La Nación
INVESTIGACIÓN

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva 1 12 agosto, 2020

Aunque parezca increíble, desconocidos cortaron con seguetas parte de la tubería que transporta oxígeno, clave para pacientes de alta complejidad. Fiscalía busca manos criminales. Después de diez años, entró en operación los servicios de pediatría en la Torre.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

 

Un nuevo y sorpresivo ataque a las instalaciones de la Torre Materno Infantil, adecuada para atención de pacientes, distintos a los afectados por coronavirus, acaban de propinar, manos criminales.

En el cuarto piso, las redes de conducción de oxígeno y gases medicinales fueron cortadas con seguetas, justo cuando se adelantaban las últimas pruebas hidrostáticas para entregar funcionando la edificación. En otros sectores también se detectaron roturas con el mismo propósito.

El sabotaje se produjo hace tres semanas pero se mantenía en total reserva mientras las autoridades judiciales realizaban las diligencias preliminares para el recaudo probatorio y recopilación de evidencias.

Los cortes fueron realizados en momentos en que se efectuaban las pruebas de hermeticidad y presión necesarias para garantizar la estabilidad del sistema de gases medicinales.

Las pruebas fueron realizadas durante tres días, a mediados de junio, con resultados positivos, según lo reportó la empresa especializada, encargada de la instalación y operación del sistema.

“Los resultados de las pruebas resultaron satisfactorios. Previa aprobación de la interventoría, el 10 de junio se puso en marcha la inducción capacitación y entrega de equipos de funcionamiento “, reportó la Unión Temporal, encargada de la adecuación de la torre de alta complejidad.

 

El ataque

En el procedimiento de inducción se prendieron equipos, se explicó su operación y se emitieron las recomendaciones. También se ensayaron las alarmas, se verificaron  los manómetros, la estabilidad de presión y se realizó la entrega de manuales y demás documentos relacionados con el sistema de gases medicinales.

No hubo dificultades. Todo marchaba al ritmo que impuso la gerente del Hospital Universitario Emma Constanza Sastoque para adecuar todo el complejo a las nuevas condiciones que exigía la fase de contención de la pandemia.

“El 16 de junio de 2020 se evidenció, una caída de presión en la red de oxígeno y aire medicinal. Revisando cada línea se encontró en la red de oxígeno una falla en tres tomas en la estación de enfermería del primer piso. Se cambiaron empaques estabilizando la presión de prueba”,

En cuanto a las redes de aire medicinal se revisaron las conexiones realizadas por la firma contratista verificando lo que hace parte del alcance de los trabajos, sin encontrar ninguna fuga.

“Posteriormente el 17 de junio se procedió a incrementar la presión y realizar seguimientos a la red existente principal evidenciando en el cuarto piso un corte realizado probablemente con segueta, el cual estaba cubierto y oculto con una especie de empaque adherido a la superficie de la tubería”, confirmó la compañía.

“En este punto se presentaba la caída de presión. Se logró evidenciar por la sobrepresión que se aplicó y generó el desprendimiento y sonido característico de una fuga de aire a presión”, reportó Gustavo Rodríguez Esquivel, el representante legal de la Unión Temporal encargada de la ejecución de las obras de adecuación.

El reporte con toda la evidencia fue remitido igualmente a Jesús Guzmán Larrate, supervisor del contrato de interventoría y al propio interventor, Carlos Eduardo Esquivia.

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva 2 12 agosto, 2020
Con segueta, manos criminales cortaron la red de gases medicinales.

“Eso fue lo que ocurrió, desconocemos el origen y posibles responsables, pero creemos que hay una intencionalidad que deben investigar las autoridades competentes, para determinar si hubo o no manos criminales”, explicó la gerente Emma Constanza Sastoque.

La funcionaria presentó la respectiva denuncia ante la Fiscalía para que realicen las indagaciones que considere pertinentes. Expertos del Cuerpo Técnico de Investigaciones documentaron el nuevo caso de sabotaje.

“Adicionalmente, tuvimos que reforzar la seguridad del sistema, se instalaron unas cámaras de protección en áreas claves de la red y se intensificó la vigilancia”, confirmó el subgerente administrativo y financiero, Raúl Castro Rayo.

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva 3 12 agosto, 2020
Con segueta, manos criminales cortaron la red de gases medicinales.

Primer robo

El 6 de febrero de 2020, poco antes de la pandemia, desconocidos desmantelaron parte de las líneas de gases medicinales, lo que impidió que pudiera habilitarse para pacientes Covid19.

Las redes metálicas usadas para la conducción de oxígeno a presión hasta los puntos de consumo, fueron arrancadas en el segundo y tercer piso. La tubería de cobre, instalada en el cielo raso y recubierta con dryball fue desmantelada a pesar de tener servicio de vigilancia permanente.

La tubería, según la denuncia inicial instaurada ante la Fiscalía, tenía un costo de 400 millones de pesos. Otra valoración, conocida posteriormente, estima que el valor podría ascender a 290 millones de pesos.

En la denuncia inicial instaurada el 17 de febrero, se aportaron evidencias de las cámaras de seguridad.

Aun así, a pesar de estos hechos que suponen inexplicables actos de sabotaje, el Hospital Universitario de Neiva, está listo para enfrentar el pico de la pandemia. Pero además, puso en operación los servicios pediátricos en el primer piso de la Torre y en pocos días, se habilitarán otros dos pisos.

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva 4 12 agosto, 2020
Otros cortes se registraron en los pisos que estaban siendo adecuados.

En servicio la Torre

La torre materno infantil, proyectada inicialmente para pacientes Covid-19, después de diez años de haberse construido, entró en operación para atender todos los servicios de pediatría.

Superadas las deficiencias eléctricas y habilitada la red de gases medicinales, el primer piso entró en funcionamiento. Una niña con un delicado tratamiento oncológico se convirtió en la primera paciente en ingresar a la nueva sede.

“Estamos estrenando la zona de hospitalización y pediatría, donde contamos con 11 camas de infectología con cama de estricto aislamiento, con su baño individual y disponemos de otras diez camas bipersonales”, confirmó Martha Rocío Vega, coordinadora de pediatría.

Además, contará con cuatro camas bipersonales para el servicio de oncología y el resto de camas para oncología pediátrica  y hospitalización general.

“Este es el primer paso para inaugurar la torre, la inauguramos viniéndonos nosotros, la parte hospitalaria y lo que aspiramos es que en dos semanas podamos tener aquí la UCI neonatal, la UCI pediátrica No Covid que son siete camas y la urgencia pediátrica no Covid con una capacidad de diez camas”, explicó la pediatra.

“Aspiramos que en ocho o diez días podamos tengamos aquí toda la parte pediátrica no Covid aquí. Pediatría tiene al frente un servicio de urgencias destinados a pacientes respiratorios (siete camas de UCI y 13 camas generales).

“La sede será definitiva. En el primer piso vamos a tener 24 camas de UCI Neonatal, 13 camas disipediráticas que no son Covid, 10 camas de observación pediátricas y las 25 que tenemos hospitalarias”, explicó la gerente del centro asistencial, Emma Constanza Sastoque.

En este primer piso, los servicios estarán apoyados por la Unidad de Imágenes Diagnósticas  que viene operando desde diciembre de 2018. El servicio cuenta con un tomógrafo de 64 cortes (coronas), de última tecnología, para exámenes de Tomografía Axial Computarizada (TAC) de mejor calidad y alta definición.

Adicionalmente, tendrá equipos de Rayos X Digitales tanto fijos como portátiles para exámenes de radiología convencional.

Además, cuenta con dos plantas eléctricas de 938 KVA aportadas por la fundación Hocol.  A un lado, se estableció la sala de crisis, que logró culminarse.

Nuevo sabotaje en Torre Materno Infantil de Neiva 5 12 agosto, 2020
Los primeros pacientes en la Torre materno infantil.

El nuevo HUN

El Hospital Universitario de Neiva por ser el principal centro de referencia del sur del país, amplió su capacidad instalada para enfrentar el pico más alto de la pandemia, pero además, para continuar atendiendo al resto de pacientes no Covid, que también requieren atención especializada, en oportunidad y calidad.

Los pisos 5, 6 y 7 fueron acondicionados con 120 camas con disponibilidad de gases medicinales, sistema eléctrico (ventiladores) y servicios complementarios puestos de enfermería y áreas de apoyo.

En el piso 6 estarán pacientes sospechosos sintomáticos respiratorios. Los pacientes del piso 7, con tratamientos oncológicos y en condición de inmunodeprimidos (baja defensas) fueron trasladados a la Unidad de Cancerología.

Según el plan de contingencia, en este espacio se ubicaron 18 camas individuales de hospitalización (seis adicionales a las que existían).

Otros dos edificios de tres pisos, aledaños al hospital fueron  convertidos en sedes alternas para atención de estos pacientes. En estas edificaciones tomadas en arriendo, se instalaron 14 consultorios donde se atienden la consulta externa de pacientes oncológicos.

Las obras de adecuación, según el último contrato adjudicado el año pasado, tuvieron un costo 5.284 millones de pesos.

 

Salas No Covid

Siguiendo el plan de contingencia se aseguró la ampliación de la capacidad  instalada para pacientes de urgencias No Covid-19 con 46 camas.

La zona está operando en el antiguo sector de consulta externa y cuenta con todos los servicios, reanimación, procedimientos, triage,  consultorios, sala de espera y facturación, entre otros.

Los servicios de ginecobstetricia No Covid fueron trasladados a las áreas de cirugía antiguas del 2 piso. La Unidad de Ginecobstetricia se reasignó con igual uso, pero solamente para pacientes Covid-19.

 

Reconversión

La antigua área de archivo, según el plan operativo fue reconvertida para ampliar la capacidad instalada. Las historias clínicas fueron trasladadas al antiguo centro comercial Oasis, entregado en comodato durante seis meses por el Hospital Universitario.

En esta área de 700 metros cuadrados se ubicaron 47 camas con servicios complementarios, gases medicinales y conexión eléctrica. Con las adecuaciones locativas transitorias esta área dispone de servicios de asistencia médica, control de enfermería, sala de procedimientos.

Además se estableció una ruta blanca con circulaciones protegidas para personal médico y asistencial, con todas las normas de bioseguridad al ingresar y otra luego de salir de turno, evitando al máximo posibles contaminaciones. También se cambiaron las rutas de servicios (ropas y lavandería) y las zonas dispensación de medicamentos y farmacia.

Igualmente se dispuso de salidas de elementos contaminados independientes, minimizando las rutas cruzadas en protección del personal sanitario.

 

Rutas seguras

En el plan se da prioridad a la señalización y demarcación de las áreas y se plantea organizar la menor incidencia de rutas cruzadas dentro del edificio,  se determina

El uso de escaleras y espacios en la sede central quedaron restringidos. Las rutas para la atención de los pacientes probables de conavid-19 quedaron demarcadas.

Asimismo se estableció un ascensor exclusivo para ingreso de pacientes Covid a los pisos 5, 6 y 7, debidamente demarcado y señalizado.

En todos los ingresos principales se ubicaron casetas de desinfección para todo el personal que ingrese al centro asistencial. El parqueadero de la institución fue adecuado para permitir una  mejor disponibilidad de ambulancias, con una sala de espera para pacientes Covid.