La Nación
Mistela, un tesoro gastronómico del Huila 1 4 julio, 2022
HUILA

Mistela, un tesoro gastronómico del Huila

La mistela es una bebida típica del departamento del Huila. En diálogo con el Diario LA NACIÓN, Lina Ortiz resalta el valor cultural de este producto autóctono y cuenta detalles de su preparación. 

 

 

Laura Cortés Lamilla

comunicadoramultimedia@lanacion.com.co

En temporada sampedrina, los opitas reviven diversas costumbres y tradiciones en torno a la danza, la música e incluso la gastronomía. Junio es ese mes del año en el que los opitas tienen la excusa perfecta para degustar diferentes platos típicos, como la lechona, el asado huilense y, ¿por qué no acompañarlos con una bebida netamente de la región como la mistela? Aquella bebida dulce a base de licor y hierbas adquiere protagonismo en la época más fiestera del Huila.

La mistela está compuesta por varios ingredientes, entre esos hierbas como romero, hierbabuena y mejorana, así como azúcar y aguardiente, sin embargo, el ingrediente secreto para que quede sabrosa, es el amor, o por lo menos eso es lo que asegura Lina Ortíz, quien es auxiliar de cocina y lleva años siendo la encargada de preparar mistela en el restaurante Casa del Folclor. Según Lina, ella aprendió a hacer la bebida gracias a uno de los mejores, el maestro y folclorista Ulises Charry, quien la llevó de la mano, le enseñó todo el proceso de preparación y le inculcó el amor hacia las costumbres huilenses.

“La mistela es una bebida de tradición que se aprende de los abuelos, aunque yo desde niña tuve nociones de cómo se preparaba, fue don Ulises quien me enseñó a hacerla. Al principio yo solo veía el proceso y colaboraba en ciertas cosas, luego, con el tiempo aprendí a realizarla. Yo le agradezco por haberme compartido esa enseñanza e  inculcarme ese cariño y amor al momento de prepararla, porque él decía que las cosas deben hacerse con amor para que queden buenas, sabrosas y así la gente las disfrute”, afirmó.

Para Lina, hay tres componentes esenciales que debe tener una buena mistela: tener el grado de dulce adecuado, que sepa a hierbas y a aguardiente. “Se hace un almíbar de azúcar, las hierbas se machucan, se restriegan, se ponen a cocinar para que suelten el extracto, después todo eso se mezcla y luego se le agrega el aguardiente. No se puede fallar en ningún proceso porque todos los sabores deben complementarse”, explicó.

Otro aspecto importante a resaltar es el tiempo anticipado con el que se realiza la mistela. San Pedro es la época del año en que las personas más quieren consumir esta bebida y por esa razón, Lina recomienda prepararla unos meses antes de junio, para que el sabor esté más concentrado. “La mistela, por tarde, debe hacerse desde mayo para que cuando lleguen las fiestas sepa más a hierbas y a aguardiente, es decir, que esté más rica”.

A sus 48 años, una de las labores que más disfruta es precisamente preparar mistela, le encanta ver cómo las personas locales y los turistas saborean con gusto el producto que realiza y lo piden para festejar del San Pedro o, incluso, para regalar a familiares que no pueden asistir al Huila para disfrutar de las fiestas sampedrinas. Hace dos años asumió el reto de preparar la bebida sin la supervisión de alguien más, pues aunque toda su vida se ha dedicado a la cocina, nunca pensó que tuviera que aprender a preparar mistela y que lo fuera disfrutar tanto. “Yo nunca me veía haciendo la mistela sola, hasta el año pasado hice una por mi propia cuenta y no pensé que me fuera a sentir tan bien”.

No perder la idiosincrasia es lo que Lina procura cada vez que enseña el proceso de preparación de la mistela, pues el valor cultural que tiene la bebida es bastante alto, por esa razón ella disfruta compartir este conocimiento de la misma manera como se lo enseñó el maestro Ulises, con amor hacia las costumbres huilenses, las festividades y  la tierra opita.