La Nación
No al odio ni al resentimiento 1 30 junio, 2022
EDITORIAL

No al odio ni al resentimiento

Un repudio total merece el caso registrado esta semana en el municipio de Rivera, luego que un grupo de seguidores del Atlético Huila atacara a un hombre que vestía la camiseta del Deportes Tolima.

Los hechos, censurables desde todo punto de vista, ocurrieron en plena carrera Quinta con calle Quinta, en el centro de la capital verde del Huila. La víctima, identificada como James Jahir Oviedo Guzmán, resultó ser un patrullero adscrito al Departamento de Policía Huila, que estaba en plan de descanso.

El reporte oficial señala que Oviedo Guzmán, de 30 años de edad, se encontraba departiendo con su familia, cuando sorpresivamente fue atacado a machete por un grupo de personas que vestía la camiseta del Atlético Huila. Él, con la camiseta ‘vino tinto y oro’, buscó defenderse de la agresión, pero alcanzó a sufrir múltiples heridas en uno de sus brazos. Recibió atención médica inicialmente en el Hospital de Rivera, pero luego debió ser atendido en el Hospital Universitario ‘Hernando Moncaleano Perdomo’ de Neiva. Por fortuna, está fuera de peligro.

El fútbol genera una desenfrenada cascada de sentimientos y emociones, pero ninguna debe llevar al odio y mucho menos, a la agresión física. El fútbol, que tantas alegrías nos produce, es incompatible con el resentimiento que quieren imponer unos pocos desadaptados. Por eso, para este caso del patrullero Oviedo Guzmán, la misma Policía en Rivera, a través de la Sijin, debe identificar prontamente a los agresores y capturarlos.

El mensaje es claro: la rivalidad deportiva no debe ser utilizada para que unos pocos desfoguen su ira. Por eso, es necesario que no se descuiden los programas para propiciar un ambiente de tolerancia y respeto dentro y fuera de los estadios.

Las autoridades y la misma sociedad deben contribuir a aislar a los violentos. Hay que garantizar que quienes porten con orgullo la camiseta de su equipo de fútbol favorito se sientan seguros.