La Nación
Polémicas propuestas de la Anif, con poco respaldo 1 20 mayo, 2022
ECONOMÍA

Polémicas propuestas de la Anif, con poco respaldo

Hay opiniones divididas acerca de las medidas para hacerle frente al desempleo,  propuestas por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif.  

 

Analistas hablan para LA NACIÓN  acerca de las recientes proposiciones de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, encaminadas a reducir la tasa de desempleo(,) que en el trimestre   septiembre – noviembre del 2019 cerró en 9,8%, lo que significó un aumento de 0,7 puntos porcentuales frente al mismo trimestre de 2018 (9,1%).

Para el ex secretario de hacienda del Huila,  Carlos Eduardo Trujillo, lo planteado “es una medida desesperada”, y lo  esbozado por la Anif significaría una vulneración de derechos de los trabajadores.

Sostuvo que el salario mínimo, propuesto por el gobierno, “no es el más suficiente para que las familias puedan vivir. Y quitarles un derecho a los trabajadores no soluciona la generación de empleo.  Si bien es cierto, que el desempleo cerró de manera alta al año pasado, y sigue igual, habrá que buscar otros mecanismos, esperar a que el Estado genere obras de infraestructura grandes que permitan que las empresas hagan inversiones, se desarrollen actividades macro en el país”.

Figuran entre esas, la apertura de vías; infraestructura hospitalaria  y educativa;  soluciones de vivienda que acarrearía en mayor ocupación y dinamización económica, sostuvo.

En esa misma línea, para Carlos Harvey Salamanca Falla, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Surcolombiana, eliminar los intereses de las cesantías tampoco  sería la receta más acertada para frenar la creciente desocupación en el país.

Argumentó que “el empleado colombiano no está tan bien remunerado, particularmente en la población juvenil, para los jóvenes universitarios recién egresados, los sueldos no son los mejores. Emplearse termina siendo el camino que le hemos enseñado y en el que hoy desde el sector educativo estamos intentando cambiar porque entendemos que no es una retribución a todo lo que se ha invertido, en tiempo y dinero, en el proceso de formación académica”.

En ese sentido, desde la academia están propendiendo porque los universitarios de volqueen hacia los proyectos de emprendimiento y generen sus propios ingresos, pues las oportunidades laborales son escazas  “y cuando las encuentran son mal pagas”.

“El interés de las empresas es pagar menos y se tiene como excusa la competitividad, pero un empleado mal pago, es una persona insatisfecha y con menos capacidad de compra que desestimula el crecimiento de las ventas, y eso se vuelve entonces un círculo vicioso”, dijo el docente.

Tras el polémico comentario económico de la Anif, varios han sido los mandatarios que se han manifestado sobre la misma, entre ellos el presidente Iván Duque, quien aseguró mediante su cuenta de Twitter que las Cajas de Compensación se mantendrán.

“Son un mecanismo valioso para brindarle a los trabajadores oportunidades y servicios para mejorar su calidad de vida. Nuestro gobierno nunca respaldará propuestas que las debiliten o eliminen”, dijo.

“Trabajaremos por fortalecer sus beneficios a los colombianos” sostuvo.

 Declaraciones más duras envió la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, aseverando que “poco beneficio le hace a un centro de investigación serio como Anif, el que proponga eliminar las cajas de compensación y pagar un salario de miseria a los jóvenes de Colombia”. Pero dejó en el aire la idea de un posible ajuste a este mecanismo para mejorarlo.

**

Propuestas

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, Colombia debe apuntarle a una Reforma Laboral que incorpore continuar reduciendo los costos no salariales, en línea con lo logrado en la Ley 1607 de 2012 (eliminando el 4% de sobrecosto empresarial que representan las Cofamiliares).

Así mismo, debe eliminar los intereses de las cesantías (equivalentes al 1% del valor de la nómina), dado que sus inversiones en las administradoras de fondos de pensiones y cesantías ya reconocen intereses reales que han venido promediando un 3% anual en 2005-2018.

Como también, reducir los costos de enganche-despido, replicando lo logrado en España en 2012. Y atar el ajuste del salario mínimo a la regla universal, de manera que los incrementos reales no superen las ganancias en productividad laboral.

Para la Anif, el salario mínimo de Colombia es el segundo más alto de la región al compararse con países grandes, como  Chile.