La Nación
Neiva y sus empresarios 2 1 julio, 2022
NEIVA

Neiva y sus empresarios

Neiva y sus empresarios 8 1 julio, 2022

Diego Ospina Duque
Empresario neivano

 

Ahora que Neiva está cumpliendo 410 años de su verdadera fundación por parte de mi antepasado, el Capitán Diego de Ospina y Acosta el 24 de mayo de 1612, es muy importante mirar algunos matices de los empresarios opitas.

Hay que iniciar por el mismo gobernador de la época, el Capitán Diego de Ospina, quien impulsó desde su administración la ganadería y la agricultura en gran forma, llegando Neiva a ser un gran centro ganadero con más de 40.000 cabezas de ganado vacuno. Se crearon industrias de carne y sus derivados como la producción de cebo, velas y curtiembres. En la agricultura el Capitán Ospina introdujo las industrias del cultivo de la caña, la fabricación de azúcar y melazas, y la producción del aguardiente. También como su padre, fue un gran minero, impulsando la minería de oro y de la plata. Todos estos productos generaron que muchas personas empezaran a volverse grandes comerciantes, no solo con lo que se producía en la región, sino con todos los productos que se transportaban desde Bogotá hasta Popayán y Quito y viceversa. Se generaron empresas de transporte fluvial, para buscar la comunicación con todas las poblaciones rio arriba del Magdalena, hasta llegar a Barranquilla y desde allí para Europa y los Estados Unidos.

Años más tarde, en el norte del Huila se fortaleció el cultivo y la comercialización de la quina. Fue muy importante también la siembra del añil, con lo que se producía un colorante con diferentes tonalidades de azul, para su uso en el algodón y muchas otras actividades.

El huilense también se caracteriza por ser un gran colonizador del surcolombiano, especialmente en el Caquetá, el Putumayo y la parte sur del Cauca, siempre acompañado de la ganadería, la agricultura, el comercio y la venta de madera.

Ya en el siglo pasado varios empresarios se distinguieron con la aviación, con la empresa TAO, y muchas otras pequeñas aeronaves que comercializaban con las más lejanas tierras de la Orinoquía y la Amazonía, sin olvidar los empresarios de la fumigación aérea para la agricultura.

Se han distinguido los neivanos como empresarios del transporte de pasajeros a nivel nacional, estando siempre a la vanguardia de los más modernos desarrollos en rutas y equipos. Fueron algunas de las grandes empresas del Huila como Coomotor y Contrashuila, las primeras en ofrecer el servicio de pasajeros en los buses de dos pisos a nivel nacional. Sus vehículos conectan a Neiva con las grandes capitales del país, y también llegan a todos los pueblos y rincones de nuestra geografía departamental.

Muy importante durante el siglo pasado, fue también la industria petrolera que le genera grandes regalías para el desarrollo al departamento y a la mayoría de los municipios. Allí vale la pena destacar a los empresarios opitas que formaron muchas y muy variadas sociedades para ofrecerle a la industria petrolera servicios, apoyos logísticos y cuanto necesitara. Los empresarios petroleros huilenses, también se destacan a nivel nacional por su calidad y profesionalismo.

También se formaron otros empresarios alrededor de las represas de Betania y el Quimbo, con la producción hidráulica de energía. Ya en años recientes varios jóvenes emprendedores, son líderes en la producción de energía solar.

Otro sector que ha producido grandes empresarios y profesionales, ha sido la medicina. Desde antes del doctor Max Duque Gómez, en su época y ya con las nuevas generaciones, el Huila se ha destacado en el sector de la salud con importantes empresarios que hoy han desarrollado grandes clínicas e importantes hospitales, y toda una cadena de comerciantes de apoyo a este importante sector. En un futuro muy cercano, nuestro departamento será un destino médico para muchas operaciones y cirugías especializadas.

Volviendo a la agricultura, se destacan los empresarios del café, del arroz, de las futas exóticas, del fríjol, del plátano y de muchos productos como las achiras y el quesillo que nos identifican a nivel nacional. No podemos olvidar a los empresarios de la mojarra, de los cerdos y otros productos alimenticios.

En la construcción nuestros empresarios se destacan por sus proyectos urbanísticos de vivienda, de terminales de transporte, de infraestructura vial y por la zona franca surcolombiana.

Aunque hay muchas otras actividades que los empresarios neivanos se destacan, no podemos olvidar el sector del turismo, la gran industria del futuro, con sus hoteles, su gastronomía, el avistamiento de aves, el senderismo y los deportes extremos, que cubren la geografía departamental incluyendo las joyas del desierto de la Tatacoa hasta el paraíso de San Agustín.

Felicitaciones a todos estos empresarios y a los que no mencioné, por ser generadores de empleos y de riqueza para todos los opitas.