La Nación
“Por la muerte de mi hija, alguien debe responder” 1 26 octubre, 2020
JUDICIAL

“Por la muerte de mi hija, alguien debe responder”

Como una presunta negligencia fue catalogado el momento del parto de una joven menor de edad, quien iba a dar a luz, pero su bebé murió. Pese a que la niña había fallecido, el Hospital ordenó el traslado en ambulancia a otro municipio.

 

Astrid Hernández Ospina

William Humberto Montilla, de 27 años de edad, es un desesperado padre que busca respuesta ante la inesperada muerte de su primogénita. Su esposa de 16 años de edad, con 38.2 semanas de gestación dio a luz a una bebé, que hasta el último monitoreo minutos antes del parto, tenía signos vitales; inexplicablemente cuando la menor nació, murió.

La humilde familia reside en la vereda Montesitos, zona rural de El Agrado, y desde allí se desplazó hasta el municipio en mención, para recibir atención médica en el Hospital San Antonio. Todo iba bien, la pareja llegó en horas de la madrugada, inicialmente la adolescente tenía 3 centímetros de dilatación y hasta el mediodía del sábado 15 de agosto, todo transcurría con normalidad, horas más tarde aumentó a 5 centímetros y de ahí no volvió a subir, por el contrario según William Humberto, su esposa inició con un sangrado que para él no era común, pero para los médicos era muy normal.

Horas más tarde, según el relato del hombre, la joven empezó a sangrar mucho más, el sangrado era abundante y pese a su insistencia para que fuera vista por un médico, solo atendieron su llamado horas más tarde, cuando una médica ordenó preparar la sala de parto.

“A mi hija la mataron al nacer”

“A mí me permitieron el ingreso a la sala, todo iba normal, mi esposa estaba en trabajo de parto, pero pese a que no entiendo de eso, yo sentía que algo no iba bien, la angustia de los médicos era notoria, habían inicialmente tres personas en la sala, pero con el pasar de un rato empezaron a llamar desesperadamente más personal. Hubo un momento en el que una enfermera se le subió encima a mi esposa, encima del estómago, le hizo fuerza, mucha fuerza, mientras otra doctora le daba instrucciones; minutos más tarde la niña nació, pero no sé porque me sacaron de la sala, y cuando vi por completo a mi hija, ya estaba muerta”, contó a LA NACIÓN William.

Según el acongojado hombre, él exigió una explicación, pedía ver a la niña, pero le negaron su solicitud, por el contrario la médica que atendió el parto ordenó el traslado en ambulancia para el Hospital de Garzón, situación que el padre no entendía, pues su bebé ya estaba muerta.

“Yo sabía que mi hija estaba muerta, una enfermera me lo dijo y yo me di cuenta, sin embargo del Hospital de El Agrado, me mandaron en ambulancia, con la bebé en una incubadora, haciéndome creer que ella iba viva, pero no era así, ella estaba muerta. Al llegar al Hospital de Garzón me confirmaron lo que ya sabía; la niña llegó sin signos vitales, entonces no entiendo, porque me remitían de un centro médico con la niña muerta en una ambulancia”.

Finalmente, la niña fue entregado a la familia, que se desplazó a su pueblo natal y allí permaneció con el cuerpo de la menor un día en la vivienda, hasta que el señor decidió colocar en conocimiento de las autoridades la situación, en vista de que en el Hospital al parecer no le dieron mayor importancia al tema.

Levantamiento

“La Sijin llegó hasta la vivienda donde se encontraba el cuerpo de mi hija, y procedió al respectivo levantamiento, pues en el Hospital no dieron aviso de la situación y solo me entregaron la niña y ya”.

De acuerdo al relato del padre afectado, su bebé presentaba algunos rasguños en el rostro, en un ojo, hematomas en diferentes partes del cuerpo, el lado derecho de la cabeza estaba flácido y según él, el ombligo estaba ‘arrancado’.

Por ahora, el caso ya está en manos de las autoridades, y en los próximos 25 días saldrá el resultado de la necropsia que a detalles indique cual fue la causa del deceso de la menor.

Mientras tanto, los padres que esperaban con ansias la llegada de su primera hija, exigen una solución, a lo que ellos llaman una negligencia, un mal procedimiento y la ocultación de información y la verdad en el proceder médico que inicialmente quiso hacer pasar como viva a un bebé que nació sin vida.

Finalmente, según la familia, el Hospital no entregó ninguna información respecto al caso y prefirieron no referirse al tema.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia