La Nación
Neiva, la Estambul americana 1 23 enero, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Neiva, la Estambul americana

Sergio Felipe Salamanca

Se cumple una semana del trágico accidente vehicular que tuvo lugar en el túnel Los Venados, en La Línea. Pero al margen de cualquier amarillismo, considero que este tipo de sucesos son un contundente recordatorio para que los colombianos reflexionemos y repensemos la forma en la que nos transportamos, así como los elementos de seguridad con los cuales contamos en nuestros vehículos. Pero no lo digo en un sentido romántico, lo digo con toda la intención de que cada uno de nosotros como pasajeros, propietarios, comercializadores de vehículos y especialmente, nuestros candidatos; tomen el tema del transporte y de la seguridad vehicular como bandera y firme propósito.

El caso de La Línea nos pone de presente dos aspectos: (i). En materia de seguridad, considero que se debe apostar por una mayor inclusión de rampas de frenado en las carreteras colombianas. Existen, pero aún son muy pocas. Por ejemplo, en las rutas del Huila, que yo recuerde, no he visto ninguna. Así mismo, debe llevarse a cabo una modernización de la legislación referente a los requisitos mínimos de seguridad vehicular. La seguridad no es un lujo o un accesorio, es una necesidad. ¿Cómo es posible que en Colombia circulen vehículos que no alcanzan ni una estrella Latin Ncap?

(ii). Debemos fomentar el uso de otros medios de transporte de pasajeros y de carga, con el fin de ser una economía más competitiva y evitar la saturación de carros pesados en nuestras carreteras. Es vox populi que sale hasta tres veces más barato enviar un contenedor de Colombia a China, que transportar ese mismo contenedor al interior de Colombia ¿las razones? Los peajes, el precio del combustible, la geografía colombiana, entre otros. Frente a esta problemática considero que hay un aspecto clave al que el próximo Gobierno y Congreso deberían meterle la ficha: La materialización del Plan Maestro Ferroviario, con el fin de convertir al tren en medio de desarrollo económico y turístico de las regiones. Imaginen poder viajar en tren de alta velocidad de Neiva a la Costa, o de Neiva hacia el sur del continente. Confieso que uno de mis sueños, es ver convertida a Neiva, en la Estambul americana. En una ciudad que sea el punto de contacto entre el “norte” y el “sur”.