La Nación
Petro se lució en la ONU 1 2 diciembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Petro se lució en la ONU

Por primavera vez un jefe de Estado colombiano pronunció un discurso en la asamblea general de las Naciones Unidas que generó opinión e importante controversia con adhesiones y rechazos a nivel mundial. Fue una intervención improvisada (no leída), aunque muy bien planeada, confrontacional y sin el acostumbrado servilismo de nuestros expresidentes frente a los grandes poderes económicos y políticos del planeta, en la que denunció el fracaso de la guerra contra las drogas como también de la lucha contra el cambio climático. Dijo que los 40 años de guerra contra el narcotráfico sólo han dejado más de un millón de muertos en Latinoamérica y otros dos millones en Estados Unidos pero que cada día son más los adictos y que cada vez se recurre a drogas más perversas. Este no es un problema militar sino de salud que todos los gobiernos deben asumir como tal, especialmente después de experiencias universales como la de los propios E.U en la lucha contra el alcohol hace 100 años y la más reciente contra el tabaquismo, esa si eficaz a pesar de no incluir el componente armado.

Por su parte las campañas en favor de un medio ambiente sano, contra la contaminación, la deforestación, la economía carbonizada y petrolizada, no han logrado detener el incremento de la polución atmosférica y el calentamiento global que cada día trae peores incendios forestales, inundaciones más desastrosas y la mayor propagación de plagas y enfermedades como el dengue, el ébola, el chikungunya, el Covid y otras. El loco afán de lucro y enriquecimiento rápido que ha generado el actual modelo neoliberal están poniendo en serio riesgo la vida en nuestro planeta como lo han advertido los hombres de ciencia en todas partes. Los pactos internacionales como el Acuerdo de Paris de 2015, son incumplidos por muchos de los países firmantes conduciendo a la humanidad a una de sus más peligrosas crisis.

El presidente Petro, con la dignidad y autonomía que su poder presidencial le otorga, llama a todas las naciones a enfrentar el problema de la farmacodependencia como un problema de salud y no militar, tal como hoy se enfrenta el problema del alcoholismo y el tabaquismo, en los cuales se están logrando notorios avances. A su vez el freno al calentamiento global, que implica la preservación de nuestras selvas y bosques y el abandono de las fumigaciones con glifosato. Hay que recuperar la sabiduría de nuestras primeras civilizaciones como la Inca para la cual la coca era una planta casi que sagrada. Solo un ignorante como el expresidente Pastrana puede sindicar de narcotraficante al presidente Petro, por sus reflexiones en la ONU.