La Nación
No vamos a tirar a nadie a la calle: Director de Comfamiliar Huila 1 17 octubre, 2021
ECONOMÍA

No vamos a tirar a nadie a la calle: Director de Comfamiliar Huila

El director administrativo de Comfamiliar del Huila, Luis Miguel Losada habló con LA NACIÓN sobre la terrible crisis de liquidez que están afrontando los supermercados de la Caja de Compensación, lo cual empujó a un proceso de venta, a una empresa de carácter regional, que estaría culminando en diciembre del presente año.

Los tres supermercados, dos en Neiva y uno en Garzón, de la Caja de Compensación Familiar del Huila- Comfamiliar, pasarán a nuevas manos luego de que no pudieran seguir navegando contra la terrible crisis económica en la que se vieron expuestos con motivos de la COVID-19, que terminó de hundirlos, luego de más de 11 años de estar arrojando pérdidas en las utilidades.

El director administrativo de la Caja, Luís Miguel Losada Polanco reveló ayer en diálogo con LA NACIÓN, que la crisis inició en el año 2009 y el acumulado de pérdidas a la fecha asciende a más de $12.000 millones.

Losada Polanco, quien asumió el cargo en el segundo semestre del año 2016, aclaró que el subsidio para los afiliados A y B continuará vigente; y que se trata de una decisión en beneficio de los mismos.

También explicó cómo empezó la crisis, por qué lograron subsistir durante once años con cifras en rojo, cómo va el negocio con los compradores y qué pasará con los más de 100 empleados directos de la organización.

¿Por qué venderán los supermercados?

Desde que llegamos a la Caja vimos que dos negocios no eran económicamente rentables: la EPS, desde el año 2012, y los supermercados desde el año 2009. Hicimos un análisis en todas las demás Cajas del país y descubrimos que hoy únicamente cuentan con supermercados Colsubsidio, Comfandi, CajaSan, y Comfamiliar Huila, las dos últimas están en un proceso de cualquier tipo de alianza para no generar pérdidas económicas que ocasionan estas áreas de negocio.

Los dos últimos procesos de Cajas en el país que le vendieron los supermercados a empresas de sus regiones dedicadas a esta actividad son Confa, de Manizales, y ComfaOriente.

Desde el año 2017, con autorización del Consejo Directivo y en razón a que la Superintendencia de Subsidios Familiar nos dejó un plan de mejoramiento, porque ellos también cumplen con la norma y dicen que negocio que no sea rentable debemos buscarle o que genere rentabilidad u otra alternativa, contratamos una banca de inversión de las más reconocidas del país para que nos hicieran un estudio de qué sería lo mejor. Ellos determinaron que lo mejor era la venta y entregaron una valoración de cuánto era lo mínimo que deberían ofertarnos.

¿Cómo ha sido el proceso de venta?

Se hicieron invitaciones a 14 empresas que tienen presencia en el Huila con la actividad de comercialización de productos perecederos y no perecederos, para que presentaran sus propuestas. Tres de esas,  presentaron propuestas.

Todo esto fue a través de la Caja de Inversión, no de la Dirección ni del Consejo Directivo.  Ya al Consejo Directivo se le entregaron los resultados y nos autorizó para continuar con la negociación. Hoy no hay una respuesta definitiva, ningún documento firmado, pero sí vamos muy avanzados.

Esperamos que a final de año, principios del 2022, se concrete. Los tiempos son muy flexibles.

Pero, no se venderán los activos físicos, las locaciones e inmuebles donde hoy funcionan.

¿Cómo han logrado subsistir desde el 2009?

Desde lo misional, como lo es el subsidio, los recursos de la parafiscalidad, hemos generado apoyo, pero esto va en detrimento de todos nuestros servicios. Periódicamente realizamos ‘cincuentazos’, ‘quincenazos’, que ayudan a mitigar las pérdidas.

El acumulado de pérdidas desde el año 2009 a la fecha asciende a más de $12.000 millones, y en solo el presente año superan los $1.300 millones, pero se estima que durante todo el 2021 será de $1.800 millones.

¿Qué agravó la crisis?

En el año 2011 la presencia de los supermercados en Neiva era del 37%, pero hoy es únicamente del 3%. Hoy la mayor presencia la tiene Justo y Bueno con cerca de un 63% y, a pesar de eso, han entrado en ley de quiebra. También entró en liquidación La 14… Entonces, Comfamiliar no es ajeno a esta situación que viven los supermercados, y además de la carga prestacional, pero básicamente por lo que he dicho.

¿Qué pasará con los empleados?

Al 30 de julio teníamos 103 funcionarios, de los cuales 86 tenían contrato a término indefinido, 13 por temporal y cuatro por prestación de servicios. A hoy 11 personas que trabajaban en los supermercados los hemos reubicado en las diferentes áreas de nuestra Caja de Compensación, y una persona fue ascendida.

He dado la instrucción en la Caja, que cada vez que se genere una vacante y se cumpla el perfil de una persona del área de supermercado, se reubicará, trasladará o ascenderá.  Obviamente a todos no los vamos a reubicar. Por eso, si se concreta el negocio, hablaremos para que algunos de ellos puedan pasar a la nueva empresa, con contratos laborales totalmente diferentes. Se respetarán los derechos laborales, no vamos a tirar a nadie a la calle.

Son decisiones que se deben tomar para beneficio de nuestros afiliados, y para poder seguir cumpliendo nuestros servicios misionales.