La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

¡No más! 

¡No más!  1 10 abril, 2020

Francisco Argüello

 

Creo que el alcalde Gorky Muñoz debe frenar de inmediato al grupo de bocones, temerarios e incendiarios que armaron un plan sistemático y virtual para desprestigiar a LA NACIÓN o a quienes se opongan o critiquen a su administración.

No creo que el Alcalde sea el cerebro o el jefe de la orquesta, pero el asunto de desprestigio contra el periódico raya en lo penal. Y aunque no lo crean genera pánico y zozobra.

A mí en realidad no me asustan, no vivo de miedos, ni pidiendo a gritos escoltas para que controlen mis pasos porque hay gente que los necesita más. Pero como uno de los tantos sinvergüenzas que viven intimidándome en redes amenazó con desprestigiarme si volvía a teclear sobre la administración municipal, debo denunciarlo.

Mauricio Artunduaga Bermeo es su nombre. Y aunque es de esos personajes que no merecen ni una tecla ni que el periódico gaste tinta en imprimir su nombre porque carece de importancia, lo escribo por lo desafiante que resulta. “Ya verá lo que es hablar mal o inventar cosas de la Alcaldía y yo hablaré e inventaré cosas suyas. ¡Ojo guaricha!”, escribe sin asomo de vergüenza después de escribirme una pastoral de ciudadano dolido que no viene al caso.

Doctor Justino Hernández, director de Fiscalías en el Huila: Contrario a muchos perfiles falsos – parece la bodeguita- que por estos días atacan con odio a LA NACIÓN, a su dueño Jesús Oviedo, y a otros tantos, el señor Artunduaga Bermeo, no es falso. Es real, existe y cree que por tener una red social goza del derecho de amenazar e intimidar sino se escribe beneficiando sus intereses. No sé si lo mueve más la ignorancia. O si está mandado, pero lo cierto es que desde la Fiscalía General de la Nación debería investigarse estas cuentas que difunden odio y así determinar si son charlatanes e intimidadores o si en realidad debemos -junto con los colegas-asustarnos.

Volviendo a Gorky debería sentarse con LA NACIÓN y fumar la pipa de la paz. En el medio hay dudas, discrepancias, diferencias, pero nada que no pueda superarse. Esta nueva pelea no le conviene a un Alcalde que dedicó el primer mes de gobierno a cazar enfrentamientos absurdos que no le suman.

Yo del mandatario escucho más, evito el ruido, me salgo del círculo de ciertos amigos que le hacen daño porque le envenenan, gobierno para todos y dejo de defender lo indefendible. La investigación penal contra Wilker Bautista, alcalde (e ) de Neiva, es real. No es mentira. Lo acusarán y no sé si lo condenen, pero para allá va el tema. Y así Wilker pretenda engañar mostrando un proceso fiscal que le archivaron, es claro que la Contraloría General (la que lo benefició con la investigación) es diferente a la Fiscalía.

Llegó el momento de gobernar, de empezar desde cero, mostrar resultados y evitar todo lo que huela a confrontación. Solo así, los neivanos terminarán por apoyar y rodear al Gorky que eligieron.

Nota uno: Wilker Bautista no podrá ser más alcalde (e) de Neiva. Con la designación del nuevo Secretario de Medio Ambiente ya no queda cupo para que asuma el papel de secretario y de paso Alcalde. Es asesor.

Nota dos: en un mes el puente entre el Concejo y la Alcaldía de Neiva ha caído en tres manos: la inexperta Victoria Castro, el cuestionado ex concejal Carlos Esterling y Robert Cerquera. De los tres, ninguno ha pasado la prueba.

1 comentario

Rodrigo Devia Trujillo 18 febrero, 2020 at 7:57 am

Por supuesto que es REPROBABLE que un Administrador dedique sus pocas horas de salud y lucidez, conjuntamente con sus empleados, a denostar del periodismo; pero esa protesta quedó como una PEDIDA DE CANOA, cuando se sigue con el: “VENGA, QUE NO ES PA’ESO”… La rama de olivo, se la ofrece en privado y le saca mas “PROVECHO”; PACHO…

Respuesta

Comenta!

Zona de Suscriptores