La Nación
Monumento a La Raza, otro 'blanco' del descontento social 1 20 septiembre, 2021
ACTUALIDAD

Monumento a La Raza, otro ‘blanco’ del descontento social

Un grupo de ocho encapuchados derribó en la noche de ayer el monumento a La Raza, ubicado en inmediaciones del puente El Tizón en Neiva. Con este, ya son tres los monumentos atacados durante el paro nacional en la capital del Huila.

 

A punta de pica, segueta y hasta con lazos fue derribado anoche por un grupo de encapuchados el monumento a La Raza y el Mestizaje, ubicado en inmediaciones del puente El Tizón en Neiva, el cual simbolizaba la unión de la raza española y la indígena.

La caída de este monumento sucedió a las 7:30 de la noche en medio de la sorpresa de las personas que a esa hora pasaban en sus vehículos por el sector.

Se trata de una obra en concreto y hierro del escultor bogotano Carlos Rojas Niño que fue instalada en 1978 como regalo a la capital del Huila en su cumpleaños.

Así lo reseña el escritor Camilo Francisco Salas, inserto en la Historia Comprensiva de Neiva, editada por la Academia Huilense de Historia. “Trabajo del escultor y pintor bogotano, Carlos Rojas Niño, en ferro-concreto, y localizado (originalmente) en la glorieta de la Universidad Surcolombiana. Es el abrazo amoroso del conquistador y colonizador, con la indígena, fértil y trabajadora que exhibe el fruto de la unión. Su dedo índice señala la tierra prometida y aún desconocida, futura morada, asentamiento pacífico, incógnita de sus decesos, promesa insegura. Fue inaugurada el 24 de mayo (día de Neiva) de 1978”.

Es de recordar, que en 2018 el monumento fue traslado de lugar donde originalmente se instaló, a causa de la construcción del intercambiador vial de la Universidad Surcolombiana.

Pedro Pablo Tinjacá Ruiz, presidente de la Academia Huilense de Historia lamentó este hecho. “Nos preocupa, pero es por desconocer otros conceptos de la historia, solo tenemos la historia de los vencedores, necesitamos conocer la de los vencidos, seremos un canal para que todos se puedan expresar, etnias, negritudes y todos los sectores”, expresó.

Entre tanto, para Reinel Salas, miembro de la Academia Huilense de Historia “las ciudades, los pueblos, embellecen su entorno con obras de arte y las obras de arte manifiestan formas de percibir de sus habitantes o de sus líderes… entendiendo que derrumbar la escultura es una protesta, sería muy interesante saber contra qué se protesta. Y no creo que sea contra la realidad de nuestro mestizaje, porque este en incontrovertible. ¿Se protesta porque un alcalde invirtió unos dineros hace más de cuarenta años para recordarnos que somos mestizos? ¿Se protesta porque se utiliza el arte para plasmar una realidad?”, cuestionó.