La Nación
Peajes sobre la ruta 45, van porque van 1 24 febrero, 2021
ECONOMÍA

Peajes sobre la ruta 45, van porque van

A dos meses y medio del 2021 aún no se realiza la cesión total del proyecto vial de cuarta generación (4G) Neiva – Santana – Mocoa; ayer se cumplió la tercera y última audiencia pública de socialización de ‘Compromiso Colombia’,  que dejó importantes conclusiones y muchas expectativas para los huilenses.

 

huila@lanacion.com.co

La 4G Neiva – Santana – Mocoa, el proyecto vial más importante que se pretende ejecutar en esta región del país y que no supera un 5% de avance, continúa igual a como finalizó el 31 de diciembre del 2020: aún en la Fase Uno del Plan Remedial, y a la expectativa, nuevamente, de que la Fase dos, correspondiente a la reactivación de las obras, se dé máximo el próximo 30 de marzo.

Ya se resolvió que las cuatro estaciones de peaje nuevas, que según el contrato deberán ser instaladas en la Fase de Construcción del proyecto vial de cuarta generación (4G), sí se llevarán a cabo, pues así lo aseguró ayer Manuel Felipe Gutiérrez, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), en su visita a Neiva.

Es importante recordar que el contrato de concesión está previsto a ejecutarse en tres etapas. La primera corresponde a la Etapa Preoperativa: que está compuesta por la Fase de Preconstrucción (360 días de duración) y la Fase de Construcción (1080 días de duración; una de las últimas labores que se llevarán a cabo será la  instalación los nuevos peajes).

El presidente de la ANI recordó que, tal como está establecido, “los peajes no se van a instalar en este momento, y eso es bien importante mencionarlo, el contrato de concesión tiene previsto que la instalación se dará una vez las obras estén concluidas en su totalidad y ello no ocurrirá antes de tres o cuatro años”, dijo.

Los peajes son: ‘Laberinto’, entre Hobo y Gigante; ‘San Juan de Villalobos’, entre Pitalito y Villalobos; ‘Mocoa’, entre Villalobos y Mocoa; y Urcusique, entre Mocoa y Villagarzón. Todos en sentido bidireccional.

Este fue el aspecto más sensible que se abordó ayer durante la tercera y última audiencia pública de socialización de ‘Compromiso Colombia’, donde se dio a conocer en qué va el proceso de cesión por parte de Aliadas para el Progreso a los nuevos socios, que son la Firma CCA South America, filial de la sociedad China State Construction Engineering Corp (CSCEC), y MECO, una empresa Constructora de Costa Rica.

La cesión

Tal como lo había anticipado LA NACIÓN, la firma CSS, propiedad del grupo Solarte y dueño de Aliadas, quedó por fuera del proceso de cesión. Ayer la ANI dijo que nunca se tuvo intención de realizar la cesión total a dicha compañía.

También hizo presencia en la audiencia la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez, quien precisó que la inversión, tiempo y obras previstas inicialmente en el contrato continuarán igual. “Es el corredor completo como está asignado en el contrato inicial, es el proyecto original con las variantes que están incluidas. Lo importante es lograr la cesión”.

Recordó que la 4G estaba ad portas de  caducar y que se han incluido nuevos viaductos, como el de ‘Pericongo’, entre Altamira y Timaná, que “hace parte de las obras prioritarias del proyecto”. Sin embargo no dio a conocer fechas.

Así va

El Plan Remedial entregado por el Concesionario Aliadas contempla dos fases: Fase I, llamada ‘Periodo Inicial’, en el cual la ANI, a través de la suscripción de un otrosí, con Aliadas Para El Progreso S.A.S, destinará unos fondos de la subcuenta predial por el orden de $87.000 millones, para realizar algunas intervenciones en sitios críticos y actividades de operación y mantenimiento. Parte de esto se cumplió durante el 2020 y continuará ejecutándose en el 2021.

La Fase II, llamada “Periodo de Transición” inicia a partir de la fecha en la cual se perfeccione la cesión del Contrato de Concesión, que se espera sea en marzo. Hasta ese momento no arrancarán las obras de las 4G.

Alternativas para los peajes

Ayer el gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán López dijo que continúan buscando alternativas para disminuir la afectación en materia económica y turística por cuenta de los cuatro peajes nuevos.

“Obviamente hay una preocupación del territorio, el tema de los peajes claramente es una preocupación, los peajes vienen desde la concesión inicial, y ahora lo que se está hablando es si se puede ajustar. El pedido que ha hecho el gobierno es, completemos la sesión de la concesión y nos sentamos a mirar también el tema de los peajes, que puede haber varias alternativas, yo le planteé a la ministra que no cerráramos las opciones como ampliar el plazo de la concesión lo cual significaría una ley que hoy no se tiene, pero podría tenerse”.

En ese sentido, propuso solicitar recursos del orden nacional para mitigar el impacto que estas nuevas estaciones causarían, precisó que la mayor preocupación se da sobre el propuesto entre Hobo y Gigante. “Sería terrible para toda nuestra economía”.

Sin peajes no hay variantes

Recordó el mandatario que desde que se firmó la cesión parcial el pasado 31 de diciembre, se habla de que a menor peajes, menor número de variantes, “pero eso será motivo técnicamente de evaluación y financieramente para determinar que hacer”.

Las tres etapas del proyecto

  1. Etapa Preoperativa: que a su vez está compuesta por la Fase de Preconstrucción (360 días de duración) y la Fase de Construcción (1080 días de duración).

En este tiempo se estipuló, entre otras acciones, instalar cuatro estaciones de peaje nuevas

  1. Etapa de Operación y Mantenimiento: con una duración de entre 25 y 29 años y que inicia una vez finalizada la construcción de todas las Unidades Funcionales del proyecto.
  2. Etapa de Reversión: durante la cual se adelantarían todas las actividades necesarias para la Reversión de los bienes de la Concesión.