La Nación
“Nos va a tocar sembrar la cosecha con insumos caros” 1 26 septiembre, 2022
TEMA DEL DÍA

“Nos va a tocar sembrar la cosecha con insumos caros”

El gerente de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, aseguró que incrementos sustanciales en los precios de los fertilizantes y otros insumos utilizados para cultivar arroz, son los impactos que deja en el sector arrocero la escasez de contenedores en el mundo. Advirtió que la situación no parece tener una solución pronto y podría afectar las siembras en 2022.

Hay incertidumbre en el sector arrocero del país por los incrementos sustanciales en los precios de los fertilizantes y otros insumos utilizados para cultivar arroz, esto como consecuencia de la actual crisis logística, originada por la escasez de contenedores en el mundo.

Así lo aseguró en diálogo con LA NACIÓN el gerente General de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, quien afirmó que a ello se suman los bajos precios que ha presentado el arroz paddy en la cosecha del segundo semestre del año, lo que genera incertidumbre frente a las siembras del próximo año.

Fedearroz invitó a los agricultores a fortalecer la adopción de las tecnologías de que dispone la FNA para el cultivo, con el fin de reducir los costos de producción.

Gerente ¿Cuál es la radiografía con la que está terminando este año el sector arrocero?

Ha sido un año muy difícil para el sector arrocero y en general para los cultivos de ciclo corto. El arroz ha tenido problemas porque este año hubo sobreoferta lo cual generó una caída en los precios al productor que terminó vendiendo a precios del 2014. Ante esta situación, mucho agricultor no alcanzó a cubrir los costos de producción, esto trajo como consecuencia pérdidas importantes, especialmente en la zona del Casanare.

Además, desde mediados de este año los costos de los insumos se han disparado, especialmente en los fertilizantes. El precio del bulto de urea está por encima de los 200 mil pesos y pasa algo similar con los agroquímicos; entonces, aunque el precio del arroz ha venido reaccionando en este último mes todavía no llega a buenos niveles para que el agricultor pueda recuperar su inversión y tener una utilidad favorable.

Sobre el aumento en los precios de los agroinsumos, ¿De qué tanto estamos hablando?

Ha habido incrementos del 40, 50 y hasta 100% y más en los insumos, esto tendrá una repercusión en la siembra y cosecha del primer semestre del 2022. Actualmente, cultivar una hectárea de arroz vale entre 6 y 8 millones de pesos dependiendo de la zona, pero es más importante hablar cuánto cuesta producir una tonelada.

Lo importante de todo esto es la disparada que han tenido especialmente los fertilizantes, ustedes saben que el arroz es un cultivo intensivo en el uso de nitrógeno y de fertilizantes, y estos abonos pesan alrededor del 30% en los costos de producción, pues los demás insumos son más o menos 15%. En este sentido, con estos incrementos los costos por hectárea pueden llegar a 9 millones de pesos.

¿Cuál es el llamado del sector arrocero al Gobierno Nacional?

Es que este problema ya ni siquiera es del Gobierno, el problema de los insumos y fletes caros es a nivel internacional, porque hay escasez de contenedores para el transporte de mercancías y materias primas. Y decirle al Estado qué puede hacer.

¿Puede hacer algo el arrocero para bajar esos costos de producción?

Estamos invitando a los agricultores a que pongan en práctica la adopción masiva tecnologías, un sistema de producción para disminuir la utilización de ciertos productos, para usar menos agroquímicos, fertilizantes, insumos y por su puesto agua, en el caso del riego. Nos toca utilizar menos porque todo está muy caro.

El 62% del área de arroz en Colombia directa o indirectamente han venido utilizando este sistema. La recomendación es que se acojan al mismo.

Frente a este panorama del sector, ¿Qué vislumbra para el 2022?

Esperamos que los efectos de la pandemia en los fletes caros empiece a ceder, pero parece que eso no se va a dar antes del primer trimestre del 2022. O sea que nos va a tocar sembrar la cosecha con insumos caros. Probamente puede haber reducción de siembras de arroz a inicios del próximo año, porque los precios de los insumos no permiten cubrir los costos de producción.

El país tiene suficiente inventario para los próximos cuatro meses, pronto no habrá problema con los precios al consumidor, pero puede llegar a presentarse. En estos momentos ni están llegando importaciones ni hay contrabando, Colombia es autosuficiente.

¿Las posibilidades para exportar arroz están dadas?

Sí, precisamente la Federación de Arroceros está haciendo una pequeña exportación a Cuba y hacia el futuro tendremos la posibilidad de volvernos exportadores, pero hay que bajar los costos de producción.

¿Cuál es su mensaje para los arroceros huilenses?

Que busquemos aplicar y fortalecer la adopción de las tecnologías de que dispone la FNA para el cultivo, para reducir los costos de producción.