La Nación
Neiva entró en la era del no uso de la bolsa plástica 3 25 enero, 2021
Informe

Neiva entró en la era del no uso de la bolsa plástica

AMAURY MACHADO RUEDA/LN

judicial2@olemidiario.com

A partir del presente mes empezó a aplicarse en el país el Impuesto Nacional al Consumo de Bolsas Plásticas y aún muchos neivanos no conocen en qué consiste o cómo se debe pagar. El impuesto es recaudado por los almacenes de grandes superficies. Si los clientes quieren usar las bolsas, deberán pagar $20 por cada una. En el 2018 serán $30, $40 en el 2019 y $50 en el 2020. El fin de la medida que se determinó en el Congreso a través de la reforma tributaria, es desestimular el uso de la bolsa plástica, ya que esta permanece mucho tiempo en el ambiente, pues hasta 500 años demora en degradarse y tiene una vida útil muy corta.

Se estima, además, que un colombiano promedio usa 6 bolsas plásticas a la semana y casi 188 bolsas al año. Miles de toneladas de este material al año van a parar a los ríos, lagos y mares, contaminándolos. Es por ello que se pretende que las personas hagan un ejercicio de conciencia y acojan alternativas amigables con el planeta como las bolsas de tela y los canastos.

Echando un vistazo en los supermercados de grandes superficies, se puede apreciar que a muchos ciudadanos este nuevo impuesto los tomó por sorpresa, a unos no tanto por el cobro poco significativo de los $20, sino porque no están aún acostumbrados a cargar en el bolso o doblada en el bolsillo la ‘chuspita’ o la bolsa reutilizable. Hay quienes optan por llevarse sus productos en la mano a fin de no acceder a pagar la bolsa plástica, ya sea por colocar su granito de arena a la causa ambiental o por no “darle gusto a que el Gobierno le saque más plata”. Tampoco falta el comprador quien al cobrarle el valor de la bolsa, dejan la mercancía. Pero la gran mayoría, continúa utilizando la bolsa plástica.

Lo anterior, pese a que algunos de los grandes supermercados dicen haber realizado con anticipación campañas informativas sobre el cobro del nuevo impuesto, a manera de preparar a sus clientes para lo que vendría después del primero de julio, y aún hoy en día los establecimientos han colocado cerca de las cajas una publicidad donde lo explican. Hablamos con algunos de ellos para saber cómo están realizando la tarea de informar a sus clientes sobre el cobro de las bolsas plásticas.

Gustavo Adolfo Victoria, gerente regional de Súper Almacenes Olímpica. “Hay que hacer claridad que nosotros no estamos cobrando la bolsa, ese costo lo seguimos asumiendo nosotros, lo que se cobra es el impuesto de $20 por disposición de la nueva ley, y que tiene que quedar reflejado en la factura. Esta medida no se hace solo en Colombia, sino en la mayoría de países del mundo, por lo perjudicial que son las bolsas de plástico para el medio ambiente”.

Y continuó, “en este primer semestre del año realizamos algunas campañas de ‘No bolsa plástica’ otorgando las bolsas reutilizables o carritos de mercado a través de puntos, de descuentos especiales, esa ha sido la estrategia para que los clientes se fueran aprovisionando y preparando para cuando llegara el cobro de este impuesto, y hoy en día continuamos informando a la gente. Hemos observado que algunos clientes a partir del primero de julio han comenzado a traer sus carritos, sus propias bolsas reutilizables, y también algunos otros clientes cancelan el impuesto de $20”.

Asimismo, Diego Amaya, administrador del Supermercado Centro Comfamiliar, advirtió que la medida ha tenido buen grado de aceptación.

“Arrancamos a partir del primero de julio y la aceptación de los clientes que manejamos ha sido buena en un 90, 95%, han entendido que el objetivo es hacer un aporte valioso al medio ambiente. No faltan los clientes que chocan con algunos de los cajeros cuando se les dice que la bolsa ya tiene un valor, pero pues se les explica de la mejor manera, la mayoría entiende y es consciente, algunos optan por pagar los $20 por bolsa, y otros traen su propia bolsa y ya estamos generando cultura de contribuir al medio ambiente. También con bastante tiempo se difundió el mensaje a través de personal de impulso y los mismos muchachos de los puestos de pago, de que a partir del sábado primero de julio se cobraría este impuesto”.

Indicó que el supermercado trabaja en la elaboración de otras estrategias. “Estamos trabajando en poderles ofrecer a los clientes otra alternativa de bolsa con el fin de dar cumplimiento a la norma como lo establece, se trata de una bolsa reutilizable, resistente, que estaría llegando esta semana”.

En La 14, según manifiestan algunos ciudadanos, los cajeros explican la nueva ley ambiental y preguntan al cliente si trajo bolsa o si va a llevar los artículos en la mano o va a pagar el impuesto por llevar bolsa plástica, lo hacen al empezar a pasar los artículos por el escáner. Y muchos, efectivamente, llevan en donde empacar los artículos, dado que La 14 lleva meses realizando campaña de la bolsa de tela. Igual sucede en Home Center.

Se conoció que en Tiendas Metro, Supermercado Popular y Almacenes Éxito, también se está cobrando los $20 del impuesto, incluso en este último, las bolsas plásticas están agotadas por estos días. De igual modo, en ambos establecimientos comerciales la mayoría de clientes ha tomado a bien la medida, la mayoría paga el valor de la bolsa, pues les parece un costo muy mínimo. Aunque el verdadero objetivo es que el ciudadano tome conciencia y diga “sin bolsa, por favor”.

APLAUDEN LA MEDIDA

Para la concejala de Neiva, Leyla Marleny Rincón, el cobro de este impuesto es muy acertado porque “está impactando a la comunidad, le está generando una reflexión de que si compra la bolsa debe ser consciente que está comprando un elemento contaminante para el planeta. He visto en algunos establecimientos que la gente sí paga, otros insultan a la cajera, eso se está dando porque no ha habido realmente una pedagogía, la comunidad no fue informada oportuna y correctamente. De todas maneras es interesante la medida, los cambios culturales son muy lentos y esto nos permite evaluar el nivel de conciencia de los neivanos. Esperamos que los almacenes, las empresas desarrollen sus programas de reducción razonable de las bolsas plásticas, busquen alternativas como bolsas de buena durabilidad, y hagan la pedagogía. Ojalá nos inventemos una campaña de un día completo no dar bolsas en los almacenes, ni siquiera vendidas”.

“Si somos inteligentes entenderemos que no se trata de pagar para poder contaminar, sino de evitar el uso innecesario de estos elementos, sobre todo porque veníamos acostumbrados a pedir bolsas así compráramos un botón. Yo sí celebro la medida y en estos pocos días de implementada he visto que efectivamente ha hecho mella en algunos ciudadanos”, manifestó el periodista Juan Manuel Muñoz Cifuentes.

UNA MIRADA A OTRAS ALTERNATIVAS

El ingeniero de sistemas con especialización en marketing, Yesid Valenzuela, destacó la propuesta ambiental que nació con estudiantes de comunicación social de la CUN, tres meses antes de que aprobaran el nuevo decreto. “Comenzaron a trabajar, tomando registros fotográficos de cómo la gente ensucia la ciudad, adicional a eso hicimos campañas en la misma universidad invitando a cambiar la mentalidad de no contaminar y dejar el uso de las bolsas plásticas, y en una de las tantas actividades que hicimos algunas empresas nos apoyaron económicamente y conseguimos unos materiales especiales biodegradables con los cuales hicimos unas bolsas reutilizables y las vendimos en algunas empresas. Adicional a esto se realizaron concursos de fotografía ambiental y explicamos en un video cómo hacer una bolsa de tela con una camisa, algo muy fácil y novedoso”.

A estrategias como estas de personas que quieren aportar al cambio del mundo en procura de la protección del medio ambiente, se suma la de Ecoparche, un grupo de jóvenes estudiantes que recicla botellas de agua de los buses de Cootranshuila, con quien tiene convenio, y las llevan a una planta donde hacen madera reciclable.

Para el ingeniero Valenzuela, la estrategia del gobierno es buena, pero a su criterio, debió ponerse un valor más alto a las bolsas plásticas. “Es un buen comienzo para empezar a generar conciencia, personalmente pienso que debió haber sido un impuesto muchísimo más alto, de mil o dos mil pesos para que realmente hiciera reaccionar a la gente y no pagara por una bolsa, el impacto hubiera sido más grande. También es importante que el gobierno ejerza el control necesario, muchas empresas no van a declarar esos $20, $40, $50 que van a cobrar y el negocio se convierta es para otros”, manifestó.

 

Lo que debe saber

-¿En qué consiste el Impuesto Nacional al Consumo de Bolsas Plásticas?

El impuesto se crea con la Ley 1819 de 2016. Su finalidad es desincentivar el consumo de bolsas plásticas, en procura de la protección del medio ambiente. Este impuesto se genera al entregar cualquier bolsa plástica, cuya finalidad sea llevar o cargar productos vendidos por el establecimiento comercial que la entregue.

-¿Quién es responsable del Impuesto Nacional al Consumo del Bolsas Plásticas?

Estas obligados a pagar este impuesto los responsables del IVA, pertenecientes al régimen común, como por ejemplo los grandes supermercados, grandes superficies, almacenes de comercio de prendas de vestir, calzado, entre otros.

Los responsables del Impuesto están obligados a cobrarlo y recaudarlo, así como a pagarlo con la presentación de la correspondiente declaración tributaria.

El vendedor, perteneciente al régimen simplificado del IVA, no está obligado a cobrar y declarar este impuesto, ejemplo: el tendero de barrio con ingresos anuales de $104 millones no deberá cobrarlo en su establecimiento pese a que entregue bolsas plásticas con la finalidad señalada en el artículo 512-15 del E.T.

-¿Cuáles bolsas plásticas no generan el impuesto?

Aquellas que nos son entregadas con la finalidad de cargar o llevar productos adquiridos en el establecimiento que las suministra. Las que sean utilizada como material de empaque de los productos pre-empacados, como por ejemplo aquellas para depositar las frutas en los supermercados. Las biodegradables certificadas como tal por el Ministerio del Medio Ambiente, con base en la reglamentación que establezca el Gobierno Nacional. Las bolsas reutilizables que conforme a la reglamentación posean unas características técnicas y mecánicas que permitan ser usadas varia veces, sin que para ellos requieran procesos de transformación.

-¿Cómo se liquida el impuesto?

La Ley 1819 estableció que para el año 2017 se pagará $20 por cada bolsa plástica. El valor se incrementará por $10 cada año hasta el 2020, en el cual se pagará $50 por cada bolsa plástica. Lo anterior, sin perjuicio de la actualización anual de la tarifa en un porcentaje equivalente a la variación del índice de precios al consumidor certificado por el DANE. En la factura de compra o documento equivalente que expida el comerciante o vendedor con ocasión de la venta de bienes, deberá constar expresamente el número de bolsa y el valor del impuesto causado.

Neiva entró en la era del no uso de la bolsa plástica 9 25 enero, 2021

La utilización de la bolsa biodegradable o de tela, se ve muy poco.

Neiva entró en la era del no uso de la bolsa plástica 10 25 enero, 2021

La cultura del no uso de la bolsa plástica, aún es muy poca entre los neivanos.