La Nación
Ni la iglesia se salvó de los ladrones 1 6 marzo, 2021
NEIVA

Ni la iglesia se salvó de los ladrones

Una consola, tres cabinas de sonido, seis micrófonos, extensiones, y hasta el cáliz utilizado en las ceremonias religiosas, quedaron en poder de delincuentes, que abriendo un hueco en la pared, hurtaron estos elementos de la parroquia San Juan Pablo Segundo, en el sur de Neiva.

 

Indignación ha causado un hecho delictivo en el sur de Neiva, a pocos metros de donde recientemente fue ubicado el nuevo CAI de Cuarto Centenario y donde se pretendía, sería mayor el nivel de reacción de la Policía y menor la delincuencia.

La parroquia San Juan Pablo Segundo, está ubicada en este popular sector del sur de Neiva, y no se salvó de ser blanco de los actores criminales que de forma recurrente azotan la zona.

Indignación comunitaria

Este lamentable caso ha causado repudio entre los habitantes del sector, quienes ayudados por el párroco de la iglesia, han ido sacando adelante el templo.

Víctor Manuel Ordoñez, indicó que, “es demasiado lamentable ver este tipo de situaciones, solo tenemos que pedirle a Dios perdón por las personas que cometieron este acto, por quienes nos han perjudicado de esta manera; irrespetar el templo es atentar contra la fe cristiana. Con sorpresa, hoy, cuando nos disponíamos a abrir el templo, nos encontramos con la desgarradora escena de no encontrar nada, incluso ni el cáliz se salvó  de ser robado; los ladrones abrieron un hueco en la pared y por ahí extrajeron los elementos de valor”, precisó el sacerdote.

Elementos hurtados

Dentro de los equipos que se llevaron los bandidos, está una consola, tres cabinas de sonido, seis micrófonos, extensiones, bombillos e incluso una escalera; lo insólito de la situación, es que nadie de la comunidad se percató de lo sucedido, pues al parecer el hurto se perpetró a plena luz del día.

Habitantes del sector le pidieron a la Policía actuar de forma oportuna, y así lograr recuperar los elementos hurtados que tanto se necesitan en la parroquia, “necesitamos la ayuda de la Policía, es indispensable recuperar los equipos, todo se ha conseguido con tanto esfuerzo, que no es justo que personas inescrupulosas nos hagan este daño”, indicó Aura Helena Lozada, habitante del sector.

Finalmente, las autoridades ya iniciaron las respectivas investigaciones, con el fin de dar captura de los responsables y así lograr recuperar los equipos, que tienen un  alto valor comercial.