La Nación
Pescando un mejor futuro 1 29 septiembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Pescando un mejor futuro

A inicios de mes se sancionó una ley que además de llamativa, me resulta bastante garantista respecto de la población pescadora del país. Hago referencia a la Ley 2268 de 2022, por medio de la cual “se expiden normas para garantizar beneficios sociales focalizados a los pescadores artesanales, comerciales y de subsistencia”. En departamentos como el Huila, en donde la pesca artesanal y de subsistencia es una actividad de la cual viven muchas personas, este tipo de leyes ganan una importancia significativa, por las razones que se proceden a exponer.

Un primer punto a destacar de la nueva ley es la implementación de diversos mecanismos e instrumentos para formalizar, organizar y hacer seguimiento a la pesca artesanal y de subsistencia en el país. Así, por ejemplo, la ley implementa los Planes de Ordenamiento Pesquero, los cuales estarán a cargo de las entidades territoriales que desarrollen actividades pesqueras. En la elaboración de estos planes, se contará con la participación de representantes de las comunidades pesqueras. Aunado a lo anterior, la ley prevé el levantamiento de un censo nacional de pesca y acuicultura, proceso que será liderado por el DANE y por la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesa -AUANAP-. Dentro de las variables relevantes para la construcción del censo se tendrán en cuenta aspectos como: zona en la que se desarrolla la actividad, las especies que son capturadas y su grado de vulnerabilidad, composición familiar y sociodemográfica de la población pesquera, así como el acceso al mercado que tienen las comunidades pesqueras, para la comercialización de sus productos. Dentro de las medidas para facilitar y estimular la comercialización y exportación de los productos provenientes de la pesca artesanal, la ley dispuso la creación de un sello distintivo de pesca artesanal, el cual acreditará el origen y la calidad de los productos.

Finalmente, vale la pena destacar los mecanismos de protección social a la pesca artesanal creados por la ley. Un primer mecanismo, es la creación de un seguro de desempleo por veda, denominado SEDEVEDA, el cual es un mecanismo de protección al cesante diseñado para operar durante los periodos de veda. De forma complementaria, la ley establece la promoción de la afiliación a la seguridad social de los pescadores, así como la promoción de mecanismos de aseguramiento para los pescadores que desarrollan sus actividades en el mar. Al ser una ley que consagra mecanismos, instrumentos y estrategias orientados a la formalización y dignificación de las actividades pesqueras, es una ley con un futuro asegurado.