La Nación
Pavel condenado por muerte de Sara Valentina estaba en libertad 1 2 diciembre, 2022
INVESTIGACIÓN

Pavel condenado por muerte de Sara Valentina estaba en libertad

Pavel Camilo Barbosa Vargas, tío político de la niña Sara Valentina Triviño, fue condenado por la muerte de la menor. El sujeto pagaba una condena por tentativa de homicidio y porte de armas. Sorprendentemente estaba en libertad. “Algo raro pasó, al parecer, estaba libre desde San Pedro”, dijo Henry Rodríguez, abuelo de la menor.

Rafael Rodríguez C.

rafael@lanacion.com.co

Como un baldado de agua fría recibieron la noticia de la captura de Pavel Camilo Barbosa Vargas, los familiares de la menor Sara Valentina Triviño, quien murió en manos del sujeto en una finca en el municipio de Tello.

“Fue una sorpresa para nosotros, estábamos seguros de que estaba en la cárcel, en La Picota, algo raro pasó. La verdad estoy muy sorprendido”, expresó en medio de la indignación Henry Rodríguez, abuelo de la menor.

La captura de Barbosa Vargas fue anunciada ayer por la Policía Metropolitana de Neiva, al señalar que se hizo efectiva en la calle 12 con carrera 27, al ser requerido para un registro de antecedentes.  “Verificado su documento de identidad, registra orden de captura vigente…”.

La orden por los delitos de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego y tentativa de homicidio, fue expedida por un  juzgado de ejecución de penas y medidas de la ciudad de Neiva, para que cumpliera la condena de 14 años 8 meses de prisión.

Lo que extraña a las autoridades judiciales sobre la presencia de Barbosa Vargas en las calles de la capital huilense, es que debía estar con detención domiciliaria, otorgada por el juez de ejecución de penas, por haber cumplido las tres quintas partes de la pena.

Sin embargo extraña aún más es que por la condena de Sara Valentina “le negaron los subrogados (sustituciones)”, dijo una fuente judicial.

El sujeto, en el 2020 había sido condenado en primera instancia por el Juez Segundo Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento, a 33 años y 4 meses de prisión por la muerte de la menor. “Con el material probatorio se ha demostrado más allá de toda duda razonables la responsabilidad de Pavel Camilo en calidad de autor”, dijo el togado.

El abuelo de la menor, en medio de la sorpresa, manifestó que, al parecer, Barbosa Vargas se encontraba en libertad desde hace varios meses. “Mi hija si me decía “papá me han dicho que lo vieron por ahí”, yo le decía que no se pusiera a pensar en eso”. Eso fue hace unos tres meses”.

Recordó que el hombre lo había amenazado por haberlo hecho condenar. “Yo recibí amenazas de él por lo que estuve al frente del proceso que terminó en su condena”.

Agregó que volvió a recibir intimidaciones. “Las amenazas fueron por intermediario hace como dos meses. Hace unos días me hicieron una llamada rara, dijeron tenga cuidado con una explosión”.

Pavel condenado por muerte de Sara Valentina estaba en libertad 7 2 diciembre, 2022
Sara Valentina, de 4 años de edad, murió en la finca Corinto de la vereda El Vergel en el municipio de Tello, en mayo de 2012.

La sentencia

Las declaraciones de 54 testigos sumadas a 73 elementos probatorios, entre ellos una prueba científica a restos óseos de Sara Valentina, presentados en el juicio oral por el Fiscal Quinto Seccional de Neiva permitieron al juez encontrar responsable a Barbosa Vargas de la muerte de la menor en mayo de 2012.

El hombre, tío político de la menor y quien para el momento de la sentencia se encontraba recluido en la cárcel de La Picota en Bogotá, fue hallado responsable de los delitos de secuestro simple agravado y homicidio.

Pavel Camilo fue acusado de la muerte de Sara Valentina, de 4 años de edad y sobrina de su compañera sentimental Camila González, ocurrida en la finca Corinto de la vereda El Vergel en el municipio de Tello, en mayo de 2012.

La menor había sido dejada al cuidado de Pavel Camilo por parte de su tía, quien debía viajar a Neiva a exámenes médicos debido a su estado de embarazo, el primero de mayo. “Usted tenía una doble condición de garante sobre la menor, ya que la menor había sido dejada a disposición por parte de su compañera permanente Camila González, pero usted tenía una relación cercana a la menor toda vez que era sobrina de su esposa e hija de Lina Mercedes Trujillo, pero además Lina manifestó que tenía una relación sentimental con Pavel Camilo”, manifestó el juez de conocimiento.

Barbosa Vargas sostuvo en desarrollo de la investigación que la niña murió por problemas respiratorios que padecía y que se incrementaron por las lluvias que se registraban en esa zona y por miedo a que lo inculparan, botó el cuerpo en un lugar enmontado.

Sostuvo el juez que el sujeto tuvo retenida a la menor “por varios días o conocía su paradero hasta la fecha de su fallecimiento…”.

El dos de mayo Barbosa Vargas le manifestó a su compañera sentimental que la niña se había desaparecido. “En el interrogatorio el acusado dijo que la niña se le había muerto el 30 de abril, que no supo que hacer…”, manifestó el togado.

Agregó Pavel Camilo en el interrogatorio, que había dejado el cuerpo de la menor en un barranco cerca a la casa finca.

“¿Qué necesidad tenía de ocultar el cuerpo, por qué no le comunicó a la familia el hecho?”, se preguntó el juez, al contestarse que se infiere el ocultamiento era para “evitar que las autoridades encontraron posibles huellas en la humanidad de la menor, por lo que optó por abandonarla en un lugar apartado y agreste”.

“Solo quería que desapareciera”

El acusado dijo que buscaría a la menor, pero desapareció por un tiempo y diez días después, el 10 de mayo se entregó a la Policía en Baraya y suministró informaciones erradas sobre lo sucedido y luego dio pistas del lugar donde reposaba el cadáver.

“Se presentó de manera voluntaria a las autoridades en Baraya, entregó un mapa a mano alzada, de donde estaba la menor, indicando que estaba muerta”, manifestó el operador judicial.

En el sitio las autoridades hallaron pocos restos del cadáver, ya que había quedado a la intemperie y las aves carroñeras hicieron lo suyo.

Medicina Legal estableció que la menor habría muerto entre el 4 y 5 de mayo. “Las larvas encontradas en los restos de la menor permitieron determinar que ella murió entre el 4 y 5 de mayo…”, indicó el togado.

Señaló el juez que Pavel Camilo al momento de anunciar la desaparición de la menor aún, ella podía estar con vida. “Él informó la desaparición de la menor entre el 30 de abril y 1 de mayo que pasó desde esa fecha y el día 4 o 5 de mayo que es la fecha probable del fallecimiento de la menor…eso quiere decir que él aún la tenía y esta estaba con vida”, manifestó el juez.

Aseguró que el silencio de Barbosa Vargas para dar a conocer donde estaba la menor, comprueba que “si hubo ocultamiento de la menor, ya que para ese momento la menor aún se encontraba con vida, llevaba siete días desaparecida…”.

Precisó el juez que “lo único que buscaba el acusado era que el cuerpo desapareciera para no dejar evidencias o que no la encontraran y así evitar cualquier responsabilidad de dicho homicidio”.

Maltrató a la niña

La Fiscalía demostró además que Barbosa Vargas maltrató físicamente a la menor. “La evidencia que se ha recolectado apunta a determinar que Pavel Camilo ejercía violencia en contra de la menor. Uno de los tíos de la menor manifestó que vio que la menor estaba golpeada y que posteriormente se enteró que era Pavel Camilo quien la agredía físicamente…”, indicó el operador de justicia.

Precisó el togado que si bien es cierto “no se logró establecer la causa probable de la muerte o que otro tipo de agresión física pudo haber tenido la menor”, si conlleva a determinar para el momento de que la menor desapareció ella se encontraba en su poder.

Sostuvo que no hay duda que la última persona que estuvo con la menor cuando estaba con vida era Pavel Camilo Barbosa “fue la persona encargada de cuidarla y protegerla…”.

El abogado defensor de Barbosa Vargas apeló la sentencia condenatoria y sustentará la apelación ante el Tribunal Superior de Neiva.