La Nación
Pollo broster: mordiscos sabrosamente crocantes 1 24 junio, 2021
Buena vida

Pollo broster: mordiscos sabrosamente crocantes

Una Crispy Burger y una canasta de alitas apanadas en salsa Buffalo de Krosty-Chiken & Wings en la capital del Huila, conquistaron mi paladar.

 

La sensación crocante en el paladar siempre será un placer inentendible.

Dicen que el sonido afecta a la comida y cómo se percibe su sabor, y aunque suele ser uno de los sentidos más ignorados cuando se habla de gastronomía y muy rara vez se pone de ‘tú a tú’ con el gusto, el tacto o la vista, hay quienes afirman que el ruido o cómo suena un alimento al partirlo o morderlo son determinantes en la deliciosa experiencia de comer.

Mucho de cierto hay en este planteamiento porque cuanto más ruido hace un alimento cuando se muerde, más gusta. Bueno, al menos a mí me pasa y lo confirmé recientemente durante una visita a Krosty-Chiken & Wings en Neiva.

 

‘Crunch’ de sabor

La oferta gastronómica de Krosty-Chiken & Wings es variada, pero dos platos fueron los escogidos: una Crispy Burger y una canasta de alitas apanadas en salsa Buffalo. Me los sirvieron al tiempo.

Antojado por el manjar broster que puso sobre mi mesa Yinna, la simpática, eficiente y muy amable chica de atención al cliente, di el primer mordisco a la hamburguesa. Un ‘crunch’ hizo eco en mi boca y llegó de inmediato a mis oídos.

Luego de esa agradable sensación llegó el momento de deleitar a mis papilas gustativas.

En medio de los dos trozos de pan artesanal, muy bien horneado y fresco, reposaban un filete de pechuga perfectamente apanado, queso fundido y una buena porción de coleslaw (ensalada de repollo y zanahoria).

Pedí miel-mostaza y salsa barbecue para acompañar la hamburguesa, pero sinceramente no fue necesario. La jugosidad de la pechuga apanada, el aderezo dulzón de la ensalada y la sutil untuosidad del queso gratinado no permitieron, para mi gusto, la adición de ningún otro elemento. De haberlo hecho hubiese sacrificado el sabor de la Crispy Burger.

Hice una breve pausa para darle espacio a mi estómago.

Luego, me enfrenté a esa provocativa canasta de alitas apanadas en salsa Buffalo. El aroma me avisó que estarían ricas. Y así fue.

Con el primer mordisco supe que iba a disfrutar cada trozo.

Fueron 16 piezas de alas al estilo broster (también las ofrecen sin apanar) exquisitamente bañadas en la Buffalo, esa clásica salsa picante que tuvo su origen la ciudad homónima del estado de Nueva York y que, para fortuna de nuestros paladares, se extendió a través de la geografía mundial.

Su receta ha ido cambiando en algunas circunstancias y Krosty-Chiken & Wings tiene su propia versión que también está deliciosa y que se prepara justo en el momento de tomar el pedido.

Tiene como base una salsa de queso a la que se le añaden esos característicos toques picantes que sin lugar a dudas son la estrella del plato.

Las alitas crujientes se sirven mojadas con la salsa Buffalo y para terminar de realzar el sabor le espolvorean queso parmesano seco. Una porción de papas a la francesa acompaña la canasta. Para chuparse los dedos.

Pollo broster: mordiscos sabrosamente crocantes 7 24 junio, 2021
Crispy Burger

 

Pollo broster: mordiscos sabrosamente crocantes 8 24 junio, 2021
Alitas Buffalo.