa de nosotros. La gran esperanza es de orden espiritual e impregna todas las realidades personales y sociales. La gran esperanza nos la proporciona el encuentro con el Dios vivo que hace alianza de amor eterno por la humanidad.

Con esta crisis global, ¿La gente se alejó o se acercó más a la Iglesia Católica?

Un buen grupo de personas ha descubierto el rostro hermoso de una Iglesia que acompaña en los buenos y en los malos momentos, muchos han afianzado su identidad de Iglesia que es pueblo de Dios, que expresa su adhesión a la persona de Jesucristo mediante la fe con obras. Muchas personas que estaban alejadas han visto que la Iglesia no impone la fe, sino que propone el Evangelio y fermenta la sociedad y las culturas diversas con la verdad, el amor, la solidaridad y se pone al servicio de todo ser humano, especialmente de los marginados, enfermos, excluidos.